¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Derrame de petróleo en el mar Adriático es una muestra de las catástrofes naturales que se avecinan

Kostrena, Rijeka, Croatia. Photo by Goran Kovačić, used with permission.

Kostrena, Rijeka (Croacia). Fotografía de Goran Kovačić, utilizada con permiso del autor.

A principios de mayo, una falla en el funcionamiento del equipo de una refinería de petróleo causó un derrame en el mar Adriático, cerca de la costa de Croacia, y ocasionó daños al medio ambiente local y preocupación entre los residentes de la zona.

En la tarde del 12 de mayo, en Urinj, cerca de la ciudad croata de Rijeka, frente a la localidad de Kostrena, una zona del mar Adriático y de su costa se tornó de color negro luego de que un oleoducto de la refinería INA sufriera un derrame de petróleo, lo que ocasionó un desastre ecológico.

Los lugareños tomaron fotografías e informaron del incidente a las autoridades, quienes formaron grupos para intentar reparar los daños causados. Sin embargo, debido a las adversas condiciones del tiempo y a la magnitud del derrame, las operaciones de limpieza continuaron la semana siguiente.

Mientras tanto, la refinería de petróleo emitió un comunicado oficial en el que se disculpaba por el derrame y prometía reparar el daño dentro de las 24 horas (período de tiempo que ya caducó).

Según Eko Kvarner, un grupo ecologista de la zona, el equipo de la refinería es antiguo, no funciona bien y no ha sido mantenido adecuadamente, lo que pone en peligro la salud y la seguridad del medio ambiente y de los habitantes de la zona.

 Kostrena, Rijeka, Croatia. Photo by Goran Kovačić, used with permission.

Kostrena, Rijeka (Croacia). Fotografía de Goran Kovačić, utilizada con permiso del autor.

El derrame de petróleo ocurrió en una zona donde los ecologistas se encontraban haciendo campaña en contra de una mayor exploración petrolera en el mar Adriático.

En la COP21 que tuvo lugar en París el pasado mes de diciembre, solo tres días después de que los líderes mundiales hubieran firmado el Acuerdo de París y se hubieran comprometido a reducir la emisión de gases de efecto invernadero en un 30 por ciento antes del año 2025, Montenegro anunció sus planes para la exploración petrolera cerca de la costa de Ulcinj, en el mar Adriático. En Croacia, el anterior gobierno abandonó sus planes de exploración de petróleo y gas en toda la zona del mar Adriático, incluso cerca de la ciudad costera de Dubrovnik, en parques nacionales y parques marinos, tras haberse enfrentado a la presión del público y de las ONG croatas e italianas. Pero todavía sigue abierta la cuestión de si permitir o no la perforación petrolera en ese país, dado que los planes comprenden 29 bloques de exploración a lo largo del Adriático y 30 años de exploración y producción de hidrocarburos (petróleo y gas) mar adentro.

Global Voices habló con Vladimir Bajzec, que pertenece a NAŠ Jadran, una organización sin fines de lucro que se opone a la exploración y explotación de petróleo y gas en el Adriático, y le preguntó si en su opinión los países balcánicos tienen la capacidad y los medios para ocuparse del derrame de petróleo por su propia cuenta:

Of course our local governments neither have the capability to deal with the big incident, nor are they really interested to deal it for real. They only care for their own (part of the corporate) profit interests. The way of promotion any new oil projects is the same as everywhere in the rest of the world, especially in crisis hit economies – so-called ‘the highest environment and nature protection standards’, according to ‘the world’s best praxis’, promising the economic growth and welfare to incompletely or falsely informed citizens.

Evidentemente, nuestros gobiernos locales no tienen la capacidad para ocuparse de ese gran problema, ni están realmente interesados en solucionarlo. Solo les preocupan su parte de los intereses económicos corporativos. Promocionan los nuevos proyectos petroleros de la misma manera que en el resto del mundo (especialmente las economías que han sufrido una crisis), “según normas de protección de la naturaleza y el medio ambiente”, conforme a “las mejores prácticas del mundo”, y prometen crecimiento económico y bienestar a ciudadanos informados de manera incompleta o incorrecta.

Bajzec explicó que el mar Adriático es una zona de gran importancia ecológica, con un gran número de especies en peligro, amenazadas y vulnerables:

Just the Croatian part of the Adriatic Sea is home to more than 7,000 wildlife species, many of which are protected by Croatian and international laws of nature protection, while some are even on the edge of extinction. The Adriatic Sea is comparatively small, shallow, and also semi-enclosed, which makes the risk of permanent pollution by oil and gas drilling activities disaster and wildlife extinction even more serious.

La parte croata del mar Adriático alberga más de 7000 especies salvajes, muchas de las cuales están protegidas por leyes croatas e internacionales de protección de la naturaleza, aunque algunas están al borde de la extinción. El mar Adriático es relativamente pequeño y poco profundo, y además es semicerrado, lo que agrava el riesgo de contaminación permanente por accidentes durante las actividades petroleras e incrementa el riesgo de extinción de las especies salvajes.

El turismo es también una fuente importante de ingresos para los habitantes de estas ciudades balcánicas de la costa del mar Adriático, y los pobladores locales temen perder sus medios de sustento si el mar y la costa están contaminados con petróleo.

Estos temores no son poco razonables. Hace poco, al otro lado del mundo, la plataforma Brutus de Shell causó el derrame de 2100 barriles de crudo en el Golfo de México, lo que puso en peligro el frágil ecosistema.

Debido a las altas temperaturas de esta primavera en el hemisferio norte y a las condiciones meteorológicas extremas que dejan a miles de personas sin vivienda y sin agua, la importancia del cambio climático aumenta cada vez más. Para fomentar una menor dependencia de los combustibles fósiles, miles de personas en todo el mundo se unieron a la campaña Libérate, que lucha para que los países no dependan tanto de los combustibles fósiles y utilicen energías renovables.

Montenegro y Croacia tienen muchos días soleados y cuentan con la posibilidad de aprovechar la energía solar y eólica. Dados estos recursos naturales de la región, seguir dependiendo de los combustibles fósiles les será una desventaja. Por ejemplo, en diciembre de 2015 el índice de riesgo climático de Germanwatch resultó alto para los países balcánicos (principalmente debido a las inundaciones y las malas condiciones del tiempo que afectaron la zona durante los últimos años). Al tratarse de temas ambientales importantes, los manifestantes temen que el mayor riesgo para esa región sea la falta de acción.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.