¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Las leyes del hiyab en Irán chocan con las mujeres de Air France

Image edited by Kevin Rothrock.

Imagen editada por Kevin Rothrock.

Han pasado ocho años desde que Air France voló de París a Teherán, y el restablecimiento de la ruta ya está causando algunos problemas con el equipo femenino de la aerolínea que está reclamando su derecho de rechazar volar a Teherán si son obligadas a llevar el velo islámico (el hiyab) y a modificar su comportamiento público. Estas demandas han desatado de nuevo discusiones sobre el hiyab obligatorio dentro y fuera de Irán.

Hablando a Radio Francesa RFI, la representante del sindicato Françoise Redolfi insistió en que las mujeres deben tener el derecho a no trabajar en la ruta París-Teherán:

We are forced to wear ostentatious religious signs. This choice should be left to the women. They should have a right to say whether they do or do not want to fly this route.

Nos vemos obligadas a llevarnos ostentosos signos religiosos. La decisión debe ser de las mujeres. Ellas deben tener el derecho a decidir si quieren o no quieren volar en esta ruta

Finalmente, el equipo de Air France recibió el permiso de rechazar las asignaciones a Irán a causa de la exigencia del hiyab.

Despegar sin velo

En solidaridad con las azafatas de Air France y con las mujeres en Irán, My Stealthy Freedom ha lanzado una campaña pidiendo a las mujeres extranjeras que visitan Irán que se quiten el pañuelo y que compartan fotografías del hecho. Y las colaboraciones se han desatado.

Photo shared on My Stealthy Freedom Facebook page. From France and Italy; visiting beautiful Iran.

“Desde Francia e Italia; visitando el hermoso Irán. Esta es nuestra foto en la que me quité el velo. Espero que tengan éxito en su campaña.” Foto: My Stealthy Freedom / Facebook.

Maria from Germany on a rooftop in Iran. Photo from My Stealthy Freedom.

María de Alemania en una azotea en Irán. Ella dice, “Pensaba que sería un gesto de solidaridad con todas las mujeres de Irán (las que dicen que no al hiyab obligatorio) y estaría muy contenta si pudiera de alguna manera contribuir un poco a esta libertad furtiva de todas las mujeres iraníes”. Foto: My Stealthy Freedom / Facebook.

My Stealthy Freedom (mi furtiva libertad) fue lanzada por la periodista iraní Masih Alinejad que lo considera “un movimientio”. Ella escribió:

This page does not belong to any political group and the initiative reflects the concerns of Iranian women, who face legal and social restrictions.

All of the photos and captions posted have been sent by women from all over Iran and this is a site dedicated to Iranian women inside the country who want to share their “stealthily” taken photos without the veil.

Esta página no pertenece a ningún grupo político y la iniciativa refleja las preocupaciones de las mujeres iraníes que se enfrentan a restricciones sociales y legales.

Todas las fotos y sus textos han sido enviadas por mujeres de todas partes de Irán y este sitio está dedicado a las mujeres iraníes dentro del país que quieren compartir sus fotos “furtivamente” tomadas sin velo.

Otras reacciones

Mientras la protesta de las azafatas de Air France tenía que competir con la publicación del primero de los “Papeles de Panamá” en las redes sociales, la historia consiguió ganar atención en línea.

La comentarista y analista de asuntos del Medio Oriente, Holly Dagres, tuiteó una foto sacada en 2004 del equipo de Air France con hiyab.

A las azafatas de Air France no les importaba ponerse el velo en 2004 cuando estuvieron en Irán. ¿Qué ha cambiado?

El periodista independiente, Ali Alimadadi, especuló que la línea de vuelo París-Teherán estará acabada si las mujeres se niegan a ponerse un velo y unos pantalones:

Hostesses not willing to wear veil and pants. Direct line to may NOT last so much.

Los usuarios de internet compartieron ampliamente el dibujo de Sharokh Haydar de un avión de Air France llevando velo.

Una viñeta de Shahrokh Haydari: “Un Hiyab por Air France”. Las azafatas de la compañía se enfrentan a las políticas iraníes de recubrimiento

El sr. Tickle se preguntó si un Ayotallah Khomeini de cartón sería el próximo requisito al equipo de Air France. Su tuit incluyó una foto sacada de un evento que marcaba el aniversario de la llegada de Khomeini a Irán.

Me pregunto si a las azafatas de Air France si se les exigirá desembarcar con un Ayatolá Khomeini de cartón 😛

¿He escuchado esto correctamente?

El premio de insensibilidad cultural probablemente va a la Ministra de Derechos de Mujeres y Familias de Francia, Laurence Rossignol; Ya que cuando le preguntaron acerca de las mujeres musulmanas que optan por llevar el hiyab, Rossignol contestó: “Claro que hay mujeres que optan por hacerlo.. También había estadounidenses negros que estaban a favor de la esclavitud”.

En Slate, Christina Cauterucci escribió:

Now that the dispute between Air France and its female flight attendants has been settled, French lawmakers should take note of its implications. In the days after Air France announced its Tehran dress code, one flight attendant’s union contacted France’s minister for women’s rights and families, Laurence Rossignol, seeking support for their protest of the headscarf policy. Rossignol recently likened Muslim women who wear headscarves or veils to “American negroes who were in favor of slavery [анг].” If she and other women’s rights advocates are so repelled by the idea of non-Muslim French women being forced to don a headscarf in an Islamic nation, they’d be wise to imagine how Muslim women feel when France forces them to take theirs off.

Ahora que se ha liquidado la disputa entre Air France y sus azafatas, los legisladores franceses deben tomar notas de sus implicaciones. En los días después de que Air France anunció su código de vestimenta, un sindicato de azafatas contactó a la ministra francesa de derechos de mujeres y familias, Laurence Rossignol, pidiéndo apoyo en su protesta contra la polítca del velo. Rossignol ultimamente ha comparado a las mujeres musulmanas que llevan velos con “los estadounidenses negros que estaban a favor de la esclavitud“. Si ella y los otros defensores de los derechos de mujeres repudian tanto la idea de que las mujeres no musulmanas están forzadas a llevar el velo en un país islámico, sería muy sensato que imagináran cómo se sentirían las mujeres musulmanas cuando Francia les obliga a quitarse el suyo.

Sin embargo, vale mencionar que el equipo de Air france no se opone solo al hiyab forzoso, sino que se oponen también a la demanda de que cambien su comportamiento. En un mensaje publicado en My Stealthy Freedom, un mimbro del equipo de Air France escribió:

AF female flight crew are upset about being imposed a certain uniform on board (no dresses just pants and a tunic) and about having to wear a veil once in Iran as well as not being allowed to smoke and associate with male crew members in a familiar way. No woman should be told how to dress or how to behave.

Las azafatas de Air France están molestas por estar obligadas a atenerse a un cierto uniforme a bordo (no vestido, sólo pantalones y una túnica) y a llevar un velo en cuanto están en Irán y encima por no estar permitidas de fumar o de asociarse con sus compañeros varones de un modo familiar. A ninguna mujer se le debe dictar qué vestirse o cómo comportarse.

Cuando en Roma…

Acerca de My Stealthy Freedom y otros sitios en redes sociales, muchos comentaron el doble rasero del gobierno de Irán; ya que a las líderes y diplomáticas mujeres que visitan irán se les obliga a llevar el velo mientras que los líderes y diplomáticos iraníes cuando están en el Occidente piden que los eventos que asisten sean sin alcohol y se niegan a saludar con la mano a las mujeres.

Una reacción de nuestra amable autora

The author in Iran. Photo taken by Kamran Ashtary.

La autora en Irán. Foto sacada por Kamran Ashtary.

No soy una observadora neutral en este tema. Tras vivir en Irán por cuatro años, he conseguido formar 2 conclusiones: Uno, que haría todo lo posible para evitar ser coaccionada a ponerme el velo otra vez. Segundo, que nunca le pediré a alguien que se quite el suyo.

En un artículo que escribí para el Tehran Bureau, referí cómo mis cuñadas me defendieron ante la policía moral de Irán:

In the streets, my sisters-in-law applauded each breach of hijab. The most observant among them, Forough, applauded the loudest. When a woman approached us to reproach me for my slack covering, Forough said to her, “When I go visit her no one asks me to take my scarf off. I’m not asking her to fix hers.”

En las calles mis cuñadas aplaudieron cada incumplimiento con el hiyab. La más observadora entre ellas, Forough, aplaudía más fuerte. Y cuando una mujer se nos acercó para reprochar mi aflojada cubierta, Forough le dijo: “Cuando voy a visitarla nadie me pide que me quite el velo. Entonces no le pediré a ella que arregle el suyo”.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.