¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Demolerla o no, la histórica mansión ‘Mille Fleurs’ de Trinidad y Tobago requiere de mucho trabajo

Mille Fleurs @ Port of Spain, Trinidad. Photo by Li Tsin Soon, used under a CC BY-NC-ND 2.0 license.

Mille Fleurs en Puerto España, Trinidad. Fuente: Li Tsin Soon, usada bajo licencia CC BY-NC-ND 2.0.

Tras años de abandono, Mille Fleurs (en francés significa “mil flores”), también conocida como la residencia Prada, probablemente colapse pronto. Esta mansión trinitense, que en el pasado fue elegante, es la tercera en un tramo de inmuebles que fueron creados en una serie de estilos arquitectónicos eclécticos y erigidos durante el periodo colonial. Conocidos también como los siete magníficos, estos imponentes edificios limitan al lado oeste con el Queen's Park Savannah en la capital, Puerto España, y son considerados como una fantástica atracción turística tanto para los lugareños como visitantes por igual.

Mille Fleurs, sin embargo, se encuentra en una condición deplorable – con pisos rotos y un techo galvanizado temporal – que bien podría no tener compostura. Otros edificios históricos en el país que necesitan urgentemente de una restauración son la Casa Presidencial, la Casa Roja (la sede anterior del Parlamento), Whitehall (utilizado, por tradición, como la oficina del primer ministro) y el Castillo de Stollmeyer, los cuales en conjunto representarán un costo de cientos de millones de dólares al gobierno, según un informe reciente.

Desde el año 2013, la previa administración de Asociación Popular se comprometió a restaurar el inmueble, luego que los ciudadanos cuestionaran la lamentable condición de la residencia, que data de principios del renacentismo francés. Según Clifton De Coteau, el exministro de Diversidad Nacional e Integración Social, el gabinete de turno aprobó setecientos mil dólares trinitenses (aproximadamente 110 000 USD) para la “estabilización de emergencia” del edificio. Incluso se fijó una fecha para finalizar la obra en marzo 2015. Pero, en lugar de ello, dejaron que Mille Fleurs se deteriorara aún más.

La periodista Judy Raymond al enterarse de la posibilidad que la residencia pudiera ser demolida tuiteó lo siguiente:

Trágico. Injustificable. ¿Por qué muchos gobiernos dejaron pasar tanto tiempo?

Según el reportaje de un periódico, “los encargados del proyecto del edificio indicaron que es probable que necesite ser completamente reconstruido”. No obstante, Ciudadanos por la conservación Trinidad y Tobago, una organización que aboga por la protección y preservación de muchos aspectos del patrimonio arquitectónico nacional, declaró lo contrario a través de una publicación reciente en su página de Facebook:

I wish to correct a statement made recently that Mille Fleurs may have to be demolished. The statement is extremely misguiding as Mille Fleurs’ demolition has never been discussed, neither is it considered warranted. The main structure is generally sound, but there may be parts of it that will need to be re-built.

Deseo corregir una declaración realizada recientemente sobre la posible demolición de Mille Fleurs. Esta es extremadamente errónea puesto que ese tema nunca ha sido discutido, tampoco se considera justificado. En términos generales, la estructura principal está en buena condición, sin embargo, existen ciertas partes de la misma que necesitarán ser reconstruidas.

El afamado maestro de obra George Brown construyó Mille Fleurs en 1904. Este inmueble cambió de dueños dos o tres veces hasta que, en 1979, el gobierno lo adquirió por aproximadamente un millón de dólares trinitenses (casi 154 000 USD al tipo de cambio actual). La propiedad no ha sido ocupada o restaurada por más de dos décadas y todavía no se ha tomado una decisión de si será o no demolida.

Pese a que el país atraviesa por una recesión desde los últimos meses del año pasado, la ministra de planificación, Camille Robinson-Regis, afirmó que “el gobierno estaba preparado para invertir en la reparación de las propiedades históricas”; además, criticó a la administración anterior por ignorar su responsabilidad con respecto a este asunto. Sin embargo, a algunos usuarios de Facebook les pareció extraño que el gobierno posea la solvencia para financiar este proyecto. Chris Arshad Hosein dejó un comentario con la siguiente pregunta:

I thought they say the treasury empty and that's why they can't utilize the Children's Hospitals or give laptops or scholarships? How they finding money to do all this? It's either they're lying about the treasury being empty or their priorities are way WAY off.

¿Creí que dijeron que la tesorería está vacía y, por esa razón, no pueden utilizar los hospitales infantiles o entregar computadoras portátiles o becas? ¿De dónde van a obtener los fondos para realizar todo esto? Nos están mintiendo sobre la tesorería o sus prioridades están completamente equivocadas.

Colin Providence argumentó lo siguiente:

what a sad state of affairs. Here it is we have a brand new hospital that we cannot occupy and our historic buildings are left to dilapidate. So focused was the last gove[r]nment on buying our favour that they neglected our legacy.

Qué lamentable esta situación. Aquí tenemos un nuevo hospital que no podemos ocupar y permiten que nuestros edificios históricos se deterioren. El gobierno anterior estuvo tan centrado en ganarse nuestro favor que descuidaron nuestro patrimonio.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.