¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Durante 237 semanas, Maheen Taseer nunca perdió las esperanzas de que su esposo secuestrado regresaría

Maheen and Shahbaz. Photo courtesy Maheen and used with her permission.

Maheen y Shahbaz Taseer. Foto cortesía de Maheen Taseer y usada con su autorización.

El 4 de marzo de 2016 fue el último viernes que Maheen Taseer tuvo que pasar sin su esposo. Todo aquel que siguiera sus actualizaciones en Twitter o Facebook sabía que los viernes eran los días más difíciles de todos, pues en ese día de la semana su esposo fue secuestrado en Lahore, Pakistán. Habían estado casados apenas poco más de un año cuando ocurrió.

La larga espera de cinco años llegó a su fin el 8 de marzo, en el Día Internacional de la Mujer, cuando Shahbaz Taseer fue hallado en el pueblo de Kuchlak, cerca de Quetta, capital de la región paquistaní de Baluchistán.

Los informes dicen que Shahbaz estuvo retenido por militantes, aunque no está claro de qué grupo. Las circunstancias de su liberación también están en debate –si fue rescatado en una incursión de las autoridades o si fue liberado como parte de algún acuerdo.

Pero esta no es una historia de todo esto. Esta es una historia sobre el amor, la inimaginable pena y una feliz reunión para una familia que ha aguantado mucho.

‘Solamente ha habido una oración en mis labios’

Ya antes habían circulado rumores con respecto a la liberación de Shahbaz. Esta vez, cuando se dio a conocer la noticia, fue confirmada por el general Asim Bajwa, director general de Interservicios de Relaciones Públicas, la sección de relaciones públicas del ejército, a través de Twitter:

Fotos más recientes del señor Shahbaz Taseer tomadas en Quetta, a las 9:30 PM del 8 de marzo, está fuerte y saludable.

Al enterarse de la noticia, Maheen, esposa de Shahbaz, tuiteó la cantidad de días que su esposo estuvo desaparecido, con una corta plegaria en árabe que se recita normalmente para aliviar las penas:

237 semanas – No hay más dios que Alá, ¡Alabado Seas! I He actuado mal.

Shahbaz es hijo de Salmaan Taseer, exgobernador de la provincia de Punjab que fue asesinado por su propio guardaespaldas por su postura crítica en la ley de la blasfemia de Pakistán. Shahbaz fue secuestrado meses después del asesinato de su padre, y su dramática liberación llegó una semana después del ahorcamiento del asesino de su padre, Mumtaz Qadri.

La familia debió soportar dolorosas especulaciones e interminables preguntas, como en 2013, cuando algunos medios de comunicación informaron falsamente que Shahbaz había muerto en un ataque con drones.

Independientemente de los rumores, su madre Aamna y su esposa Maheen nunca perdieron las esperanzas:

Los medios y periódicos solamente imprimen historias falsas sobre nuestra familia y Shahbaz. Quisiera que hubiera algo de concepto de responsabilidad.

Todos los viernes, Maheen le pedía a las personas que rezaran por el regreso seguro de su esposo, compartía versos del Corán y publicaba citas que la animaban a seguir adelante y cartas de su padre. Cada semana tenía un número, y ese número aumentaba en todos los medios en donde publicaba sus pensamientos, semanas tras semana:

230 semanas – es también la semana de nuestra boda. Seis años y solamente pasamos uno juntos. Por muchos más con salud. Amén.

Mi valiente Shahbaz Taseer fue secuestrado en Laylatul Qadr hace cuatro años. Solamente ha habido una oración en mis labios. Que Alá nos escuche este año. Amén.

Hoy se cumplen 200 semanas que Shahbaz ha estado en cautiverio. Primer ayuno, primer sehri y primer viernes. Por favor, recen por él. Que Alá sea bondadoso.

Durante este largo periodo, Maheen estableció su marca de moda Maheen Ghani Taseer (MGT) y dedicó una colección entera a su esposo:

Nueva gama de colección “Vaillant”, palabra francesa que significa valiente, heroico y determinado. Dedicada a mi valiente Shahbaz Taseer.

Aamna, la madre de Shahbaz, tambén contó los días desde el secuestro de su hijo, a menudo publicando fotos de su niñez y rezando por su regreso a salvo:

De la pequeña bellota crece el poderoso roble. Que Alá esté contigo en esta dura prueba, Shahbaz Taseer, hijo mío.

‘El miedo te puede tener prisionero, la esperanza te puede liberar’

El general Bajwa publicó fotos de la reunión entre Shahbaz y sus seres queridos:

Shahbaz Taseer voló a Lahore, aterriza y se reúne con su familia.

En cuanto a Shahbaz, finalmente rompió su silencio público el 9 de marzo, cuando publicó un estado en la cuenta de Facebook de su esposa anunciando su regreso:

I dont know my facebook password. But good to be back dude!- shabby

No sé mi contraseña de Facebook. ¡Pero es bueno estar de vuelta, amigo! Shabby.

En Twitter, hizo su reaparición con una cita:

El miedo te puede tener prisionero, la esperanza te puede liberar – es bueno estar de regreso.

Según algunos informes, se dice que Shahbaz pagó 350 rupias (cerca de USD3.30) por una comida después de que sus secuestradores lo soltaron en un hotel de Kuchlak, Quetta. Shahbaz recurrió a Twitter para aclarar su posición con algo de su caracteristico humor (nehari es un plato local de salsa de carne): 

Solamente para estar claros… nunca comí nada por 350 rupias (cerca de USD3.30), la primera comida fue nehari.

Mira Sethi, amiga de la familia, escritora y actriz, expresó su alegría en una nota de Facebook:

My family and I met Shahbaz today. The story is his to tell. And it is a story that will inspire millions. But I will say one and two and three things: Shahbaz Taseer is a living, breathing, jokes-cracking, irony-appreciating, hope-giving, immensely lovable, resilient, intelligent, weathered, transcendent human being.

Shabby's return is the shedding of an old and hardened Pakistani cynicism. It is the embrace of an equally frenzied Pakistani hope.

It is the sloughing off of a psychological tiredness. It is the embrace of life.

It is also an understanding of the capriciousness of the State.

It is an appreciation of one man's courage, his father's legacy, his mother's love, his brothers’ loyalty, his sisters’ courage, his wife's grace, his friends’ endless, praying hope.

Mi familia y yo nos reunimos con Shahbaz hoy. Es él quien debe contar la historia. Y es una historia que inspirará a millones. Pero diré una, dos y tres cosas: Shahbaz Taseer es un ser humano que respira, que cuenta chistes, que aprecia la ironía, que da esperanza, inmensamente adorable, resiliente, inteligente, curtido, trascendente.

El regreso de Shabby es el derramamiento de un antiguo y endurecido cinismo paquistaní. Es el abrazo de la esperanza de una esperanza paquistaní igualmente delirante.

Es el cambio de un cansancio sicológico. Es el abrazo de vida.

También es la comprensión de la veleidad del Estado.

Es la apreciación del coraje de un hombre, el legado de su padre, el amor de su madre, la lealtad de sus hermanos, el coraje de sus hermanas, el coraje de su esposa, la inagotable esperanza de las oraciones de sus amigos.

Por su parte, Maheen no puede estar más feliz, escribe “Mi corazón está en casa, mashAllah”, y publica una foto en Facebook de ella abrazando a su esposo:

Screenshot of Maheen Taseer's Facebook post.

Captura de pantalla de la publicación de Maheen Taseer en Facebook.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.