¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Se prohíbe a la policía moscovita discutir asuntos laborales en los medios sociales

Photo of Russian police officers, 2013, by Vitaly V. Kuzmin on Wikimedia Commons, CC BY-SA 3.0.

Foto de oficiales de policía rusos, 2013, realizada por Vitaly V. Kuzmin en Wikimedia Commons, CC BY-SA 3.0.

A los oficiales de policía de la capital rusa se les ha prohibido oficialmente ahora intercambiar información laboral en las redes sociales y aplicaciones de mensajería. Los agentes del orden insisten en que todas las comunicaciones internas deberían hacerse en redes seguras mediante el uso de herramientas internas protegidas.

Rossiyskaya Gazeta, el canal de noticias oficiales del gobierno ruso, informa que la publicación de cualquier noticia relacionada con la actividad profesional de las fuerzas del orden moscovitas está prohibida en redes sociales como VKontakte, Odnoklassniki, Facebook, Instagram o Twitter, Además, las aplicaciones de mensajería personal, tales como Telegram, Viber, WhatsApp y el software de videoconferencia y voz IP Skype, están también en la lista de plataformas donde la policía ya no puede hablar de su trabajo.

No obstante, los oficiales de policía de la ciudad tienen todavía permiso para la comunicación personal en estas plataformas y aplicaciones, según el informe.

Todas las discusiones laborales así como cualquier escrito o documento solo pueden intercambiarse ahora mediante el sistema de correo electrónico oficial del Ministerio del Interior que, según el mando de la policía de la capital, tiene “los más altos niveles” de seguridad y protección de datos.

Rossiykaya Gazeta menciona que los oficiales de policía a menudo prefieren la comunicación tecnológica comercial porque es más eficiente, rápida y sencilla de utilizar. Un ejemplo es el de los oficiales de policía de patrulla, quienes suelen utilizas las redes sociales y sus funciones de mensajería en vez de las frecuencias de radio específicas o conexiones seguras para intercambiar datos actualizados de accidentes de tráfico y otros incidentes.

В столичном полицейском главке подчеркнули, что полиция — не общественная организация, служебной информацией сотрудники должны обмениваться через закрытую сеть, которая определенным образом защищена. Когда они начинают слать служебные документы через бытовые соцсети, мессенджеры — это неправильно.

La Dirección de Policía de la capital ha señalado que el cuerpo de policía no es una organización de la sociedad civil, y que por tanto sus empleados deberían intercambiar información en una red cerrada, una que esté debidamente protegida y asegurada. Cuando envían documentos laborales a través de las redes sociales ordinarias o servicios de mensajería, eso no es correcto.

En enero de 2016, un legislador ruso sugirió que todos los ciudadanos rusos deberían tener prohibido por ley, en el lugar de trabajo, el uso de las redes sociales y servicios de mensajería para asegurar una mejor disciplina de trabajo, pero no brindó claros mecanismos para regular tales restricciones, tanto para organismos estatales como empresas privadas. El proyecto de ley no provocó mucho entusiasmo y su destino es actualmente desconocido.

Los funcionarios públicos rusos han estado meditando sobre varias restricciones a las aplicaciones de mensajería durante algún tiempo. En junio de 2015, Alexandr Zharov, director del Servicio Federal de Supervisión de las Telecomunicaciones, Tecnologías de la Información y Medios de Comunicación Roscomnadzor, sugirió que Rusia debería desarrollar su propio servicio de mensajería de texto nacional en vez de confiar en aplicaciones extranjeras, como parte de su estrategia de sustitución de importaciones del país.

En noviembre de 2015, el legislador ruso Alexandr Ageyev pidió al servicio de seguridad del estado (FSB) considerar el bloqueo de la aplicación de mensajería Telegram porque estaba “siendo utilizada activamente por terroristas del Estado Islámico (ISIS) para distribuir contenido extremista” y había “ignorado las quejas de los usuarios sobre dicho contenido”. Como respuesta, el ministro de Comunicaciones ruso, Nikolai Nikiforov, habló en defensa de Telegram y dijo que las autoridades no deberían bloquear aplicaciones sino que deberían “identificar y procesar a aquellos que llevan acabo una actividad ilegal”.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.