¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Aunque lo parezca, el Tribunal Supremo de Bangladesh no respalda que el islam sea la religión estatal

Baitul Mukarram es la mezquita nacional de Bangladés, y está situada en Daca, capital del país. Imagen de Toufique E Joarder en Flickr, con licencia CC BY 2.0

Baitul Mukarram es la mezquita nacional de Bangladesh, y está situada en Daca, capital del país. Imagen de Toufique E Joarder en Flickr, con licencia CC BY 2.0.

El Tribunal Supremo de Bangladesh ha rechazado una petición presentada por un grupo de ciudadanos hace casi tres décadas para eliminar el islam como religión oficial del país, de mayoría musulmana, una disposición añadida en 1988 a la Constitución por el entonces presidente, el teniente general Hussain Muhammad Ershad.

El rechazo se debió un tecnicismo, no a la falta de pertinencia del caso. De hecho, el tribunal desestimó la petición en solo dos minutos, tras los que los jueces fallaron que el grupo de ciudadanos no estaba adecuadamente registrado, y por lo tanto no era legítimo.

No obstante, muchos ciudadanos de Bangladesh se apresuraron a celebrar el fallo por la falsa idea de que el tribunal había apoyado que el islam siguiera siendo la religión estatal, a la vez que las minorías religiosas y los pensadores laicos expresaban su enojo y frustración. Ciertos artículos en los medios internacionales tampoco ayudaron con su cobertura simplista y sensacionalista.

El bloguero Arifur Rahman intentó atajar la desinformación:

The petition was due to be heard on the bench formed of three justices, at the begining [sic], even before the actual content of the petition could be opened up for hearing, the judges deliberated on the admissibility.

It was found that the ‘locus standi’ (the right or capacity to bring an action or to appear in a court) was not met.

[…] Unfortunately, for both sides, this was kind of a draw. The battle did not even take place. The match was cancelled.

La petición debía verse en un tribunal formado por tres magistrados (…), incluso antes de que se conociera el contenido real de la petición, los jueces debían decidir si se admitía a trámite.

Se consideró que la «legitimación» (el derecho a interponer un recurso o a comparecer ante un tribunal) no se cumplía.

(…) Lamentablemente, para ambos bandos, esto es una especie de empate. La batalla no tuvo lugar. El partido se canceló.

Esta decisión deja abierta la posibilidad de que se presente otra petición y se produzca un debate real sobre el tema.

Religión, política y violencia

La población de Bangladesh es en un 90% musulmana, un 8% hindú, y en el 2% restante entran las demás religiones, entre ellas el cristianismo. En 2014, un estudio del Pew Research Center mostró que en 30 países, los jefes de estado debían pertenecer a una religión concreta. Bangladesh no estaba en esta lista, pero el país se encuentra entre los que tienen una religión estatal.

La tensión era alta antes de la decisión de los jueces. Después de que el tribunal anunciara que admitía a trámite la petición, algunos grupos religiosos amenazaron con colapsar el país a base de protestas si se sacaba al islam de la constitución. El partido religioso Jamaat-e-Islami convocó una huelga general en todo el país.

Allama Junaid Babunagari, secretario general de Hefazat-e-Islam, un partido islamista radical de Bangladesh, declaró que si se eliminaba el islam de la constitución, millones de musulmanes iniciarían una guerra santa en el país para reinstaurarlo. Este era su argumento:

“ফুল অনেক আছে, কিন্তু জাতীয় ফুল শাপলা। মাছ অনেক আছে, কিন্তু জাতীয় মাছ ইলিশ। ফল অনেক আছে, কিন্তু জাতীয় ফল কাঁঠাল। ভাষা অনেক আছে কিন্তু আমাদের জাতীয় ভাষা বাংলা। তাহলে ধর্ম অনেক থাকলেও রাষ্ট্রধর্ম কেন ইসলাম হবে না”?

Hay muchas flores, pero la flor nacional de Bangladesh es el nenúfar. Hay muchos peces, pero el pez nacional es el sábalo. Hay muchas frutas, pero la fruta nacional es la yaca. Hay muchas lenguas, pero nuestra lengua nacional es el bengalí. Por tanto, si hay muchas religiones, ¿por qué no puede el islam ser nuestra religión estatal?

Aunque Bangladesh tiene una religión estatal, también protege la libertad de culto. El artículo 41 de la parte III de la Constitución bangladesí, que se ocupa de los derechos fundamentales, establece que todos los ciudadanos tienen libertad para profesar, practicar o propagar cualquier religión, y que las comunidades religiosas son libres de asentarse y promover sus instituciones.

No obstante, en los últimos tiempos, el tratamiento del gobierno al pensamiento no islámico no parece cumplir con ese ideal. Seis escritores bangladesíes laicos han sido asesinados desde 2013, y las autoridades no han tomado medidas de peso para impedir que los extremistas pongan en su punto de mira a los que cuestionan el islam. Al mismo tiempo, en los últimos años se ha producido una serie de ataques contra extranjeros y minorías religiosas, la mayor parte de los cuales han sido reivindicados por el ISIS.

La larga historia del laicismo en la Constitución de Bangladesh

En realidad, la laicidad era uno de los cuatro principios fundamentales de la Constitución de Bangladesh de 1972, promulgada después de que el país se liberara de Pakistán en diciembre de 1971. El jefe militar Ziaur Rahman obtuvo el poder en 1975 por medio de un golpe de estado, y su gobierno acabó con el principio de laicismo en 1979 al aprobar la 5ª enmienda a la Constitución de Bangladesh, en la que se proclama que «la base de cualquier acción debe ser una confianza y una fe absoluta en Alá Todopoderoso».

Otro gobernante militar, el general Hussain Muhammad Ershad, X presidente de Bangladesh, siguió el mismo camino, insertando el artículo 2A en la 8ª enmienda a la Constitución, que dice:

The state religion of the Republic is Islam, but the State shall ensure equal status and equal right in the practice of the Hindu, Buddhist, Christian and other religions.

La religión estatal de la República es el islam, pero el estado debe garantizar el mismo estatus y los mismos derechos a la práctica del hinduismo, budismo, cristianismo y otras religiones.

El gobierno militar utilizó la 8ª enmienda y el sentimiento religioso de la gente para silenciar un levantamiento popular en 1988.

Ese mismo año, un grupo de 15 eminentes bangladesíes que se autodenominaron Comité de Oposición a la Autocracia y al Comunalismo Religioso presentó la petición, cuestionando la enmienda a la constitución que da al islam la condición de religión estatal. Pero su petición estuvo paralizada durante años.

En 2010, después de que llegara al poder el actual gobierno de la Liga Awami, un tribunal bangladesí declaró ilegal la 5ª enmienda a la Constitución, restaurando el principio de laicidad, dictamen que se formalizó con la aprobación de la 15ª enmienda a la constitución en 2011, que abolió muchos aspectos de la 5ª enmienda. No obstante, el artículo 2A, que consagra el islam como religión estatal, se mantuvo intacto.

Después de casi dos décadas, la petición se reactivó en 2011, pero tuvieron que pasar cinco años más antes de que el tribunal la pusiera en marcha.

«Este no es el final»

En la Red, muchos internautas defienden o se muestran indiferentes ante la idea de tener una religión estatal, mientras que otros piensan que tenerla es incompatible con un estado moderno. En Facebook, el usuario Helal Mohiuddin argumentó que una religión estatal no tenía ninguna importancia:

একবিংশ শতকে কোনো দেশের সংবিধানেই রাষ্ট্রধর্ম বা সেকুলারিজম বলে কিছু থাকা বা না-থাকায় কাঁচকলাটিও আসে যায়না। রাষ্ট্রধর্ম থাকলে এই লাভ হবে, সেক্যুলারিজম না থাকলে সেই ক্ষতি হবে জাতীয় ভীতি-আশঙ্কাগুলো কিছু চিন্তকের পঞ্চাশ-ষাট দশকে আটকে থাকা তাত্ত্বিক ও আদর্শিক হ্যাংওভার মাত্র! নিতান্তই অমূলক অহেতুক ঘোর-তমসা!

En el siglo XXI no importa si la Constitución tiene el sello de una religión del estado o menciona el laicismo. «Si tenemos religión estatal ganaremos esto» «Si la constitución es laica, perderemos esto otro»… ese tipo de conceptos y miedos no son más que viejas teorías y resacas ideológicas. Es inútil embrutecerse por nada.

Por otra parte, el bloguero Nisshongo Bios hablaba así en su blog Choturmatrik:

রাষ্ট্রের যদি রাষ্ট্রভাষা থাকতে পারে তবে রাষ্ট্রধর্ম থাকলে সমস্যাটা কোথায়? রাষ্ট্রধর্ম ইসলাম হলে অন্য ধর্মাবলম্বী কিংবা ধর্মহীন নাগরিকদের প্রতি বৈষম্য করা হয়। দেশে এমন অনেক জনগোষ্ঠী আছে যাদের মাতৃভাষা বাংলা নয়? তাহলে রাষ্ট্রভাষা হিসেবে বাংলাকে স্বীকৃতি দিলেও কি একইভাবে তাদের প্রতি বৈষম্য করা হয় না? শুধু সংবিধানে ধর্মনিরপেক্ষতার কথা লেখা থাকলেই কি দেশ অসাম্প্রদায়িক হয়ে যাবে?

Si el estado tiene un idioma estatal, ¿qué tiene de malo una religión estatal? Si el argumento es que el islam discrimina a la gente de otras religiones, también hay personas de otras etnias, no solo bengalíes. ¿Por qué no se les discrimina, puesto que el bengalí es nuestra lengua nacional? Si hacemos que la Constitución sea laica, ¿se convertirá en laico todo el país?

Nazia Afrin escribió en un editorial para el portal de noticias NTV que tener una religión estatal y al mismo tiempo proteger la libertad de culto es una forma de apaciguar a la gente de todo el espectro religioso:

বাংলাদেশের সংবিধানে রাষ্ট্রধর্ম হিসেবে রাষ্ট্রধর্ম থাকা না-থাকাটা একটি আপেক্ষিক ব্যাপার। ‘ইসলাম’ যেমন রাষ্ট্রধর্ম আছে, তেমনি এটাও পরিষ্কার উল্লেখ আছে যে দেশটিতে সব ধর্মের মানুষের অধিকার ও নিরাপত্তা সমান। ফলে এটা থাকায় সমাজের একটি ধর্মান্ধ অংশ আত্মতুষ্টিতে ভোগে, কিন্তু আইনের বিচারে সেটা তাদের কোনো বাড়তি সুবিধা দেয় না। সবচেয়ে বড় ব্যাপার হচ্ছে, রাষ্ট্রধর্ম থাকা বাংলাদেশে কোনো ধর্মভিত্তিক দল স্বাধীনতার পর আজ অবধি এককভাবে ক্ষমতায় আসতে পারেনি। ভবিষ্যতে পারবে এমন কোনো ইঙ্গিতও নেই।

El tema de la religión estatal en la Constitución de Bangladesh es un asunto relativo. En la Constitución se señala el islam como religión del estado, y también se garantiza igualdad de derechos y seguridad a las demás religiones. Estas menciones tranquilizan a los fundamentalistas de la sociedad, pero la ley no les concede ningún privilegio. Lo importante es que a pesar de que exista una religión estatal, no pueda llegar al poder ningún partido religioso consiguiendo la mayoría con los votos de la gente. No hay indicios de que esto pueda suceder en el futuro.

No obstante, el bloguero Mohammad Jane-e-Alam afirma que el hecho de que Bangladesh se deshaga de su religión estatal solo es una cuestión de tiempo:

আদালতের এ আদেশে, অর্থাৎ মামলা খারিজের কারণে যারা উদ্বাহু নৃত্য করছেন-তাদের বলি-এ কিন্তু শেষ নয়। সমাজ-সভ্যতার ক্রমবিকাশের ইতিহাসের দিকে তাকালে আমরা দেখতে পাব, অগ্রগতির চাকাকে কখনো কখনো পেছনে টানা যায়-কিন্ত তা সাময়িক-চুড়ান্ত বিচারে সমাজ এগিয়েই চলেই । আজকের যুগে এগিয়ে যেতে হলে, উন্নত সমাজ গড়তে হলে,মানবাধিকার সংরক্ষণ, সুশাসন, অর্থনৈতিক উন্নয়ন অগ্রগতি অর্জন করতে হলে, আধুনিক রাষ্ট্র ব্যবস্থার কোন বিকল্প নেই। বিজ্ঞান ভিত্তিক সেকু্লার রাষ্ট্র ছাড়া কোন রাষ্ট্র আধুনিক রাষ্ট্র হয়ে ওঠতে পারে না।

A los que tanto se alegran de que el Tribunal Supremo haya desestimado la petición, les digo que este no es el final. Si observamos el progreso de la sociedad y la civilización, está claro que a veces se puede retener la rueda del progreso, pero eso no impide que la sociedad siga avanzando. En esta época, si se quiere desarrollar una sociedad progresista, asegurar los derechos humanos y el respeto a la ley, y lograr el progreso económico, la única alternativa es un estado moderno. Sin ser un país científico y laico, ningún país puede ser un estado moderno.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.