¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

El arzobispo de Valencia (España) y su cruzada contra «el imperio gay»

Cañizares en la misa de su toma de posesión como arzobispo de Valencia

El cardenal Cañizares en la misa de su toma de posesión como arzobispo de Valencia. Captura de pantalla de un vídeo de la Archidiócesis de Valencia en YouTube

[España] ha asistido [en los últimos años] a una importante escalada contra la familia por parte de dirigentes políticos, ayudados por otros poderes como el «imperio gay» y ciertas ideologías feministas.

Así se expresó el cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, en la homilía que pronunció durante una misa celebrada en la sede valenciana del Pontificio Instituto Juan Pablo II, en la que también afirmó que España es el país europeo «donde más se ha incrementado el número de abortos, las rupturas matrimoniales y las uniones de hecho», y denunció que la legislación que fomenta la ideología de género es «la más insidiosa que ha habido en toda la historia de la humanidad».

El cardenal Cañizares pertenece al «ala dura» de la Iglesia católica, que fue la tendencia dominante en España durante los papados de Juan Pablo II y Benedicto XVI, pero parece vivir una época de decadencia con Francisco I. Aun así, algunos de sus líderes insisten en atacar a la comunidad LGTB y se han visto envueltos en agrias polémicas en los últimos tiempos.

Como era de esperar, también en este caso se ha desatado una fuerte controversia. En Twitter se tomaron las palabras del arzobispo con mucho humor, y la avalancha de tuits y memes colocó las palabras «Imperio Gay» entre los Trending Topic del pasado jueves 19.

Buenafuente, caracterizado de Darth Gayer

Buenafuente, caracterizado de Darth Gayer. Foto de eldiario.es con licencia CC BY-SA 3.0

El humorista Andreu Buenafuente, en su programa Late Motiv declaró ser «muy fan de Cañi», y dedicó su monólogo al cardenal:

Cañizares, los días que sale el arco iris, no sale de casa. Él cree que vendrá Elton John y se lo va a llevar al infierno a ver vídeos de George Michael hasta que los ojos le sangren.

Pero no todos le han visto la gracia a la homilía del cardenal. Paco Ramírez, director del Observatorio Español contra la LGBTFOBIA publicó una durísima «Carta abierta del Imperio Gay contra el druida Panorámix Cañizares», en la que califica al cardenal de estar «loco de atar», y cita estudios científicos que «han descubierto que la homofobia y la intolerancia irracional se debe a problemas psicológicos, son gente propensa a trastornos psicóticos que en casos extremos puede llevar a la esquizofrenia». Ramírez acusa también a Cañizares de incitar a la violencia homófoba:

Como Panorámix el druida de “Astérix y Obélix”, se empeña en seguir defendiendo con furia y rencor una concepción de la sociedad y de la Iglesia caduca y que ya no existe, el mundo ha cambiado y su Aldea Gala de la ortodoxia fundamentalista se ha convertido en un burbuja traslúcida que no le permite ver que sus homilías en vez de difundir el mensaje de amor y concordia del Evangelio son un altavoz para el odio, la confrontación y la incitación a la violencia.

En una sociedad como la española, crecientemente laica y tradicionalmente tolerante con las tendencias sexuales minoritarias, han sido pocas las voces que han defendido a Cañizares. En periodistadigital.com, la usuaria Mar mostró su acuerdo con el arzobispo:

Me adhiero completamente a sus declaraciones señor Obispo. Hay q ser valiente para expresarlas. Hoy por hoy los vicios están de moda, entre ellos la homosexualidad y el feminismo. Pero qué es esto? Tan vacío está el ser humano que necesita llamar la atención de cualquier forma? El exhibicionismo y la agresividad de estos grupos lo confirman.

En Infocatolica.com, Edith afirmó estar al tanto del «problema»:

Todos ya nos estamos dando cuenta de la furibunda dictadura gay.

El cardenal Cañizares con la «capa magna» en 2007, durante una ordenación de sacerdotes en Toledo

El cardenal Cañizares con la «capa magna» en 2007, durante una ordenación de sacerdotes en Toledo. Foto de laicismo.org

Pero la mayor parte de los internautas afearon las palabras de Cañizares, calificando su discurso de rancio y obsoleto:

Androcentritis (en eldiario.com)
A ver si se enteran estos hombres célibes y castos de que la única autoridad que tienen es con respecto a sus subalternos y que no pretendan meterse en las camas ni en las braguetas de los miembros de la sociedad civil del siglo XXI (no XI ni XII).

Roberto (en infocatolica.com)
El Cardenal Cañizares cumple su misión, como pastor de la Iglesia defender el modelo de familia católica; el problema que es que gran parte de la población ha dejado de ser católica (si es que alguna vez lo fue) y entonces la forma de entender la familia, la sexualidad, las relaciones, etc para mucha gente ya no está centrada en la fe y en la moral que se deriva de ella.

Es un problema que se va a dar cada vez más, lo obispos y sacerdotes en cuestiones de moral (aunque su mensaje vaya dirigido a todos), tendrán que considerar que solamente la comunidad católica va a ser la receptora de sus mensajes, y esta comunidad va a ser menos numerosa y mas envejecida.

En cuanto a las implicaciones legales que pudieran tener los comentarios del arzobispo, el colectivo Lambda de lesbianas, gais, transexuales y bisexuales ha interpuesto una denuncia ante la Fiscalía de Delitos de Odio «por sus comentarios homófobos y machistas que sólo hacen incitar al odio contra aquellas personas que no entramos dentro de los arcaicos modelos que defiende la jerarquía católica».

En medio de la polémica, el papa Francisco reclamó la presencia del arzobispo en el Vaticano, una audiencia inesperada en la que según eldiario.es, «las palabras del purpurado fueron el grueso de la conversación»:

(…) el Papa Francisco no quiere que los obispos españoles sigan boicoteando el cambio de mensaje que pretende hacer llegar desde la Iglesia. Y menos, en un momento en el que “España está viviendo un momento electoral y político muy complicado” en el que la Iglesia “debe ser instrumento constructivo, y no elemento desestabilizador”, apuntan fuentes eclesiásticas.

(…) Así, mientras desde el Vaticano se han abandonado las palabras gruesas contra los homosexuales, los divorciados o cualquier cuestión relativa a la moral sexual, algunos obispos (…) siguen empeñados en hacer del sexo un caballo de batalla.

3 Comentarios

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.