¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Tayikistán e Irán, unidos por una herencia común, separados por una común desconfianza

El opositor tayiko Muhiddin Kabiri (con traje y corbata azul) charla con varios delegados en una conferencia sobre unidad religiosa en Teherán

El opositor tayiko Muhiddin Kabiri (con traje y corbata azul) charla con varios delegados en una conferencia sobre unidad religiosa en Teherán.

Tras el colapso de la URSS, Tayikistán e Irán iniciaron una relación mucho más cercana, reconociendo la lengua y cultura persa que comparten. Pero más de dos décadas después, desde el extranjero sigue siendo difícil entender esta relación definida por la desconfianza tanto como por la solidaridad.

Ubicación geográfica de Irán (en verde) y Tayikistán (en naranja)

Ubicación geográfica de Irán (en verde) y Tayikistán (en naranja)

En el 2006, el entonces presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, indicó que «Irán y Tayikistán son un mismo espíritu en dos cuerpos».

Quince años antes, Irán estuvo entre los primeros países en reconocer la independencia tayika en 1991, y fue el primero en establecer una embajada en la capital, Dusambé.

Los líderes de Irán y Tayikistán, Rafsanyani y Rahmonov, en la planta hidroeléctrica de Sangtuda en 1997.

Los otros cuatro estados del Asia Central ex soviética –Kazajistán, Kirguistán, Turkmenistán y Uzbekistán– son de idioma turco. Por tanto, Tayikistán ofrecía a Teherán una esfera de interés e influencia privilegiados en la inexplotada región.

Feliz Año Nuevo persa (Nouruz)
A todos los amigos de habla persa de Irán, Afganistán, Tayikistán… en cualquier parte.

Pero aparte del festival primaveral de Nouruz, había –y hay– enormes diferencias entre ambos países.

Irán es una república islámica con una mayoría de población chiita. Tayikistán es una autocracia laica con una población mayoritariamente sunita, cuyo gobierno muestra un temor visible a cualquier cosa relacionada con el islamismo.

Con el presidente Emomali Rahmon, Tayikistán ha restringido la venta de ropa islámica, así como las barbas y los nombres arábicos, por ejemplo.

Riñas fraternas

En diciembre de 2015, una web tayika de noticias simpatizante de la oposición, informó que el gobierno tayiko se había indignado al descubrir que la administración iraní había invitado al líder del prohibido Partido del Renacimiento Islámico de Tayikistán (PRIT), Mukhiddin Kabiri, a participar en Teherán en una conferencia internacional sobre «unidad islámica»:

«МИД Республики Таджикистан считает неприемлемыми такие действия организаторов конференции и категорически заявляет, что подобное отношение к недругам государства и народа Таджикистана может оказать негативное влияние на добрые отношения между Республикой Таджикистан и Исламской Республикой Иран»

El ministro de Asuntos Exteriores de Tayikistán considera inaceptables las acciones de los organizadores de los actos y anuncia categóricamente que la actitud de Irán hacia los enemigos del estado y el pueblo tayiko pueden tener un impacto negativo en la buena relación entre la República de Tayikistán y la República Islámica de Irán.

El PRIT, considerado internacionalmente como una fuerza política moderada, había sido declarado grupo extremista por el gobierno solo unos meses antes.

Tras la conferencia, Saidmukarram Abdulkodirzoda, presidente del Centro Islámico de Tajikistán, afín al gobierno, dijo que la invitación a Kabiri a la conferencia demuestra que Irán está «ayudando a terroristas» y que «Irán apoya abiertamente a este partido terrorista prohibido».

Tayikistán nunca ha ofrecido pruebas convincentes de que el PRIT esté involucrado en actividades terroristas. Actualmente, trece miembros del partido podrían ser condenados a penas de prisión por organizar violencia política en el país en procesos sospechosamente parecidos a una farsa judicial.

Rahmon en Arabia Saudita

El 2 de enero, mientras las relaciones con Irán pasaban por un mal momento, el presidente tayiko visitó al país rival de Teherán en Medio Oriente, Arabia Saudita, para entrevistarse con el rey Salmán bin Abdulaziz. Después de la reunión se firmaron varios documentos, y el presidente incluso aprovechó la oportunidad para viajar a la Meca.

Tayikistán, aliado habitual de Irán, intenta cortejar a Arabia Saudita/EAU, ya que Teherán lo desprecia.

La visita se realizó poco después de la ejecución de 47 chiitas en Arabia Saudita, entre ellos un prominente clérigo, y mientras en la región se mantienen activas varias supuestas guerras «por poderes» entre ambos países. En los días posteriores a la visita de Rahmon, Teherán y Riad cortaron por completo las relaciones diplomáticas.

¿Amigos de nuevo?

No obstante, el servicio de noticias tayiko RFE/RL informó el 17 de marzo que Irán y Tayikistán habían superado estas mutuas deslealtades y alcanzado un acuerdo de cooperación en temas de seguridad y defensa.

El acuerdo consiste en once artículos y se concentra sobre todo en la cooperación entre Irán y Tayikistán para combatir crimen, terrorismo, tráfico de drogas, armas y personas a través de sus fronteras, así como en la lucha contra los ciberdelitos.

Pero irónicamente, los críticos afirman que en algunos de estos campos ilegales es donde los vínculos entre los dos países son más profundos:

El Índice Basel de Blanqueo de Capitales y Financiación del Terrorismo de 2015 coloca a Irán, Afganistán y Tayikistán entre los peores estados

Mientras Irán sentencia a muerte al banquero Zanjani, en Tayikistán reaparecen sus vínculos con Rahmon

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.