¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Se declara la guerra en línea a los ‘Fujitrolls’ en medio de las elecciones presidenciales del Perú

La escena política en Perú se tensa con la participación de equipos organizados en Twitter en favor de la candidata presidencia Keiko Fujimori, a los que las redes bautizaron como "Fujitrolls". Fotografía publicada bajo licencia CC0, del Dominio Público.

La escena política en Perú se tensa con la participación de equipos organizados en Twitter en favor de la candidata presidencia Keiko Fujimori, a los que las redes bautizaron como “Fujitrolls”. Fotografía publicada bajo licencia CC0, del Dominio Público.

En el Perú, la campaña electoral para la segunda vuelta por la presidencia parece tener más agitación en internet que en la calle. En las redes sociales los simpatizantes de ambos bandos, popularmente conocidos como fujis (que van a favor de Keiko Fujimori) y ppkausas (a favor de Pedro Pablo Kuczynski), han estado atacándose unos a otros con todas las armas a su disposición. El 6 de mayo en la revista Hildebrandt en sus Trece, un informe revela la estrategia digital a la que se ha avocado Fuerza Popular, el partido de los Fujimori. Pareciera entonces que el lado fujimorista es el que ha actuado con más fuerza, y también con más inclinación al insulto. Según la revista, la consigna básicamente es “Destruir a Pedro Pablo Kucznski, a los miembros de su equipo y a quienes se atrevan a criticar a Keiko o Alberto Fujimori“. Posiblemente sea por esto que de modo general, a esta bancada fujimorista en internet se le conoce en internet como fujitrolls.

Un caso reciente de este tipo de ataques fue protagonizado por los usuarios de Twitter @clauxbryce y @elianacarlin. Luego que @elianacarlin tuiteara sobre un nuevo grupo fujimorista al descubierto, @clauxbryce respondió llamándola terruca [terrorista]. También sostuvo con un tuit: “los tenemos identificados” mencionando además que “les queda poco tiempo de circulación”. Cabe indicar que Eliana Carlín es una de las fundadoras del grupo “No a Keiko” y la suelen acusar de trabajar para Nadine Heredia, la esposa del presidente actual del Perú, Ollanta Humala.

Se habla de equipos trabajando a tres niveles. El primero serían las cuentas semi-institucionales, o grupos organizados y simpatizantes de Fujimori, aunque no parte oficial de su partido político. Ejemplos de estos grupos sería @CibernautasFP, @Jovenesconkeiko, que difunden las declaraciones de Keiko Fujimori y de los voceros de Fuerza Popular. El segundo nivel lo constituyen cuentas personales de simpatizantes del fujimorismo (@uterofavre, @duchope -cuenta recientemente eliminada-) encargadas de crear tendencia, como fue el caso de #BajaBajaPPK y #PPKaos. El tercer nivel es un equipo anónimo pagado que trabaja a dos turnos atacando a Pedro Pablo Kuczynski y a sus simpatizantes.

Pía Hildebrant, periodista del semanario Hildebrandt en sus Trece, comenta en su cuenta en Facebook:

hemos conocido más detalles patéticos, perturbadores y escabrosos de lo que hace esa gentuza […] El líder de los fujitrolls es un tal Christian Peralta, jefe de imagen de K. Fujimori (ver foto), a los fujitrolls les pagan “hasta 200 soles por semana” (o sea, más o menos 5 soles la hora; o sea, si en una hora -60 minutos- escriben 60 insultos -ganan 0.0833 céntimos de sol por cada comentario o tuit insultante; […] Qué asco, en serio. No los trolls, pobrecitos -en serio, me dan pena-, sino los fujimoristas usándolos de la manera más infame y canalla. Toda la miseria humana se concentra en la mafia naranja. Toda. No puede volver a gobernar el Perú.

Casi simultáneamente se reactivó la cuenta @fujitrolls, dedicada a desenmascarar a los usuarios detrás de esas cuentas de Twitter mencionadas como de segundo nivel. La cuenta supuestamente está administrada por varios periodistas del medio y pide a sus seguidores ayuda para identificar a las personas detrás de las cuentas anónimas atacantes, es decir, las cuentas llevadas por fujitrolls.

La periodista y abogada Rosa María Palacios comenta en su cuenta de Facebook que ella suele ser blanco de los ataques de cuentas anónimas en Internet, sobre todo en Twitter. Por esta razón, sostiene que, de haber oportunidad para identificar a personas que se dedican al amedrentamiento, el ataque a la autoestima o la destrucción de la intimidad, ¿por qué no hacerlo?:

Con mucha paciencia un grupo de periodistas ha identificado las identidades de los cabecillas que nos han difamado durante años. Como la mayoría de este grupo virulento y soez se dedica a patrocinar a Keiko Fujimori han sido bautizados como Fujitrolls. No son todos los que están, ni están todos los que son (seguimos recibiendo información), pero hay lo suficiente para que las familias de estos sujetos, sus colegas en sus trabajos, sus jefes y sus amigos conozcan quiénes son estos seres perturbados con personalidades escindidas que se esconden detrás de un alias para matar con la palabra.

La guerra en línea atrapa la atención de la prensa

Diversos medios informaron hoy de la puesta al descubierto de las primeras cuentas fujitrolls. El diario La República consultó a Keiko Fujimori al respecto, quien dijo “condenar cualquier tipo de insulto, se trate de quien se trate”. Asimismo, en el diario Perú21, Fujimori declaró que su organización política no tiene fujitrolls:

Mientras tanto, en SpacioLibre comentan sobre la tuitera identificada:

Maire Anthoanete Carrillo Herrera (a) “Mar Mounier” @elhigadodmarita en Twitter, ha sido por años una de las más acérrimas defensoras del fujimorismo y la más crítica de los periodistas “caviares” [de izquierda] y de los “rojetes” “terroristas” que siquiera se atreven a contradecir y denunciar a las huestes fujimoristas, Carrillo no solo ha llevado esa “lucha” en el mundo virtual sino que incluso ha sido comentarista en diversos programas conducidos por connotados periodistas “anticaviar” como Phillip Butters (por citar a alguno).

La propia @elhigadodmarita respondió a las revelaciones de @fujitrolls con ironía y muy en su desafiante estilo, diciendo con contundencia que no podrían callarla. El tuit con el que contestó fue eliminado durante la edición de este post, pero aún tiene respuestas de otros usuarios. Mientras tanto, quienes la defienden también hacen pública su opinión: 

Si bien del lado de Pedro Pablo Kuczynski también hay tuiteros simpatizantes que llegan a ser trolls, y probablemente haya un equipo mínimamente organizado en línea (como suele ser el caso de buena parte de los partidos políticos) este lado de la contienda no ha recibido el mismo nivel de atención. La periodista Milagros Leiva hace notar este punto con su tuit:

Isabel Guerra, también periodista, simplemente no esta de acuerdo con la forma de proceder. Para Guerra, esta estrategia es similar a tomar justicia por la propia mano:

Esta parece ser una primera batalla en una guerra ya declarada. Las huestes de ambos bandos no pueden confiarse pues en cualquier momento puede darse un contraataque. Sólo parece quedar contar las bajas y estar vigilantes. Lo lamentable, como en todo enfrentamiento de esta naturaleza, es que entre las bajas puede contarse la ética en la conversación política entre ciudadanos, o incluso la participación de muchos que podrían desanimarse frente a movimientos que pueden ser vistos como ajusticiamientos virtuales.

La versión original de este post apareció en el blog Globalizado de Juan Arellano.

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.