¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Una nueva represa en Portugal está por destruir parte de una región vitivinícola considerada patrimonio mundial

A nova Barragem do Tua. em construção. Foto: Captura de tela

La nueva represa de Tua en su fase final de construcción. Foto: Captura del documental The Last Days of Tua.

Un gigantesco muro de cemento de 108 metros de altura está en la fase final de construcción y va a dar origen a una represa en la desembocadura del rio Tua, en Trás-os-Montes. La represa está ubicada cerca de la región vitivinícola de Alto Douro, región clasificada en 2001 como Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO.

La hidroeléctrica ha estado en construcción por varios años. El gobierno dice que la represa aliviará la gran dependencia de Portugal de la energía importada así como reducirá las emisiones de efecto invernadero y crará 4,000 puestos de trabajo (aunque temporales).

Pero los ambientalistas no creen que los beneficios sean mayores que los costos. En el 2013, varias organizaciones se juntaron para crear la plataforma llamada “Save Tua” para proteger el Valle de Tua. Los ambientalistas alertan que esta represa contribuirá a un “desastre ecológico, destruyendo ecosistemas raros y terrenos agrícolas al inundar cerca de 400 hectáreas de olivos, viñas y hábitats protegidos”.

La región vitivinícola de Alto Douro es la más antigua región productora de vinos del mundo demarcada formalmente como tal por un gobierno desde 1765. Pero además de ser Patrimonio Mundial de la UNESCO es una zona reconocida por la producción de vino de excelente calidad. Los agricultores, jóvenes que decidieron instalarse a vivir en la región e invertir en la producción de vino están descontentos con esta situación, “la represa no nos va a traer nada, nada”, dice el viticultor Pedro Almeida en un documental realizado por Jorge Pelicano para la plataforma “Salvar o Tua“:

Las empresas parcialmente privatizadas detrás de la represa

En la orilla derecha del rio Douro, en el territorio llamado Tierra Caliente del Noreste Transmontano, se encuentra el rio Tua, uno de los afluentes del Rio Douro. Esta tierra, fértil y uno de los principales puntos turísticos de Portugal para los deportes de montaña, está ahora amenazado por la construcción de la represa de Foz Tua en la boca del río Tua.

La construcción tiene el sello de Energías de Portugal (EDP), uno de los mayores operadores energéticos de la Península Ibérica, que tiene también una de las energías mas caras de Europa. La empresa funcionó durante muchos años como monopolio y como la diputada del Parlamento, Mariana Mortágua, señala:

Em Portugal, a cada inverno, repete-se um excesso de mortalidade em resultado do frio. As casas são mal isoladas e a pobreza não deixa ligar o aquecimento. A austeridade e as rendas excessivas na energia matam mesmo. Temos das energias mais caras da Europa (preços antes de impostos), um negócio que dá à EDP lucros anuais em torno dos mil milhões de euros.

En Portugal cada invierno se observa un aumento de la mortalidad como resultado del frío. Las viviendas son mal aisladas y la pobreza no permite usar la calefacción. La austeridad y los costos excesivos de la energía incluso matan. Tenemos la energía mas cara de Europa (precio antes de los impuestos), un negocio que da a la EDP beneficios anuales cercanos a los dos millones de euros.

La EDP es un empresa productora de energía que ha tenido diversas fases de privatización que transformaron una empresa pública en empresa controlada por capital extranjero, cuando una participación del 21,35% fue vendida al grupo chino Three Gorges en 2011, un negocio que, según la auditoria posterior del Tribunal de Cuentas de las privatizaciones, reveló que el propio Estado podrá no haber asegurado el interés estratégico nacional durante la venta.

Tres años después la empresa dueña de la infraestructura y responsable por el  transporte de energía (REN), también terminó por ser privatizada. El estado recibió 157 millones de la venta del 11% del capital de la empresa. Una operación que, junto con la privatización de EDP, dejó al consumidor como rehén de los intereses del sector privado.

Estas son las dos empresas que se preparan para finalizar la represa de Foz Tua, una construcción marcada por la polémica ambiental pero también por varias polémicas relacionadas con asuntos laborales e inspecciones realizadas por la Autoridad para las Condiciones de Trabajo (ACT), que informaban sobre el peligro asociado a actividades de los trabajadores por la falta de medidas de seguridad.

La represa inundará parte de la tierra cerca a ella, y los afectados serán compensados y reubicados. Sin embargo, las consecuencias probablemente no van a parar allí. La humedad creada por una cantidad tan grande de agua almacenada en la represa podría cambiar las condiciones ambientales locales, poniendo en peligro la agricultura local.

El asunto es un punto delicado para el sector vitivinícola en Portugal. Una marca de vino famoso de Alentejo (región en el sur de Portugal) llamada Esporão, que también tiene intereses comerciales en Douro, se convirtió en una de las voces activas de la campaña “Salvar el Tua, proteger el Duero”.

La represa también significa el fin de una de las líneas de ferrocarril más emblemáticas en el país – el ferrocarril de Tua, que será parcialmente sumergida – que contribuyó en gran medida al crecimiento del turismo en la región.

“No necesitamos nuevas represas”

EDP dice que la producción de la represa será cercana al 6% de la energía nacional. Un valor desde ya refutado por varios grupos. La represa Foz Tua es parte del programa de Represas Nacionales, un proyecto financiado por el gobierno para construir nuevas represas. De acuerdo a la Asociación Nacional de Conservación de la Naturaleza, así como las ONG medioambientales GEOTA, LPN y COAGRET, el programa de Represas Nacionales producirá solo el 0,5% de la energía del país, correspondiendo a Foz Tua el 0,1%.

La Asociación también argumenta que este proyecto, una vez terminado, podría conducir a una degradación de los suelos agrícolas, la calidad del agua, los paisajes y ecosistemas específicos de la región y añade que:

Parar a barragem de Foz Tua agora é 30 (trinta) vezes mais barato do que deixá-la avançar e pagar a posteriori os custos de uma eletricidade inútil e caríssima. Sendo certo que a hidroeletricidade é uma parte importante do mix energético nacional, já temos hoje 67 grandes centrais hidroelétricas, 10 das quais equipadas com sistemas de bombagem; muitas barragens existentes estão a ser ou podem vir a ser reequipadas para maior produção; Não precisamos de barragens novas.

Detener la represa de Foz Tua es ahora 30 (treinta) veces más barato que dejarla avanzar y pagar a posteriori los costos de una electricidad inútil y carísima. Entendiéndose que la energía hidroeléctrica es una parte importante de la matriz energética nacional ya tenemos hoy 67 grandes centrales hidroeléctricas, 10 de las cuales están equipadas con sistemas de bombeo; muchas de las represas existentes están siendo o podrían ser re equipadas para aumentar la producción; no necesitamos represas nuevas.

El programa Represas Nacionales podría costarle al gobierno entre el 16 a 20 billones de euros, lo que sus críticos dicen que es una mala inversión porque los accionistas privados, no a las personas a través del gobierno, serán las que recojan las ganancias.

Por otro lado se encuentran los defensores del proyecto como el entonces primer-ministro José Sócrates, que, al inicio de la construcción de la represa, declaró que mientras que proyectos como la represa y otros como un nuevo aeropuerto o un tren bala son caros y tal vez polémicos, son necesarios:

O problema de Portugal foi não se construírem os empreendimentos polémicos. Esse foi o erro que cometemos durante demasiado tempo.

El problema de Portugal fue no construir las obras polémicas. Ese fue el error que cometimos durante demasiado tiempo.

Los opositores dicen que este argumento pasa por alto los muchos proyectos de construcción que se han construido, a pesar de su dudosa utilidad. Por ejemplo, los estadios construidos para la Eurocopa 2004 de fútbol (algunos de los cuales están ahora casi abandonados), o el número de autopistas construidas que puso a Portugal muy por encima de la media cuando se trata de la cantidad de infraestructura de este tipo que se considera necesario.

En última instancia el deseo de varias asociaciones y de un gran número de ciudadanos para frustrar el avance de este trabajo va contra la decisión de la UNESCO sobre el asunto. En un informe preliminar, concluían que “la construcción de la represa de Foz Tua no pone en peligro la clasificación del Alto Douro vitivinícola como Patrimonio Mundial”. Así no es exactamente cómo la gente cuyos ingresos dependen de la tierra lo ve, tal como se aprecia en la serie documental Save Tua.

Para muchos, este asunto es una causa perdida. Para otros, la lucha acaba el día en que las tierras pasen a estar irremediablemente sumergidas. Sin embargo, esta protesta parece ser la primera lucha con el objetivo de eliminar un Programa Nacional de represas que, para António Mexia, Presidente del Consejo de Administración Ejecutiva del EDP, supuestamente nos permite “tratar los principales problemas en Portugal”.

La  plataforma “Salvar el Tua” creó una petición para ser enviada a la UNESCO y que puede ser firmada en este sitio.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.