¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

El mensaje de texto que evitó un proyecto de exploración petrolera en Colombia

Caño Cristales, el río de los cinco colores, sector El Tapete. Fotografía de Mario Carvajal para Caño Cristales usada bajo licencia CC 3.0

Caño Cristales, el río de los cinco colores, sector El Tapete. Fotografía de Mario Carvajal para Caño Cristales usada bajo licencia CC 3.0

Después de un intenso debate que involucró al país, el gobierno de Colombia decidió revocar la licencia que le había dado a una petrolera para realizar exploraciones en un territorio aledaño a La Macarena, reserva natural situada a 281 km de Bogotá y considerada como uno de los mayores refugios silvestres del planeta. 

Según comentó la senadora del Polo Democrático, Paloma Valencia, en un grupo de chat se enteró que “perforarían pozos petroleros en La Macarena” y tomó la decisión de citar al Congreso al alcalde del municipio, Ismael Medellín Dueñas, para que informara a sus colegas sobre la gravedad de estas denuncias. Valencia relató lo sucedido al medio independiente Debate Periódico:

Con los amigos del Centro Democrático pudimos entrar en contacto con el recién elegido alcalde del Municipio y otras autoridades locales que de tiempo atrás han venido defendiendo el territorio de la explotación petrolera. Logramos que el Alcalde se dirigiera a la plenaria [del Congreso], y la reacción fue inmediata, se conformó una comisión para redactar una proposición del Senado en pleno para pedir la revocatoria de la licencia.

Esta situación obligó al director de la entidad encargada de dar las licencias ambientales (ANLA) a dar una rueda de prensa en la que confirmó que el 18 de marzo de 2016 dio permiso a la empresa estadounidense Hupecol para perforar 150 sitios en busca de petróleo, en un territorio que abarca cerca de 30.000 hectáreas, aledaño al nacimiento de tres ríos importantes de la región. El alcalde Medellín explicó en entrevista al diario El Espectador:

Yo quiero denunciar la entrega de esta licencia 0286 para la explotación de 150 pozos, nosotros somos un municipio ecológico y turístico, llevamos más de 15 años preparándonos para esto y ahora resulta que el Gobierno da vía libre para acabar con todo nuestro ecosistema. Hoy recibimos más de 14 mil turistas al año por la belleza de nuestros recursos y ahora nos pretenden convertir en una zona de explotación de hidrocarburos.

Con la confirmación del funcionario, la noticia saltó a las primeras planas de los periódicos y llegó a las redes sociales convirtiéndose en tendencia al día siguiente, el 14 de abril. 

El escándalo se volvió internacional por tratarse del sitio donde se encuentra el río de los cinco colores, Caño Cristales, visitado por miles de turistas al año y emblema de la serranía La Macarena.

Varias etiquetas en Twitter, entre ellas #YoDefiendoLaMacarena y #LaMacarenaNoSeToca recogieron las inquietudes de quienes se oponían al proyecto petrolero. Héctor Lorenzana, por ejemplo, compartió un video sobre Caño Cristales:

Mientras AliciaGT mostraba su indignación por las explicaciones del director de la ANLA:

Al tiempo que la senadora por el Partido Verde, Claudia López, manifestaba que haría respetar la Serranía:

Otros, como Marcoteto, acudieron a los memes para manifestar su repudio:

Por su parte, Andrés Correa recordaba el triste lugar que tiene Colombia en el mundo respecto a conflictos ambientales:

César Jerez proporcionó el mapa que muestra donde se perforarían los 150 pozos:

Y Alberto Castilla daba cuenta de las manifestaciones en contra del proyecto en la capital del departamento, Villavicencio:

Sin embargo, a pesar del crecimiento de la indignación, el presidente de la empresa estatal de petróleos (Ecopetrol) amenazó: “O el país saca más petróleo, o aumentan los impuestos o hay menos mejoramiento de vías. Entonces, hay que proteger el petróleo y el gas porque este país fiscalmente depende del crudo”

El escándalo se agravó aún más cuando se supo que la ANLA ya había sido advertida de los riesgos que correría la aprobación de la licencia por la Corporación Autónoma de La Macarena (Cormacarena), primera autoridad ambiental que debe ser consultada antes de expedir cualquier licencia ambiental. El 29 de julio de 2015, dicha Corporación dictaminó sobre la inviabilidad del proyecto minero aprobado. 

Todo esto llevó al presidente Santos a ordenar la suspensión de la licencia, mientras el Ministerio de Ambiente negaba que existiera una licencia en un tuit contradictorio:

Por su parte, el Ministerio de Comercio buscó bajarle la temperatura a la polémica con esta declaración:

Todo lo cual culminó en esta afirmación contundente de la propia Presidencia de la República:

Ante las declaraciones del Presidente y el Ministro de Ambiente que se mostraban contrarios a la decisión de la ANLA, resulta explicable que tres días después en una rueda de prensa el director de éste organismo anunciara oficialmente la revocatoria de la licencia, argumentando que no conocía el concepto de Cormacarena. Al saber la decisión, Hupecol, a través de su representante legal no descartó entablar una demanda contra el Estado o recurrir a un tribunal de arbitramento. Mientras tanto, el sector petrolero manifestó su preocupación por la credibilidad de las instituciones del país.

No obstante, esta licencia no es la única, como lo advierte el periodista Víctor Solano:

Mientras tanto, Manuel Rodríguez, expresa la satisfacción de los que se oponían al proyecto:

El 25 de abril el director de la ANLA presentó renuncia de su cargo, un día antes de asistir a una citación en el Senado para que explicara la concesión de la licencia cuestionada, El mismo día, en la reorganización del gabinete, el presidente nombró un nuevo Ministro de Ambiente.

2 Comentarios

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.