¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

¿De qué se ríen las redes latinoamericanas?

Captura de pantalla de la entrevista hecha a Omar Rincón en el medio Nicaragüense Confidencial

Captura de pantalla de la entrevista hecha a Omar Rincón en el medio Nicaragüense Confidencial

En una entrevista hecha en Nicaragua por el medio Confidencial, Omar Rincón, reconocido investigador y crítico de medios colombiano explicó las formas en las que buena parte de los latinoamericanos se ríen a través de las redes sociales.

En la entrevista logra verse cómo los temas generales han evolucionado con los tiempos y también cómo los memes han logrado rescatar formas locales de hacer humor, que también se conectan con los chistes que resuenan en las redes fuera de la región. Rincón apuntó a las diferencias entre los tipos de humor, los que se dan en medios y los que la gente hace de modo espontáneo. Al mismo tiempo, entre estas diferencias, hizo hincapié en la base de lo que él llama el “buen humor”, que se basa en la capacidad de reírse de sí mismo: “Si uno es capaz de reírse de sí mismo, quiere decir que no se toma en tan serio.”

De acuerdo con Rincón, el humor y el poder se la llevan muy mal, y por eso las estrategias de comunicación de varios líderes de Estado latinoamericanos, como el ex-presidente de Venezuela, Hugo Chávez y el presidente de Ecuador Rafael Correa, se basan en estructuras de comunicación con las masas que no se conjuga bien dentro de espacios de diálogo y que responden agresivamente a sus críticos políticos. Tanto Chávez como Correa ha sido el centro de programas televisivos con los que buscan comunicarse con sus ciudadanos. Sin embargo, estos programas han sido el escenario de disputas con críticos de sus gobiernos, dentro o fuera del país:

Creo que por eso quieren dominar tanto las pantallas. Tener buen sentido del humor es autocriticarse, y estos “telepresidentes” que es como llamo a los políticos obsesionados con la pantalla no aceptan ningún tipo de crítica […] El humor es la herramienta de los débiles porque ante el humor no se puede responder. […] Ningún autoritario o poderoso acepta el humor, lo persiguen desesperadamente. Desde [el caso] Charlie Hebdo [el medio humorístico francés atacado por fundamentalistas religiosos] pasando por Correa […y por] por Uribe a quien nunca se le conoce sonrisa. […] Chavez tenía “mal humor” le gustaba burlarse y hacer chistes, pero no recibirlos; y la base del humor es saber reírse de uno mismo. En eso ha hecho un mejor trabajo Obama

Sin embargo, no todas las personalidades políticas en América Latina han fallado en el mismo punto. Para Rincón, hay quienes logran convertirse en personalidades reconocidas en las conversaciones globales a pesar de no explotar recursos de comunicación en masa:

Yo hago la diferencia entre los “reyes locales”, gente que domina en su comarca, pero mundialmente no son nadie (…) [y quienes logran hacerse nombre internacionalmente…] El héroe del buen humor es [José “Pepe”] Mujica [el ex-presidente de Uruguay]. Eso lo hace un pop star. Mujica fue un tipo de un país re-pequeñito, que se volvió un pop star mundializado, que es lo que en realidad funciona.

La caricatura reinventada por la Web de la gente

Los puentes creados por las redes y sus usuarios llegan también a géneros ya tradicionales, como es el caso de la caricatura. En este sentido, los chistes se expanden no solamente a los sucesos en la política, sino a nuevos temas “serios” como la cultura pop:

Las redes sociales redescubrieron la caricatura, pero llevada a niveles distintos. (…) En video, en youtube hay caricaturas sobre no solamente los políticos, sino también sobre la cultura pop. Quienes tienen mayor subscripción son quienes hacen caricaturas de una realidad pop. La caricatura refleja la capacidad que tenemos de ironizar sobre realidades que nos tomamos muy en serio, y como el mundo contemporáneo se está tomando muy en serio el mundo pop y de la farándula, entonces la caricatura está yendo más hacia el espectáculo.

Los, memes: Una especialidad latinoamericana

Para Omar Rincón, los latinoamericanos son muy buenos para señalar detalles: “De una realidad somos capaces de sacar una cosa muy rápida. Y decir algo que parece humorístico e irónico al tiempo. En lo que somos muy malos es en argumentar eso… escribir unos párrafos:

La caricatura tiene la ventaja de tener la capacidad visual de descubrir algo. Pero el texto es complementario. En los memes se parte de que la foto en sí misma no es la que produce [el impacto], sino que es la frase, es la espontaneidad latinoamericana de la frase rápida. Por eso ha gustado mucho en América Latina.

Y continúa con una mención al uso de la lengua escrita y oral; y cómo la gente hace puentes en la cotidianidad:

Lo que están recuperando los memes es la espontaneidad oral y rápida de los latinoamericanos. A la foto se le pone encima una frase y esa frase puede funcionar. (…). Por ejemplo, cuando hay un evento, como un evento deportivo, o un evento político, pues es muy fácil tomar una foto de cualquier cosa y poner una frase [corta] encima de eso que llama la atención de la foto en la que está. Es casi como una “oralidad visual”: Arrancas en lo oral, terminas escribiendo, pero en el fondo es para crear un impacto visual. Por eso es tan fácil [encontrar memes en la región], la gente es muy ingeniosa en las frases que dice. Un teórico decía algo muy importante: América Latina se acostumbró a hablar en sus textos. Nosotros no decimos nunca lo que pensamos en primer instancia, sino en sub-textos. Entonces las frases, los tonitos son los que funcionan, y el meme recupera eso, entonces es muy fácil y muy divertido hacerlo. ¿Qué hace que un meme conecte? Que pueda conectarse con las ironías del mundo local de cada región.

Sin embargo hay memes que enganchan estereotipos, y que abren preguntas de orden cultural:

Los memes que en Colombia [que] molestan mucho, [son los que] siempre [son adaptados] a la droga. La gente se molesta mucho, pero la respuesta son memes con Pablo Escobar, nuestro más grande narcotraficante […] eso habla mucho de la identidad de Colombia.

Y en cuanto a la relación de las redes, sus memes y su humor, con los medios tradicionales, Rincón comenta:

Los memes se vuelven famosos cuando los retoman los medios de comunicación. Los memes se están volviendo cada vez más importantes porque los medios de prensa y TV es lo que le da densidad a las redes. […] y esto además es una fuente rápida de información en un mundo en el que los medios cuentan cada vez con menos recursos humanos. Pero eso también tiene que ver con la necesidad de producir. La gente quiere producir información. Quiere producir comentario, quiere tener opinión pública. Y de pronto la gente, los jóvenes sobre todo, no son capaces de tener una opinión pública muy elaborada, pero tienen la posibilidad de hacer una frase que parezca simpática.

Rincón elabora más sobre el humor y sus niveles en otros textos más opináticos y críticos con los medios de comunicación de la región en general, y de Colombia en particular. Para Rincón, el humor menos elaborado “es el que tiene rating. El humor sexista, homofóbico y que se burla de los otros”:

Lo cierto es que en esa pobreza que es nuestra televisión, este programa tiene un ‘rating’ aceptable. Los colombianos reconocemos que no tenemos más humor que la burla, hacer el ridículo o practicar nuestros sexismos o racismos. Nos reímos mucho de los demás, lástima que el buen humor sea reírse de uno mismo.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.