¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Moda georgiana: ¿la nueva tendencia?

A model waits for her turn on the catwalk during Tbilisi Fashion Week March 31. Photo by Monica Ellena. Used with permission.

Una modelo espera su turno para salir a la pasarela en la Semana de la Moda de Tbilisi, el 31 de marzo. Foto tomada por Monica Ellena. Usada con permiso.

La siguiente es una publicación asociada de EurasiaNet.org escrita por Monica Ellena. Republicado con permiso.

Demna Gvasalia, de 35 años, nacida en Georgia, fue convocada como directora creativa de la poderosa casa de modas parisina Balenciaga. Esto está ayudando a poner a Georgia, país del Cáucaso sur, en el mapa internacional de la moda.

Pero a pesar de las nuevas oportunidades internacionales, algunos diseñadores de moda georgianos deciden quedarse en la capital de su país, Tbilisi. Se quedan porque sienten que pueden experimentar más en su país que en los centros occidentales de la moda.

El mundo de la moda en la antigua república Soviética aún se está desarrollando. Aún así, algunos diseñadores georgianos, expertos en moverse a través de las intrincadas redes sociales y familiares del país, dicen que es más fácil encontrar su lugar en esta bohemia visual que en las mecas de Londres o París.

Sin embargo, no siempre es fácil tomar la decisión de quedarse cerca de casa.

En tiempos de la Unión Soviética, la moda no era tanto un proceso creativo, sino una expresión para “industria liviana”. Los georgianos nunca se sometieron totalmente a esos dictámenes; enfatizados por el contenido de las películas destacadas del período soviético. Pero cuando llegó la independencia en 1991, la infraestructura de manufactura aún debía alcanzar a las ideas.

Aftandil Tskvitinidze, a veteran of the Georgian fashion scene has showcased his work in Paris, Astana, Baku and Kiev. Photo by Monica Ellena. Used with permission.

Aftandil Tskvitinidze, un veterano del mundo de la moda, ha exhibido sus creaciones en París, Astana, Baku y Kiev. Foto tomada por Monica Ellena. Usada con permiso.

El diseñador Avtandil Tskvitinidze, cuyas prendas y calzados ya se venden desde París hasta Singapur, empezó con una pequeña tienda a mediados de los noventa cuando, dijo: “Los cortes de luz ya eran corrientes [y] querer vivir de la moda era una decisión arriesgada”. Conocido por los amantes de la moda simplemente como Avtandil, Tskvitinidze, de 42 años, nunca dejó su ciudad y no tiene deseos de hacerlo. “Europa y los EE. UU. están sobrepoblados”, manifestó.

En Tbilisi, prevalece la actitud de “hacer lo tuyo” y esto parece haber atraído a un gran número de clientes de moda y estilistas internacionales. Aparte de la propuesta de Balenciaga a Gvasalia, el nombramiento del diseñador georgiano David Koma en el 2013 como jefe de la casa de perfumes y moda francesa Thierry Mugler ofrece confirmación adicional de que los diseñadores georgianos están entrando al círculo del reconocimiento.

“La moda es una industria dinámica y los profesionales están en la búsqueda de nuevas tendencias, nuevos nombres y nuevos estilos” dijo Maia Gogiberidze, la gerente general de 41 años de Materia, una fábrica de vestimenta laboral. Gogiberidze también dirige una línea de moda de alta gama, Matériel, y una marca más informal, Dots. “Hoy en día, Georgia sólo puede ofrecer eso”.

Una experimentada editora de Vogue Italia concuerda. “Hay un gran potencial desarrollándose poco a poco y los diseñadores georgianos están demostrando un gran interés por experimentar más allá de los límites, tanto en las formas como en los materiales” dijo Sara Maino, quien también dirige Vogue Talentos, una plataforma virtual destinada a jóvenes diseñadores.

El creciente interés en los diseñadores georgianos hizo que se realizaran dos Semanas de la Moda por separado: Tbilisi Fashion Week, que acaba de terminar sus shows de primavera, y Tbilisi Mercedes-Benz Fashion Week.

“Cuando empezamos en el 2009, se podían contar con una mano a los diseñadores” aportó Tako Chkheidze, un ex modelo de 35 años y uno de los fundadores de la Semana de la Moda en Tbilisi. “Hoy, hay alrededor de 60. Esto es una señal del constante crecimiento”.

Antes, se encasillaba la vestimenta de las mujeres georgianas en vestidos simples y negros. Sin embargo, las colecciones que mostraron en la Semana de la Moda de Tbilisi del 31 de marzo al 3 de abril no eran nada simples; iban de los pasteles estampados de Diana Kvariani a los cortes con vuelo y colores brillantes de Lako Bukia, los vestidos veraniegos con tonalidades arcoíris de Irma Sharikadze y los pantalones oxford con piedras preciosas de Anouki. Los materiales variaron del fieltro (siguiendo la tradición georgiana de mezclar lana de oveja y seda) al terciopelo brillante, gasas y linos.

El ámbito de la moda aún debe seguir creciendo y tanto los expertos como los diseñadores están de acuerdo con que Tbilisi se beneficiaría realizando sólo una Semana de la Moda. “Juntar los eventos va a proporcionar mayor coordinación, más recursos y va a haber más diseñadores para mostrar” dijo Maino, de Vogue Italia. “Una Semana de la Moda unificada también atraería a más profesionales”.

Maia Gigoberidze, founder of the Dots clothing store based in the historical part of Georgia's capital Tbilisi focussed on casual fashion. Photo by Monica Ellena. Used with permission.

Maia Gigoberidze, creadora de la tienda de ropa Dots, en la parte histórica de la capital de Georgia, Tbilisi, hizo énfasis en la moda informal. Foto tomada por Monica Ellena. Usada con permiso.

El desafío más grande en Georgia es conseguir fondos que impulsen el crecimiento. El gobierno apoya la producción textil y de indumentaria con inversiones, pero no tiene datos del moderno ámbito de la moda del país.

Luego de que algunos inversores turcos y empresarios georgianos empezaran a renovar viejas fábricas a principios del 2000, gracias a al apoyo del gobierno a las inversiones privadas, algunas infraestructuras de la época soviética reaparecieron para abastecer al mercado interno y de exportación de prendas. Hoy en día, según datos oficiales, hay aproximadamente 200 fábricas textiles, de las cuales casi el 93% son microempresas que trabajan para marcas de centros comerciales tales como Nike, Puma, Zara y Next.

Entre los diseñadores de moda, sólo Matériel, a través de su empresa matriz, tiene producción propia de prendas. Avtandil, sin embargo, está construyendo su propia fábrica en las afueras de Tbilisi.

Los diseñadores radicados en Tbilisi venden sus prendas en pequeños showrooms o fabrican prendas exclusivas. Casi todos los materiales se importan ya que las fábricas textiles georgianas se ocupan mayoritariamente de ensamblar, más que de crear materias primas.

Lako Bukia, una diseñadora georgiana de 28 años educada en Inglaterra y Estados Unidos, que participó de las Semanas de la Moda en Londres, afirma que las condiciones económicas amenazan con ahogar el talento local. “Gvasalia y Koma tienen mentes increíblemente creativas, pero dudo que hubieran terminado en tiendas internacionales si se hubieran radicado aquí” dijo.

La empresaria Sophia Tchkoria, organizadora del evento Mercedes Benz Fashion Week y BeNext, un concurso anual para que los jóvenes diseñadores estudien afuera, dijo que ellos también necesitan aprender a manejar el lado empresario de la moda.

“Hay talento, pero eso no es suficiente” dijo Tchkoria. “Necesitamos ser vistos, junto con educación de alto nivel y colaboración con la industria de manufactura para poder cumplir con las órdenes de los clientes”.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.