¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Georgia considera hacer una campaña nacional para formar parejas

Wedding party in Georgia's capital, Tbilisi. Wikipedia image.

Cortejo nupcial en Tiflis, capital de Georgia. Imagen de Wikipedia.

Este artículo, escrito por Giorgi Lomsadze, proviene de nuestro sitio web asociado EurasiaNet.org y se reproduce aquí con autorización.

Se ha programado un conteo nacional de solteros y solteras en Georgia, en un intento por solucionar la “problemática” de los solteros en este país del Cáucaso meridional de 3,7 millones de habitantes.

En Georgia, un grupo de ciudadanos de la organización sin fines de lucro Demographic Development Fund (GDF) considera que la caída de las tasas de natalidad y nupcialidad ha llevado a la pequeña nación postsoviética al borde de una “catástrofe demográfica”. Y eso es algo que Tinder (una aplicación para que la gente pueda conocerse) y otros productos parecidos no pueden solucionar. Según este grupo, hace falta un servicio respaldado por el gobierno para formar parejas.

“Vamos a hacer un censo de solteros, viudos y divorciados, y vamos a ingresar su información en una base de datos”, anunció el mes pasado Davit Khizanishvili, el presidente del Fondo. Mediante una agencia dedicada a esta tarea en particular, la organización ya ha comenzado a completar los perfiles de los solteros de Georgia, y tienen en cuenta detalles personales como “el peso, la altura y el signo del zodiaco”.

El GDF cuenta con la aprobación de la Iglesia ortodoxa georgiana, la institución pública más influyente del país, y los parlamentarios no se han demorado en hacer donaciones de dinero.

Al igual que en el resto del Cáucaso meridional, la mayor parte de Georgia tiende a considerar que el matrimonio y la paternidad son compromisos solemnes, pero muchos georgianos no están precisamente encantados con la idea de una campaña nacional para formar parejas. Por la manera en que está presentada, la campaña no tiene el tono divertido de la de Dinamarca, que formulaba “Hazlo por Dinamarca, hazlo por mamá” y animaba a las parejas danesas a irse de vacaciones para hacer el amor y concebir bebés. Con sus eslóganes sombríos, la versión georgiana se parece más a la comedia distópica Langosta. En esa película, los solteros son trasladados a un hotel, donde deben encontrar una pareja romántica en 45 días, o de lo contrario serán convertidos en animales.

La campaña del GDF les dio escalofríos a algunos georgianos. La reacción del público, resumida en el periódico Rezonansi, incluyó muestras de preocupación sobre la posibilidad de que se les cobre un impuesto a los solteros o que se vean obligados a aceptar un matrimonio forzado.

La iniciativa, además de preocupación, ha creado parodias. “Puede pasar que una mujer no sea feliz con el marido que se le ha sugerido, pero tiene que soportar la situación para apoyar la causa nacional”, dice la revista satírica Chiti, una versión georgiana de The Onion (revista satírica estadounidense). La revista bromeaba que el Fondo intentaría arreglar uniones entre lindos y feos para que los hijos tuvieran un atractivo promedio aceptable.

El escepticismo hacia esta idea está vinculado al hombre que la propuso, el empresario y casamentero Levan Vasadze, presidente del consejo de administración del GDF y egresado de la escuela de negocios de Emory University. Con 45 años y mentalidad y atuendo conservador (le gusta vestir la chokha), Vasadze tiene una organización y unos objetivos similares a los del GDF.

Se lo conoce por su cruzada en contra de los derechos de los homosexuales y del derecho al aborto. Su forma de hablar y sus sermones órficos en contra del liberalismo lo ha convertido en carne de cañón que alimenta las parodias en internet y en televisión.

La diatriba de Vasadze que está circulando actualmente es en contra de los partidarios del liberalismo cultural y social. “Voy a llamar a estas personas homo urbanicus hedonicus, u homo urbanicus, o tal vez simplemente urbano-hedonicus”, comentó en una charla a principios de este año. “En la adolescencia, el homo urbanicus piensa que es feliz, pero eso es solo una ilusión hormonal… el homo urbanicus hedonicus se vuelve sadomasoquista y depresivo, aquejado por la soledad, la ira y la rabia”.

Casado y padre de seis hijos, Vasadze considera que el mejor antídoto para esos males es la recreación.

El GDF explicó que Vasadze no está participando activamente en la campaña, pero muchos solteros de Georgia todavía están preocupados de que Vasadze, vestido con su característica vestimenta tradicional, vaya a golpear sus puertas con una posible futura pareja a su lado.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.