¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Pakistán reprimió la protesta de simpatizantes de Qadri, pero casi nadie se enteró gracias al apagón mediático

Protests Spread In Pakistan After Qadri Execution. Image: RFE/RL / YouTube.

Las manifestaciones se multiplicaron en Pakistán tras la ejecución de Qadri. Imagen: RFE/RL / YouTube.

En marzo pasado, más de 2 000 manifestantes se congregaron en la avenida Constitución, en la llamada zona roja de la capital paquistaní, para protestar por la ejecución de Mumtaz Qadri, un ex comando especial de la policía de Punjab que murió en la horca en febrero condenado por el asesinato del gobernador de Punjab Salman Taseer.

La protesta continuó durante varios días, a pesar de las barricadas instaladas para evitar el ingreso de manifestantes a la zona, que alberga varios edificios del gobierno. Los manifestantes finalmente se dispersaron después de que las autoridades se comprometieron a no reformar la famosa ley antiblasfemia vigente en Pakistán. (Esa era solo una de las demandas de los manifestantes.)

La mayoría de los periodistas del país ignoraron la protesta, en gran parte debido a que las autoridades recurren cada vez más a apagones informativos, alegando que el propósito es frenar la violencia en las calles. Rara vez estas medidas son cuestionadas en público, y por lo general los grupos que podrían insistir en una mayor independencia de los medios le conceden a los agentes de seguridad el beneficio de la duda.

Centenares continúan manifestandose frente al Parlamento. En los parlantes se oye: ‘Convirtieron en mártir a Qadri, ahora tenemos más de 1000′

Sin embargo, controlar el espectro radioeléctrico no alcanza para conseguir una tranquilidad incontestable. Repentinos bloqueos de carreteras, falta de información en televisión y la suspensión del servicio de telefonía móvil contribuyeron al frenesí del público.

Islamabad sitiada Día 2: Las redes móviles permanecen interrumpidas mientras una multitud de fanáticos mantiene al parlamento de rehén.

“¿No lo vieron venir?”

Para la mayoría de los paquistaníes los medios sociales fueron la única fuente de noticias sobre el vandalismo y los disturbios del mes pasado. A la luz del giro violento que tomaron las protestas, la capacidad de la policía para manejar el desorden público ha sido uno de los temas más debatidos. Desde la ejecución de Qadri se temen represalias de las organizaciones religiosas prohibidas que lo apoyan en forma de atentados terroristas.

Anticipándose a posibles incidentes de violencia, el día de la ejecución de Qadri el gobierno incrementó las medidas de seguridad, pero no logró impedir que las manifestaciones se tornaran violentas. Según los informes, muchos de los manifestantes incluso viajaron a Islamabad desde diversas ciudades de todo el país, lo que generó preocupación acerca de la falta de capacidad de planificación del Estado.

#IslamabadUnderSeige: Lack of police preparation evident as protesters force their way into capital, march on parliament http://www.dawn.com/news/1248357/liaquat-bagh-to-d-chowk-a-trail-of-destruction

Posted by Islamabad Scene on Monday, March 28, 2016

Se hace evidente la falta de preparación de la policía a medida que los manifestantes entran por la fuerza en la capital y marchan hacia el parlamento

Muchos usuarios de Twitter criticaron las protestas ilegales y destructivas utilizando la etiqueta #IslamabadUnderSeige (Islamabad sitiada):

¡Mientras tanto así quedó la estación del metro en Islamabad debido a la protesta sin sentido de los simpatizantes de Qadri!

¡Ni un solo fanático se debe salvar! Que los arresten y procesen a todos según la ley antiterrorismo!

¿Para qué invertir tanto si Islamabad es tan frágil que fácilmente podría ser conquistada con palos y piedras!

En Islamabad no existe estado ni gobierno. Caos por todas partes.

“¿Qué sucede con el bloqueo a los medios?”

En un comunicado de prensa la Autoridad Reguladora de Medios Electrónicos de Pakistán (PEMRA) ordenó a los canales de noticias informar “responsablemente”, citando el ejemplo de la cobertura mediática del atentado en Bruselas. Este tuit de la presentadora de televisión y periodista María Memon resume lo que esperaba el Ministerio del Interior de los periodistas. El ministerio considera que la total falta de cobertura mediática de la protesta ayudó a ‘poner freno a la situación “y la calificó como “el rol positivo de los medios”.

El ministro del Interior alaba el papel positivo de los medios de comunicación, que impidieron que la situación se saliera de control en D Chowk.

[D-chowk se refiere a la avenida Constitución donde se llevó a cabo la manifestación]

El gobierno sostiene que limitar o incluso censurar la cobertura mediática de las protestas contribuye a frenar la violencia. Pero no todos están de acuerdo con este enfoque. En la página oficial de Facebook de PEMRA, comentando el comunicado de prensa de la agencia, Adnan Khan residente de Islamabad escribe:

would take commercialisation – crass or otherwise – of the media if that is what it takes for media to do it must, i.e. report and inform people. Under PEMRA, that has been consistently thwarted. I wonder why no one has challenged the existence of this Orwellian body on constitutional grounds.

intervendría la comercialización – de manera burda o de otro modo – de los medios de comunicación si fuera necesario para que cumplan su deber, es decir, informar a la gente. Según PEMRA, ese objetivo ha sido frustrado constantemente. Me pregunto por qué nadie ha cuestionado con fundamentos constitucionales la existencia de este cuerpo orwelliano.

Otros, por su parte, consideran que es necesario un apagón informativo total, durante los preparativos tendientes a obligar a los manifestantes a despejar el área:

Antes de despejar D-Chowk cierren todos los circuitos cerrados de televisión, desalojen a los medios de las áreas cercanas a D-Chowk y Bismillah

Esperemos que los medios no den ningún tipo de cobertura a la protesta por Qadri de mañana. Dejen que los fanáticos se enojen aún más.

¿Cuál es la otra cara de un apagón informativo?

¿Qué mensaje envía el gobierno al silenciar las manifestaciones, carteles, cobertura mediática en favor de Qadri? ¿De pacificación o cobardía?

Comprendido: decisión de los medios de no cubrir las protestas por la ejecución de Qadri. No se entiende: la escasa cobertura del infierno en contra del gobierno que se desató hoy en Islamabad

La decisión del gobierno de silenciar la cobertura mediática del funeral de Mumtaz Qadri fue buena, pero al menos debería permitir que los medios muestren lo que están haciendo sus seguidores.

El silencio informativo respecto a la marcha de seguidores de Qadri no ayudará. El estado debe denunciar y prohibir todas las marchas de una vez.

Los apagones informativos ordenados por el gobierno le complican la vida a los periodistas, que a menudo temen represalias de manifestantes violentos. El presentador de noticias, Hamid Mir expresó su consternación en Twitter:

Medios bajo ataque. Los simpatizantes de Mumtaz Qadri atacaron el Club de prensa en Karachi, la policía y los guardias no consiguieron proteger a los periodistas

Simpatizantes de Quadri atacaron y maltrataron a periodistas y personal de los medios

Los simpatizantes de Qadri se acercan al parlamento, el Club de prensa de Karachi fue atacado. Claramente, la estrategia del gobierno de apagón informativo no estaría funcionando.

“¿Por qué aceptamos sus demandas?”

Las diez demandas de los manifestantes incluyeron la liberación incondicional de todos los clérigos y líderes acusados de diversos delitos, como terrorismo y asesinato, el reconocimiento de Mumtaz Qadri como un mártir y la declaración de su celda patrimonio nacional, garantías de que las leyes sobre blasfemia no serán reformadas, y el despido de funcionarios ahmadíes y de otros grupos no musulmanes que ocupan puestos clave en el gobierno nacional y en otras jurisdicciones.

El Estado y la ciudadanía paquistaní deben tratar con firmeza a los agitadores desestimando todas sus demandas, escribe la bloguera Shamila Ghyas:

We need to reject their demands, dismiss them, ridicule them, show them a mirror and make them see that we are not scared of them.

Tenemos que rechazar sus demandas, desestimarlas, ridiculizarlos, mostrarles un espejo y hacerles ver que no les tenemos miedo.

En el marco de la represión, la policía detuvo a más de 500 manifestantes y el ministro del interior emitió la siguiente advertencia:

Vamos a despejar la zona de D-Chowk mañana frente a los medios de comunicación

Después del fin de las protestas, surgieron informes de que las autoridades aceptaron al menos una de las demandas de los manifestantes (acordaron no reformar la ley sobre blasfemia), aunque el Ministerio del Interior ha negado la existencia de un compromiso por escrito. Sin embargo, como las negociaciones no fueron cubiertas por medios independientes, el gobierno logró ignorar las presiones por mayor transparencia. El periodista Taha Siddiqui plantea una cuestión importante acerca de la autocensura de los medios que en su opinión facilita el camino a mayor control gubernamental:

Cuando accedieron voluntariamente a no cubrir el funeral de Qadri los propios medios paquistaníes prepararon el terreno para este tipo de presiones

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.