¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Puerto Rico también está implicado en los “Panama Papers”

Sector financiero de San Juan, ciudad capital de Puerto Rico.

El sector financiero de San Juan, ciudad capital de Puerto Rico, popularmente conocido como la Milla de Oro, ha sentido también las repercusiones de la filtración de documentos del bufete panameño Mossack Fonseca. Imagen tomada por Thief12/Carlo Giovanetti y subida a Wikimedia Commons. Utilizada bajo licencia CC BY-SA 3.0.

Puerto Rico no es ajeno al escándalo destapado por la filtración de documentos del bufete panameño Mossack Fonseca que ha involucrado a un número grande de personas en los altos estratos socioeconómicos del mundo.

El Centro de Periodismo Investigativo logró identificar varios clientes del bufete panameño Mossack Fonseca en Puerto Rico. Entre ellos se encuentran Galephar Puerto Rico Limited, GlobalTek Puerto Rico Ltd., Banco Popular de Puerto Rico y Omega Engineering.

Esta última compañía inició un controversial proyecto de construcción conocido como Paseo de Puerta de Tierra, un paseo lineal que conectaría la península de Condado con el barrio de Puerta de Tierra a la entrada de la isleta del Viejo San Juan, el sector antiguo de la capital de Puerto Rico. Omega Engineering abandonó el proyecto a principios de marzo por no contar con la liquidez suficiente para finalizarlo. Su presidente y principal ejecutivo, Oscar Iván Rivera, fue acusado por la Corte Suprema panameña de formar parte de un esquema de lavado de dinero.

El escándalo de Mossack Fonseca ha salpicado también a Ramón Luis Ayala, mejor conocido como el reggaetonero Daddy Yankee, quien aparece entre los documentos filtrados como dueño de una compañía offshore, Arion Investments, LLC, la cual presuntamente fue utilizada como herramienta de lavado de dinero, según la investigación del Centro de Periodismo Investigativo.

En general, las reacciones a las revelaciones de los documentos de Mossack Fonseca han sido de sorpresa y de indignación. Francisco J. Concepción, no obstante, señaló en la revista digital El Post Antillano que por lo general, las reacciones no han logrado trascender a un reclamo de mayor responsabilidad y de rendición de cuentas del sistema económico que propicia este tipo de fenómeno. Según él, esto reduce el asunto a la condena de actos de corrupción individuales, un asunto meramente moral. Instó también a profundizar en las implicaciones tanto de lo que los documentos contienen, como de lo que no contienen:

…[H]ay que acercarse críticamente a este tema considerando que detrás de la publicación de los papeles hay, también, poderes geopolíticos que tienen intereses bien claros al respecto de los mismos. Desde esta perspectiva debemos preguntarnos sobre las razones para que Estados Unidos esté ausente de estos documentos. También debemos considerar cómo es que la publicación de estos documentos incide en las relaciones geopolíticas actuales. Si bien es cierto que los contenidos de los documentos son importantes a la hora de comprender cómo la oligarquía internacional funciona, es necesario estudiarlos considerando que los mismos podrían ser, también, un instrumento ideológico al servicio de los verdaderos poderes económicos globales.

En un artículo para la misma revista, Carlos Pérez Morales advierte que no todas las personas vinculadas al bufete de Mossack Fonseca necesariamente hayan tenido intenciones de evadir impuestos:

La mera mención de un nombre en esos papeles, no significa que la persona sea corrupta. En Panamá son legales las corporaciones “offshore”. Podemos decir que muchas de ellas funcionan como corporaciones legítimas. Como resultado de esta revelación se ha lacerado la imagen de la nación y se esperan grandes consecuencias económicas.

Siguiendo esta misma línea, Roy Rojas, en una aportación a la sección de opinión de Global Voices titulada The Bridge, se cuestionó cuántas personas se estarán enjuiciando injustamente por la opinión pública:

Más que claro es el deseo de transparencia para que todos aquellos que evaden impuestos queden al descubierto. Pero surge la pregunta de si se estará dañando a inocentes en este proceso. ¿Nombres de empresarios y abogados éticos están siendo atacados injustamente? Los periodistas que están al frente de estas revelaciones deben ser extremadamente cuidadosos y responsables: deben validar todas las fuentes antes de publicar el nombre de una persona en un lugar donde no se borra nunca la información.

Reflexionando sobre el fenómeno mediático desatado por los documentos filtrados de Mossack Fonseca, concluyó de la siguiente manera:

Estos ejemplos reafirman que el periodista juega un rol muy importante en la formación de la opinión pública. Por meses estaremos escuchando de nuevas revelaciones, unas serán a primera vista ciertas, otras necesitarán alguna explicación legal. Los que se consideran ofendidos deberán dar la cara y explicar por qué sus nombres están vinculados con las publicaciones. Si son inocentes de todo, solo el tiempo y las autoridades de cada país lo indicarán así. Pero algunos de los inocentes probablemente no podrán limpiar su nombre completamente en la corte de la opinión pública, y ese es el problema.

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.