¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

La promesa de duplicar los míseros ingresos de los granjeros en India: muy poco, muy tarde

An Indian farmer sticking to traditional method of farming. Image from Flickr by Kannan Muthuraman. CC BY-NC-ND 2.0

Un granjero indio usando el método tradicional de cultivo. Imagen de Flickr por Kannan Muthuraman. CC BY-NC-ND 2.0.

India es una economía agrícola donde más del 50% de la población está directa o indirectamente asociada con la agricultura. Mientras India es una de las principales economías— y con mayor celeridad de crecimiento—a nivel mundial, el sector agrícola que le da trabajo a alrededor de 120 millones de productores (25% de la fuerza laboral) aporta solo 18.1% de su PIB. Con los años mientras se desarrollaron otros sectores, como la industria manufacturera y la subcontratación de procesos de negocio, la productividad del sector agrícola indio disminuyó. Los productores agrícolas del país se están empobreciendo cada vez más, lo que conduce a crecientes desigualdades.

¿Un avance para la agricultura?

A fines del mes de febrero, el primer ministro Narendra Modi anunció un plan para impulsar la agricultura, que promete duplicar los ingresos del sector para el 2022. El presupuesto nacional de 2016 que refleja ese plan ha suscitado tanto loas como críticas, pero según los analistas, las medidas que plantea no son suficientes para alcanzar el ambicioso objetivo del gobierno.

Los ingresos promedio de un granjero indio representan menos de $2 dólares estadounidenses al día. En el 2014, la National Sample Survey Organisation (NSSO) calculó los ingresos promedio de una familia agrícola en alrededor de 6,000 rupias indias (INR), el equivalente a $90 dólares al mes, de las cuales solo 3,000 rupias ($45 dólares) provenían de la agricultura. El resto se originaba en actividades no agrícolas, incluyendo la “ley nacional de garantía del empleo rural Mahatma Gandhi” (MGNREGA por su sigla en inglés) –una medida de seguridad social vigente desde 2006—que garantiza al menos 100 días de empleo remunerado por año fiscal a cada hogar cuyos miembros adultos se prestan a efectuar trabajos manuales no calificados para el gobierno. Bajo este esquema, el salario promedio por día, que varía según el estado en cuestión, oscila entre un mínimo de 122 rupias ( $2.5 dólares) en Bihar, Jharkhand, y 191 rupias ($4 dólares) en Haryana. Pero el dinero aún es insuficiente.

Miserable remuneración, ninguna promesa de aumentos, enormes deudas… ¿El trabajo agrícola es el peor empleo en India?

Un ciclo sin fin

Los motivos son numerosos. Los costos de los insumos agrícolas, como agua, semillas y pesticidas, son altos y están en constante aumento. Al menos el 30 por ciento de la producción total se destina al pago de insumos, demasiado para un hogar agrícola de bajos ingresos. La mayoría de estas familias viven con carencias, con gastos que exceden los ingresos; la mayoría de los granjeros se ven obligados a tomar préstamos únicamente para hacer frente a los gastos cotidianos. Como resultado, más de la mitad de los hogares agrícolas tienen deudas; el monto promedio de los préstamos de las familias agrícolas en India es de 47,000 rupias ($700 dólares). Entonces, los granjeros con menores recursos quedan atrapados en un ciclo de deuda y bajo nivel de nutrición, porque necesitan el préstamo para sobrevivir durante los períodos de escasez cuando no tienen otros ingresos.

Los efectos en cadena de la situación han sido graves. En 2014, más de 12,300 campesinos indios se suicidaron debido a que como consecuencia de la sequía perdieron la cosecha, y se reportaron casos de granjeros que vendieron sangre para ganarse la vida en la región afectada por la sequía de Bundelkhand.

El escritor, periodista y pensador indio Devinder Sharma explicó en su blog “Ground Reality” por qué los granjeros se están empobreciendo cada vez más e intentan abandonar totalmente el sector:

The rural landscape remains equally depressing — mounting rural indebtedness, unmanageable glut at the time of harvest, swelling rural to urban migration […] the rampant corruption in the banking system that denies the farmers access to easily available credit. […]

With agriculture turning into a highly losing proposition, more than 40 per cent of the farming population has expressed the desire to quit and migrate to the urban centres.

Compare that with the monthly salary of a peon in government service, the average monthly packet is at least five times more than what a farmer gets. While government employees look forward to a fixed monthly income packet every month and gets the benefit of an annual increment as an adjustment for general price rise, the farmer is left high and dry and at the mercy of the moneylender or the banker.

El paisaje rural sigue siendo igual de deprimente — creciente nivel de endeudamiento rural, superabundancia que dificulta el manejo en tiempo de cosecha, incremento de la migración hacia zonas urbanas […] corrupción generalizada en el sistema bancario que impide a los granjeros el acceso fácil a créditos disponibles […]

Con la agricultura en alto riesgo de convertirse en una mala inversión, más del 40 por ciento de la población agrícola ha expresado su deseo de renunciar y migrar a centros urbanos.

Compare eso con el salario mensual de un trabajador del estado, el salario promedio mensual es al menos cinco veces superior a lo que recibe un granjero. Mientras los empleados estatales esperan un ingreso fijo mensual y reciben un incremento anual como beneficio por el aumento general de precios, el granjero queda a su suerte a merced de prestamistas y banqueros.

La elección de cultivos también es un problema. En India, el arroz y el trigo representan el 70 por ciento de la producción agrícola, pero mucho menos del 25 por ciento de los ingresos del sector agrícola.

La gente en India está abandonando la agricultura porque carece del apoyo adecuado en los pueblos y migra a la ciudad en busca de trabajo

En un artículo en Rural India Online, Aparna Karthikeyan escribió acerca de cómo los granjeros intentan lidiar con los ingresos cada vez más bajos del sector. Además del trabajo en el campo, los granjeros tienen uno o dos empleos de tiempo completo para mantener a sus familias. Pero no todos tienen suerte — la falta de educación o los horarios de trabajo inflexibles pueden convertirse en impedimentos.

Algunos granjeros, como Pawanjot Singh, les recomendaron a sus colegas en dificultades que renuncien si no pueden superar los desafíos que involucra ser productores agrícolas. Rohit Parakh en The Logical Indian planteó por qué no está estipulado un salario mínimo para los granjeros.

Duplicar los ingresos de los granjeros es una “idea imposible”

En un discurso reciente sobre el presupuesto, el ministro de finanzas indio Arun Jaitley prometió duplicar los ingresos de los granjeros en dificultades, destinando 359 mil millones de rupias ( $7.3 mil millones de dólares) a impulsar el vasto sector agrícola. Existen numerosas variables en el plan para lograr ese objetivo, pero muchos temen que no se han incluido medidas de apoyo a los granjeros. La única promesa del ministro ha sido duplicar los ingresos de los granjeros para 2022, pero en cinco años la inflación podría neutralizar cualquier beneficio.

Devinder Sharma explicó:

The average income a farmer gets from farming activities, including what he keeps for his family consumption at home, [..] in 17 States is a paltry Rs 1,666 (USD$25) per month. [..]

Five years, the Finance Minister wants the farmers to wait. After five years, and even if the promise is realised, the income of farmers in these 17 States will go up to Rs 3,332 (USD$50) a month. I can imagine the Economic Survey, to be presented in 2022, proudly stating that because of the continuous efforts, the government has succeeded in doubling farmers income. Certainly, what an ‘achievement’ economists would say. But by that time, adjusting for inflation, even the Rs 3,332 (USD$50) would be equivalent to Rs 1,666 (USD$25) that a farmer is able to make now.

Los ingresos promedio de un granjero provenientes de actividades agrícolas, incluso lo destinado al consumo familiar, [..] en 17 estados representan un monto insignificante equivalente a 1,666 rupias ($25 dólares) por mes [..]

Cinco años, pretende el ministro de finanzas que esperen los granjeros. Después de cinco años, e incluso si la promesa se cumple, los ingresos de los granjeros en estos 17 estados serán de 3,332 rupias ($50 dólares) al mes. Puedo imaginar el estudio económico, que se presentará en 2022, afirmando con orgullo que debido al constante esfuerzo el gobierno ha logrado duplicar los ingresos de los granjeros. Sin duda se trata de todo un logro dirán los economistas. Pero para esa época, haciendo el ajuste por inflación, las 3,332 rupias ($50) representarían el equivalente a 1,666 ($25) que un granjero gana hoy.

El primer ministro anunció su intención de duplicar los ingresos de los granjeros para 2022 pero no garantizó frenar la inflación. Efectivamente ninguna ganancia.

El ex primer ministro indio y destacado economista Manmohan Singh dijo que el anuncio del gobierno acerca de que los ingresos de los granjeros se duplicarían en los próximos cinco años es una “idea imposible”, puesto que no se ha definido un plan claro para lograr el objetivo:

Para duplicar los ingresos de los granjeros en 5 años, es absolutamente necesario dedicarse a producir cultivos únicamente disponibles en India

¿Cómo que para 2022 se duplicarán los ingresos de los granjeros, por qué no para 2018? ¿cuál es la garantía y el proyecto? ¿Duplicarán el MSP en 2 años?

Según D. Jayaraj, profesor del Instituto Madras de estudios del desarrollo en Chennai, existen dos maneras eficientes para incrementar los ingresos de los granjeros: aumentar los precios garantizados de las cosechas o elevar los montos de los subsidios sobre insumos como fertilizantes, pesticidas y semillas. Como señaló la comisión de planificación en una recomendación, un incremento en la productividad agrícola es clave para mejorar el nivel de vida de los granjeros — y la estrategia del desarrollo agrícola debe centrarse especialmente en los pequeños productores de zonas marginales y otros campesinos con menores oportunidades.

Aún está por verse si el anuncio respecto a duplicar los ingresos de los granjeros continúa siendo un eslogan de campaña o si los cambios positivos realmente están en marcha.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.