¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Los jamaiquinos adoptan un enfoque precavido ante los nuevos líderes políticos

Jamaica's new Minister of Foreign Affairs and Foreign Trade, Kamina Johnson Smith (left); and Attorney General Marlene Malahoo Forte (centre) speaking with Rwandan Member of Parliament Juliana Kantengwa during the Jamaica-Rwanda Exchange at the University of the West Indies Mona campus in November, 2015. Photo by Emma Lewis, used with permission.

La nueva ministra de Asuntos Exteriores y Comercio Exterior de Jamaica, Kamina Johnson Smith (izquierda), y la Fiscal General Marlene Malahoo Forte (centro) hablan con una parlamentaria de Ruanda, Juliana Kantengwa, durante el Intercambio entre Jamaica y Ruanda en el campus Mona de la Universidad de las Indias Occidentales en noviembre de 2015. Foto de Emma Lewis, usada con permiso.

Aunque el primer ministro más joven de la historia de Jamaica, Andrew Holness, de 43 años, se ha puesto a trabajar con su recién nombrado Consejo de Ministros, sus elecciones para este órgano todavía no son seguras. Como señaló Emily Shields, presentadora de un popular programa radial de entrevistas, su administración está en dificultades – gracias al estrecho margen de victoria de 32:31 del oficialismo, el Partido Laborista de Jamaica, cualquiera que haya quedado afuera durante el proceso de selección podría cambiar de bando y forzar elecciones.

El 7 de marzo, la administración dio a conocer sus 14 ministerios y 18 funcionarios con rango asimilable al de ministro. El aspecto más sorprendente de esta administración con una nueva imagen es que la Oficina del Primer Ministro ha absorbido una gran cantidad de ministerios importantes que antes eran independientes.

Además de ser primer ministro, Holness es ministro de Defensa y de Crecimiento Económico y Creación de Empleo. El anterior ministerio de Tierra, Medio Ambiente y Cambio Climático y las carteras de Vivienda, Agua y Trabajo también se situarán bajo el amplio paraguas del primer ministro. Tres ministros sin cartera (ministros que no dirigen un ministerio concreto) también han sido designados para ayudar a gestionar la concentración de responsabilidades.

Esto parece ser un paso atrevido y sin precedentes y queda por ver si vale la pena. Los jamaiquinos tienen puntos de vista diferentes sobre la puesta en marcha así como sobre los nombramientos.

Los ojos en el medio ambiente

Los ecologistas han expresado su preocupación de que, con la presión de generar crecimiento y empleo (el crecimiento en el último trimestre fue de tan solo un 0,6%), las cuestiones medioambientales se barran bajo la alfombra sin un ministerio específico. El científico marino Peter Edwards blogueó:

Conspicuously absent in the list of Ministerial Portfolios is any mention of Environment, Sustainable Development or Climate Change. This is somewhat concerning given that page 31 of the JLP’s manifesto was dedicated to Environment and Climate Change. […]

[…] I would implore the government to please end the cycle of paying lip service to the environment. If indeed it will be housed in the [Office of the Prime Minister] then it needs to be applied across all portfolios not just Land, Housing and Water. Jamaica cannot achieve sustainable economic development without embedding Environmental Best Practices across all government agencies. One could argue that the environmental portfolio warrants its own Super Ministry but since this will not be the case how about each ministry having its own Environmental Unit, Office or Directorate?

Brilla por su ausencia en la lista de carteras ministeriales cualquier mención al Medio Ambiente, el Desarrollo Sostenible o el Cambio Climático. Esto es algo preocupante dado que la página 31 del manifiesto del JLP estaba dedicado al Medio Ambiente y al Cambio Climático.
[…]

[…] Le imploraría al gobierno que por favor pusiera fin al ciclo de fingir preocupación por el medio ambiente. Si va a quedar bajo la órbita de [la Oficina del Primer Ministro] entonces necesita aplicarse a través de todas las carteras no solo la de Tierra, Vivienda y Agua. Jamaica no puede lograr un desarrollo económico sostenible sin incorporar Buenas Prácticas Medioambientales a través de todas las agencias del gobierno. Se podría argumentar que la cartera ambiental justifica su propio Superministerio pero ya que este no va a ser el caso ¿qué tal si cada Ministerio tuviera su propia Unidad, Oficina o Directorio ambiental?

Andrew Holness, Prime Minister of Jamaica. Photo by The Commonwealth, used under a CC BY-NC-ND 2.0 license.

Andrew Holness, primer ministro de Jamaica. Foto de The Comonwealth, usada bajo licencia CC BY-NC-ND 2.0.

Mujeres colocadas en posiciones clave

El nombramiento de dos mujeres para puestos ministeriales de alto nivel también ha generado comentarios y la aprobación general. La astuta senadora Kamina Johnson Smith es la primera ministra de Jamaica de Asuntos Exteriores y Comercio Exterior. Compartió un video de YouTube sobre su “primera semana de trabajo” en el ministerio a través de su activa página de Facebook. Los jamaiquinos parecen apreciar sus esfuerzos de participación en las redes sociales. Como un comentarista escribió:

 

 

 

 

Keeping us up to date with the happenings -now that's transparency and accountability! fantastic start!

Nos mantiene al tanto de los acontecimientos – ¡Esto sí es transparencia y responsabilidad! ¡Fantástico comienzo!

Johnson Smith está en buena compañía: Marlene Malahoo Forte, miembro del programa Yale World Fellow y ex jueza, es la segunda fiscal general de Jamaica.

Sus nombramientos llegan después de que la Cámara Baja de la legislatura viera aumentar el número de mujeres de un 13% a un 17% después de las elecciones, según la organización 51% Coalition que trabaja por los derechos de las mujeres – aunque todavía son cifras bajas, se trata de un pequeño paso en la dirección correcta.

Un papel para la juventud

Dado el énfasis puesto durante la campaña por el partido Laborista de Jamaica en la juventud, la activista juvenil Kemesha Kelly en su blog manifestó su aprobación ante la reorganización de los Ministerios de Educación y Juventud:

I am happy that the ministerial portfolios of Education and Youth have been placed together once again. If for no other reason, it gives me hope that the fire in the student movement will be rekindled and students’ participation in school governance will be secured.

Estoy contenta de que las carteras ministeriales de Educación y Juventud se hayan vuelto a unir. Por lo menos me da esperanza para que se reavive el fuego en el movimiento estudiantil y se garantice la participación estudiantil en el gobierno escolar.

El ministro más joven en la historia de Jamaica, el Ministro de Estado, Floyd Green, de 34 años, también mostró en Twitter su apoyo a los líderes estudiantiles:

Sé lo difícil que puede ser ofrecerse para el liderazgo estudiantil, pero enseña lecciones de gran valor…lecciones para toda la vida.

La concentración de ministerios ‘es inaudita’

Algunos jamaiquinos expresaron su desacuerdo con el nuevo mega-ministerio del primer ministro. Una mujer, en una carta al periódico Jamaica Observer, afirmó:

The ministers without portfolio have no real strategic power, but are implementers or mere managers. All strategic and policy power rests in, is rolled up into, and must be approved by Andrew Holness, the minister with the portfolios.

Additionally, outside of the traditional departments/agencies for defence and the Cabinet, Andrew Holness now controls departments with large budget allocations and reach. He has more combined ministries, departments and agencies under him compared to his other ministers with portfolio. That is unheard of, except in Cuba, Russia or China. Could the prime minister tell Jamaicans why he has given himself so much power? Does he understand that in doing so he has created a communist-style governance structure? How can Jamaicans be assured that he will not use this large concentration of power to his advantage?

Los ministros sin cartera no tienen poder estratégico real, sino que son ejecutores o gestores menores. Todo el poder estratégico y de política reside en Andrew Holness y debe ser aprobado por este, el ministro con las carteras.

Además, fuera de los departamentos y las agencias tradicionales de defensa y el Consejo de Ministros, Andrew Holness ahora controla departamentos con grandes asignaciones presupuestarias y alcance. Tiene más ministerios, departamentos y agencias bajo él que sus otros ministros con cartera. Esto es inaudito, salvo en Cuba, Rusia o China. ¿Podría el primer ministro contar a los jamaiquinos por qué se ha dado a sí mismo tanto poder? ¿Se da cuenta de que al hacerlo ha creado una estructura de gobierno al estilo comunista? ¿Cómo pueden los jamaiquinos estar seguros de que no usará esta gran concentración de poder en su beneficio?

‘Votar basándose en las cuestiones importantes se ha convertido en una nueva norma’

La nueva administración ha mostrado signos de mayor apertura, transparencia y de mayor accesibilidad a los medios de comunicación, y más funcionarios están tomando conciencia de la necesidad de comunicarse a través de los medios sociales. Esto contrasta con el anterior gobierno del Partido Nacional del Pueblo (PNP); la anterior primera ministra Portia Simpson Miller fue generalmente cautelosa con las entrevistas en los medios y los tuits poco frecuentes.

Excepcionalmente, el primer ministro Holness invitó a los medios a asistir a una parte de su primera reunión con el Consejo de Ministros; los detalles de estas deliberaciones semanales siempre han sido secretas, pero seguidas de una rueda de prensa.

El nuevo ministro de educación, juventud e información, el senador Ruel Reid (anterior director de una destacada escuela secundaria para chicos), se abrió una cuenta de Twitter hace unos días y tuiteó desde la reunión:

ESTÁ PASANDO AHORA: el primer ministro Andrew Holness aborda la primera reunión del Consejo de Ministros de la nueva administración del JLP.

La buena comunicación sobre los asuntos – sobre todo a través de los medios de comunicación sociales, aunque la influencia de Facebook y Twitter puede haber sido sobreenfatizada – fue ampliamente considerada como uno de los factores clave que contribuyeron al éxito del partido de Holness en las encuestas.

Los otros fueron la clara apelación a la juventud por parte del partido y un aparente reconocimiento de que los tiempos están cambiando.

Como el joven bloguero y estratega de relaciones públicas CorveDaCosta señaló:

On the contrary, the new voter in Jamaica will not vote because of loyalty to a party or what you have accomplished. What’s next is what they ask!..The new voter in Jamaica is screaming “I am forever undecided” — being resolute and bolstered in the belief that on both sides in Gordon House [Jamaican Parliament] there is good and voting issues-based has become the new standard.

The new voter wants Jamaica first, party last.

Por el contrario, el nuevo votante en Jamaica no votará por la lealtad a un partido o por lo que hayas logrado. ¡Lo siguiente es lo que piden! El nuevo votante en Jamaica está gritando “Estoy eternamente indeciso” – cree firmemente que en ambos lados de Gordon House [el Parlamento jamaiquino] hay cosas buenas y votar basándose en las cuestiones importantes se ha convertido en una nueva norma.

El nuevo votante quiere primero Jamaica, después el partido.

Con el Consejo de Ministros en marcha, la administración Holness puede ahora ponerse a gobernar. Pero como CorveDaCosta dijo acerca de la votación, muchos jamaiquinos no juzgarán la actuación del nuevo gobierno basándose en la lealtad al partido. Además, si se une un electorado cada vez más exigente y crítico con su mayoría ultra-estrecha el resultado es una probablemente corta luna de miel para la administración del Partido Laborista de Jamaica.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.