¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Caos por la restricción al uso de automóviles en la Ciudad de México

Tráfico en la Ciudad de México. Foto del usuario Flickr Christian Campbell. Usada bajo licencia CC 2.0

Tráfico en la Ciudad de México. Foto del usuario Flickr Christian Campbell. Usada bajo licencia CC 2.0

La elevada contaminación ambiental en la Ciudad de México – ubicada en el número 10 del conteo de las ciudades más contaminadas del mundo según Deutsche Welle – particularmente aquella derivada de las emisiones de vehículos automotores, ha causado una serie de impopulares medidas paliativas por parte del gobierno entre las que destaca la restricción a la circulación de automóviles.

El Valle de México, región en la que se ubican la capital y municipios de Hidalgo, Morelos, Puebla y el Estado de México, se encuentra densamente poblado (en el año 2005 era de 20.54 millones de habitantes). Su situación geográfica es también una agravante, ya que es una gran cuenca rodeada por el volcán Popocatépetl, de 5.500 metros de altura y otros cerros de gran altura. Aunado a ello, según la estadística oficial, tan solo en la capital hay 4.5 millones de vehículos de motor registrados (sin contar motocicletas), es decir 41 vehículos por cada 100 habitantes, aproximadamente.

Esta cantidad de automotores genera emisiones contaminantes de difícil dispersión, lo que conlleva a niveles elevados de ozono que repercuten en mala calidad del aire, baja visibilidad y riesgos a la salud. El gobierno creó en 2013 la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAMe) para hacer frente a la problemática y coordinar los esfuerzos de las entidades federativas que se sitúan en el Valle de México.

A últimas fechas, específicamente a mediados de marzo y principios de abril de 2016, la calidad del aire decayó de forma considerable, llevando a la CAMe a declarar contingencia ambiental y a retomar un programa concebido en los años noventa llamado “Hoy No Circula”, que implica restringir la utilización de los automóviles particulares un día por semana (dos días, en situaciones graves) dependiendo del color de sticker (engomado, como dicen los capitalinos) que es designado de acuerdo a la terminación de los números de placa.

La restitución del “Hoy No Circula” ha traído una animadversión aparentemente unánime contra la CAMe y en especial contra el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera. Los capitalinos han utilizado Twitter para expresar su cólera.

El usuario Enrique Sandoval compartió este meme, en el que se aprecia a Mancera dentro de uno de los helicópteros en los que usualmente viaja:

María Andrea solicitó la dimisión del Jefe de Gobierno:

El usuario Mr. Catastrophe se ha aventurado a decir quiénes son los que se encuentran a favor del “Hoy No Circula”:

Transportistas bloquearon dos autopistas quejándose de no poder ingresar a la ciudad porque sus unidades no cuentan con el permiso para circular.

Por su parte, Raúl O’ compartió una de las razones que los taxistas de la ciudad tienen para no oponerse a la medida:

¿Y el transporte público?

La contingencia ambiental de estas semanas, ha evidenciado la insuficiencia del transporte público en la capital.

Débora Estrella compartió las siguientes imágenes:

La restricción a la circulación y el precario servicio que ofrece el Metro y otros medios de transporte público, orillaron a las personas con acceso a tecnología y tarjetas de crédito (que no son mayoría) a utilizar el servicio de autos particulares Uber – el cual ha ya sido fustigado por los taxistas tradicionales de la ciudad. La alta demanda llevó a Uber a ajustar sus precios al alza, provocando también la ira de los capitalinos.

La cuenta Los Simpsons MX ejemplificó la conducta de Uber con este GIF:

Leo Zuckermann incluso describió las tácticas de Uber como prácticas monopólicas, en su queja por el aumento de tarifas:

El decreto de contingencia ambiental y la obligación gubernamental de parar tantos coches generó una práctica monopólica de Uber. El asunto nada tiene que ver con la moral del servicio, sino con una predecible conducta racional para capturar rentas extraordinarias. Vaya que los mexicanos sabemos al respecto: cuántas veces nos han exprimido a los consumidores dinero extra las empresas monopólicas con la complacencia del Estado.

El diario El Universal informó que según lo dicho por el Jefe de Gobierno, los abusos de Uber no continuarán y serán regulados por su administración.

No obstante los elevados índices de contaminación, muchos capitalinos se aferran a utilizar su automóvil y se rehúsan a cambiarlo por las bicicletas de uso temporal que están disponibles en algunas zonas de la ciudad, como se muestra en la siguiente imagen.

Bicicletas para uso público, disponibles porque los capitalinos prefieren el automóvil aún en los días de #ContingenciaAmbiental. Imagen del autor.

Bicicletas para uso público, disponibles porque los capitalinos prefieren el automóvil aún en los días de #ContingenciaAmbiental. Imagen del autor.

Una disposición transitoria

El hecho de que en el mundo se le considere a la Ciudad de México menos contaminada que Delhi, Karachi o Beijing, pudiere responder a factores legales, como ha apuntado la organización no gubernamental española Inspiraction:

El problema de la contaminación del aire en México se debe sobre todo a la falta de estándares de control de estas partículas apropiados para evitar los posibles riesgos en la salud de los ciudadanos. Las normas oficiales mexicanas respecto a los límites de partículas contaminantes ambiental están desactualizadas y son bastante permisivas en comparación a las recomendaciones de la OMS.

Por su parte, Sergio Sarmiento, cuya opinión fue retomada en el sitio Politikkon, ha cuestionado la eficiencia del “Hoy No Circula”:

El retiro de un millón de vehículos de la circulación ayer no redujo ni la congestión ni la contaminación. Una vez más se demuestra que el Hoy No Circula no sirve más que para hacerle la vida difícil a la gente que trabaja.

Las medidas adoptadas por la CAMe para buscar paliar la abrumadora contaminación al ambiente estarán vigentes hasta junio de 2016 ¿serán efectivas? ¿se acostumbrarán los capitalinos a ellas? Retomaremos este tema entonces para conocer las respuestas.

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.