¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

#MiPrimerAcoso: Fuertes testimonios de acoso cotidiano a las mujeres

"No dejes que pase de nuevo". Foto del usuario de Flickr Pablo Fernández. Usada bajo licencia CC 2.0

“No dejes que pase de nuevo”. Foto del usuario de Flickr Pablo Fernández. Usada bajo licencia CC 2.0

La etiqueta #MiPrimerAcoso en Twitter ha recogido durante gran parte del día los terribles testimonios del primer acoso sexual de decenas de miles de mujeres. El primero de muchos.

A propósito de la movilización nacional en contra de la violencia machista que que se llevará a cabo en varias ciudades de México el 24 de abril de 2016 con el llamado “Vivas Nos Queremos“, se inició esta conversación en la red social.

Pero no solo ha habido testimonios de mexicanas, también mujeres de otros países de Latinoamérica se atrevieron a contar sus dolorosas experiencias.

Los testimonios

Dado que la convocatoria era narrar la primera vez que habían sido acosadas, la mayoría de las mujeres relata historias de agresión sucedidas en su niñez. Aquí mostramos algunos de los testimonios que demuestran lo temprano que empieza la violencia.

Por lo anterior, Karina Velázquez concluyó:

Para las que preferían participar de forma anónima, también hubo un espacio:

Este es uno de decenas testimonios:

El silencio

Otro tema recurrente fue el silencio con el que las mujeres viven a diario el acoso. Ya sea por vergüenza, impotencia o culpabilidad muchas se habían mantenido calladas. Otras que si habían confesado un abuso, pero no les creyeron o fueron ridiculizadas, decidieron mantenerlo para sí mismas hasta ahora.

Muchas de las mujeres que escribieron, comentaron que su primer acoso había sido por un familiar, lo cual las ponía en una situación aún más vulnerable al silencio.

La cotidianidad, tema central

Tan cotidiano es que una mujer sea violentada en las calles que uno de los temas centrales de los miles de tuits fue el sentimiento de normalidad del problema.

La solidaridad

Y aunque no faltaron los que se burlaron del tema o respondieron con comentarios misóginos, también hubo varios hombres que leyeron atentamente los testimonios y reflexionaron sobre lo perturbador del acoso cotidiano y su rol en la violencia de género.

Así como hace unos días tres valientes mujeres instaron a evitar el silencio ante un delito sexual, esta vez muchas aprovecharon la oportunidad para hacer un llamado a la solidaridad, afirmando que alzar la voz y apoyar a quien está sufriendo un acoso es una forma de romper el ciclo de violencia.

Pueden leer más testimonios y reflexiones en #MiPrimerAcoso.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.