¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

El primer ministro de Timor Oriental no desiste de la demanda por difamación contra dos periodistas

Timor Leste Prime Minister Rui Araujo meets a group of journalists during the World Press Freedom Day celebration in Dili, the country's capital. Source: Facebook page of Timor Leste's office of the Prime Minister

Primer Ministro de Timor Oriental Rui Araujo reunido con un grupo de periodistas durante la conmemoración del Día mundial de la libertad de prensa en Dili, la capital. Fuente: página de Facebook de la oficina del primer ministro de Timor Oriental.

El 22 de abril del 2016, numerosos grupos de medios globales enviaron una carta dirigida al primer ministro de Timor Oriental, Rui Maria de Araujo, instándolo a retirar la causa por difamación que había iniciado contra dos periodistas locales. Una semana después, Araujo respondió, defendiendo su decisión de seguir adelante con el proceso contra los periodistas.

Este autor obtuvo una copia de la carta de Araujo, donde aborda las preocupaciones planteadas por los grupos de medios globales. Araujo dijo que no tolerará “la irresponsabilidad de la prensa”:

I will not trade press freedom and freedom of expression with ‘press irresponsibility’ and ‘irresponsible expression of freedom’.

No voy a intercambiar libertad de prensa y libertad de expresión por ‘irresponsabilidad de prensa “y” expresión irresponsable de la libertad’.

La carta, que lleva la firma de representantes del Comité de Protección de Periodistas, Freedom House, la Federación Internacional de Periodistas, y el Sindicato de periodistas del sudeste asiático, hace referencia al caso de Raimundos Oki y Vicente Martins del periódico Timor Post. El 10 de noviembre de 2015, el diario Timor Post publicó una nota alegando la existencia de corrupción en un proceso de licitación pública. Unos días más tarde, el periódico publicó una corrección y una réplica de la oficina del primer ministro – en ejercicio del derecho protegido por la ley de prensa nacional – en relación con la historia.

Pero Araujo, que no quedó satisfecho con la corrección publicada por el diario, inició una demanda por difamación contra Oki y Martins.

Sin embargo, en la carta enviada a los grupos de medios globales, Araujo afirmó que no presentó una denuncia penal por difamación, sino que simplemente hizo una “presentación de los hechos a la fiscalía de una acusación falsa difundida públicamente en mi contra”.

Araujo insistió en que tiene derecho a presentar cargos contra los periodistas que según él han hecho falsas acusaciones en su contra:

Can a journalist write, and newspapers publish these types of reports just because of press freedom and freedom of expression?

There was indeed a report by Timor Post on a press conference in which I denied the false accusations, and an apology was published mentioning ‘technical error’, but not a single word ‘correcting’ the patently baseless accusations.

¿Puede un periodista escribir y publicar este tipo de informes solo a causa de la libertad de prensa y la libertad de expresión?

En efecto existió un informe en el Timor Post de una conferencia de prensa en la que negué las falsas acusaciones, y una disculpa publicada que mencionaba ‘error técnico’, pero ni una palabra ‘corrigiendo’ las acusaciones evidentemente infundadas.

Añadió que la ley de prensa de Timor Oriental garantiza los derechos de los periodistas, pero “no como un medio para avalar cualquier delito cometido por periodistas o agencias de prensa”.

A copy of the correction published by Timor Post on November 8, 2015. Photo by Raimundos Oki, used with permission

Una copia de la corrección publicada por el Timor Post el 8 de noviembre de 2015. Foto por Raimundos Oki, usada con permiso.

El pasado 11 de abril, los dos acusados fueron citados a comparecer en la oficina del fiscal. Después de evaluar el caso, la fiscalía decidió acusar a los dos periodistas de ‘denuncia calumniosa “.

[…] the prosecution believes that Raimundos Oki ‘after getting this information, did not verify the truth of this information nor confronted with the victim in order to get their version of the facts.’

[…] It did so in order to hit the honor, good name and reputation due to injured Rui de Araujo, well knowing that such rights are constitutionally protected and that the news did not correspond to the truth.

[…] La fiscalía considera que Raimundos Oki “después de recibir la información, no verificó su veracidad ni confrontó a la víctima con el fin de obtener su versión de los hechos”.

[…] Lo hizo con el fin de atentar contra el honor, el buen nombre y reputación de Rui de Araujo, a sabiendas de que tales derechos están protegidos constitucionalmente y de que la noticia no se corresponde con la verdad.

La carta de los grupos de medios globales fue enviada unos días antes de la celebración del Día Mundial de la Libertad de Prensa. En ella se expresó preocupación por el impacto de la causa por difamación en el compromiso de Timor Oriental con la protección de la libertad de prensa:

[…] the international media community is both disappointed and concerned that such an action is being pursued and strongly urge for you to unconditionally drop the charges and stop using legal threats to harass Timor Leste’s journalists.

[…] this defamation complaint against Oki and Martins threatens to significantly undermine press freedom in Timor Leste by engendering a culture of fear and intimidation among journalists who report on issues of national import.

[…] La comunidad de medios internacionales está a la vez decepcionada y preocupada ante una medida de este tipo y solicita encarecidamente que se retiren los cargos incondicionalmente y se suspenda el uso de amenazas legales para hostigar a periodistas de Timor Oriental.

[…] Esta denuncia por difamación contra Oki y Martins, al generar una cultura de temor e intimidación entre los periodistas que informan sobre cuestiones de importancia nacional, amenaza con debilitar de manera significativa la libertad de prensa en Timor Oriental.

Entrevistado por este autor sobre su caso, Oki respondió:

Kuandu lori ba prosesu legal ne'e ha'u la tauk ida, tanba ha'u prontu asume responsabilidade ba aktu ne'ebe mak ha'u halo ona, tanba ita kumpri ona buat hotu liu husi halo koresaun no fo direitu de resposta.

Ha empeorado hasta convertirse en una demanda legal, no tengo miedo porque estoy listo para asumir responsabilidad por mis actos, porque ya cumplimos al hacer la corrección y concederle derecho a réplica.

A pesar de este caso, Araujo, en un discurso frente a un grupo de periodistas el 3 de mayo durante el Día Mundial de la Libertad de Prensa, ratificó el compromiso de Timor Oriental con la libertad de expresión y la libertad de prensa.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.