¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Siete curiosidades del Gran Premio de Fórmula 1 de Bahréin que quizás no sepa

The Bahrain International Circuit hosted the F1 Grand Prix today. Photo credit: @BAH_Int_Circuit

El circuito internacional de Bahréin fue sede del Gran Premio de Fórmula 1. Foto de: @BAH_Int_Circuit.

Bahréin fue sede del Gran Premio de Fórmula 1. Nico Rosberg (Mercedes) ganó la carrera, seguido por Kimi Raikkonen (Ferrari) en segundo lugar y Lewis Hamilton (también Mercedes) en el tercer puesto.

Éstas son las siete curiosidades que compartieron los campeones de Fórmula 1 del circuito de Bahréin.

Cubiertos de oro para los pilotos de Fórmula 1:

Según contó el campeón de la carrera, Nico Rosberg, tuvo que tomar su desayuno con cubiertos de oro. Incluso compartió la foto con sus 1,2 millones de seguidores en Twitter. Hay que reconocer que sí se acordó de los menos afortunados.

Golf cutlery for F1 drivers in Bahrain. Photo credit: @nico_rosberg

Cubiertos de oro para los pilotos de Fórmula 1 en Bahréin. Foto de: @nico_rosberg.

¡¡¡UNA LOCURA!!! ¡Desayuno de ORO en Bahréin!
Me dio ganas de hacer un bien. Vean la app de @ShareTheMealorg!

Lewis Hamilton, el jeque árabe:

Lewis Hamilton usó una vestimenta árabe para hacer su entrada al circuito y le encantó. Alardea ante sus 3,6 millones de seguidores en Twitter diciendo que usar la túnica larga y suelta de color blanco y la prenda árabe sobre la cabeza lo hizo sentirse “de la realeza”.

Tan sólo amor y respeto por esta cultura, ¡¡y por Bahréin!! ¡Me siento de la realeza!

Hacer caída libre en Bahréin es divertido:

Siguiendo con Hamilton, fue a un simulador de caída libre en Bahréin y tuiteó la experiencia, que describió como “muy divertida”:

¡¡¡Simulador de caída libre hoy en Bahréin!!! ¡Muy divertido!

Alonso recibió un pastel decorado con un auto:

El español Fernando Alonso no pudo participar de la carrera ya que no pasó el examen médico, pero recibió un pastel decorado con un auto, que compartió con sus 2,4 millones de seguidores en Twitter:

Espectacular vista del desierto:

El piloto francés Romain Grosjean comparte una foto que dice que es Bahréin desde el cielo y describe esa porción polvorienta de desierto como una “vista maravillosa”:

Llegué a Bahréin. Hay unas vistas maravillosas desde el cielo hoy ;)

Lluvia vs. tormenta de arena:

¿Y qué es un desierto sin una buena tormenta de arena? Afortunadamente, llovió un poco el primer día de las rondas clasificatorias y no hubo tormenta de arena. El informe meteorológico de Max Verstappen no es acertado y su peor pesadilla no se hizo realidad –aunque obtuvo el sexto lugar en la carrera.

No se espera lluvia esta semana. En el peor de los casos habría tormenta de arena.

Fuera de pista: 

Lejos de la actividad en el circuito, continuaban las protestas acalladas en el alborotado país, donde el gobierno reprimió severamente, en febrero de 2011, un levantamiento popular similar a los de la primavera árabe.

Muchos, incluyendo Amistía Internacional, sienten que la carrera encubre abusos de los derechos humanos que continúan hasta el día de hoy. En una declaración, dicha organización dijo:

This weekend Bahrain hosts the Formula One Grand Prix, a glamorous event putting the country in the international spotlight. Away from the racing circuit Amnesty International has continued to documented a range of appalling human rights violations.

“Behind the fast cars and the victory laps lies a government that is tightening its chokehold on any remnant of dissent in the country by stepping up arrests, intimidation and harassment of political opposition, critics and activists. The alarming erosion of human rights in Bahrain in recent years means that anyone who dares to criticize the authorities or call for reform risks severe punishment,” said James Lynch, Amnesty International’s Deputy Director for the Middle East and North Africa

Esta semana Bahréin es la sede del Gran Premio de Fórmula 1, un glamoroso evento que pone al país en el foco de la atención internacional. Lejos del circuito de la carrera, Amnistía Internacional continúa documentando una serie de terribles violaciones a los derechos humanos.

“Detrás de los autos rápidos y las vueltas olímpicas yace un gobierno que está ahogando cualquier remanente de desacuerdo en el país mediante el incremento de arrestos, intimidación y acoso a la oposición, los críticos y los activistas políticos”, dijo James Lynch, director adjunto de Amnistía Internacional para Medio Oriente y Norte de África.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.