¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Cinco cosas que debe saber sobre los millones de peces muertos varados en la costa central de Vietnam

Screenshot of dead fish in Ha Tinh in central Vietnam. Source: Người Việt Online / Youtube

Imagen de peces muertos en Hà Tĩnh en el centro de VietNam. Fuente: Người Việt Online / Youtube.

Este artículo editado por Quyên Ngô es de Loa, una web independiente de noticias y podcasts que cuenta historias sobre Vietnam, y es republicado en Global Voices bajo un acuerdo para compartir contenidos.

Millones de peces muertos están inundando las noticias en Vietnam. Toda la información, especulación y furia que está desembocándose en la costa central puede ser abrumadora, así que resumámoslo en cinco puntos principales.

1. La causa es desconocida, pero hay muchos sospechosos.

Pescadores locales comenzaron a ver masas de peces muertos cubriendo las playas locales en la provincia de Hà Tĩnh a principios de abril. Rápidamente, aparecieron más escenas como esta y los informes de prensa estiman que se han acumulado en las costas de cuatro provincias de Vietnam central más de 70 toneladas de peces muertos. Cadáveres de vida marina, tales como bivalvos e incluso hasta una ballena están esparcidos sobre 200 kilómetros de playas.

Hasta la fecha, el gobierno no ha ofrecido ninguna explicación sobre la causa, pero esto no ha evitado que la gente deje de especular. Periodistas ciudadanos, científicos y los más afectados — pescadores y sus familias — se han unido a la multitud para intentar buscar respuestas. Incluso los medios de comunicación del estado están formulando preguntas comprometidas.

La culpa parece estar atribuida a la Formosa Hà Tĩnh Steel Corporation, ya que les acusan de descargar aguas residuales tóxicas al océano.

La crisis saca a relucir las preocupaciones sobre degradación medioambiental, seguridad alimentaria y regulación empresarial negligente o sin aplicar. Aquellos que necesitan agua y peces para subsistir están sufriendo las consecuencias de este desastre ecológico.

2. La empresa de acero Formosa no es ajena a contaminar el medio ambiente.

Aunque no se ha establecido una conexión definitiva entre las aguas residuales de Formosa y los peces muertos, los locales apuntan a un grupo de pruebas circunstanciales.

Según el periódico Lao Động, el 4 de abril un buzo local halló una tubería de descarga de acero que expulsaba agua amarilla oscura. Dos días después, las primeras olas de peces muertos comenzaron a aparecer en las costas y los locales vieron una sustancia amarilla en el agua del océano. Posteriormente en abril, el periódico Đất Việt informó que los buzos que trabajaban para Formosa terminaron siendo hospitalizados tras bucear en las aguas cerca de la planta. Un buzo falleció.

El portavoz de Formosa Chu Xuân Phàm reveló sus intenciones en una entrevista con VTC14, cuando el periodista le presentó las observaciones que muchos pescadores locales habían hecho: las aguas previamente copiosas se han vuelto desprovistas de cualquier tipo de vida marina desde la llegada del sistema de tratamiento de aguas residuales. Su respuesta enfureció a muchos:

Many times in life, people have to make a choice: either to catch and sell fish, or to develop the steel industry. We cannot have both.

Muchas veces en la vida las personas tienen que tomar una decisión: o pescar y vender peces, o desarrollar la industria del acero. No podemos tener ambas.

Phàm fue despedido unos días después de la entrevista, mientras que gente por todo Vietnam declaraba: «“Tôi chọn cá», que significa «Yo elijo pescar».

En 2009, Formosa fue denunciado por el comité medioambiental Ethecon debido a su pésimo registro medioambiental, incluyendo botar sustancias químicas peligrosas en el río Mississippi, y dejar residuos contaminados con mercurio en su puerto marítimo de Camboya.

¡También mi elección!

3. Ciudadanos enfurecidos están pasando a la acción tanto dentro como fuera de Internet

Las quejas de los ciudadanos en esta crisis varían desde la frustración a la falta de responsabilidad, hasta el verdadero miedo por la supervivencia.

Un pescador local arremetió contra los funcionarios, cuando dijo a la cadena de televisión Saigon Broadcasting Television Network que el gobierno no valora las vidas de sus ciudadanos.

People have died, fish have died. And those of us who are alive are being told to ‘go swim in the water, go eat the fish, it’s fine’. Clearly they don’t look at us as people, but animals. They want us to die with the fish. They look at Formosa as gods. The foreign investment benefits them as a whole and as individuals.

Han muerto personas, han muerto peces. Y a aquellos de nosotros que estamos vivos nos están diciendo que ‘vayamos a nadar al agua, comamos el pecado, no pasa nada’. Obviamente no nos ven como personas, sino como animales. Quieren que muramos con los peces. Ven a Formosa como si fuesen dioses. Las inversiones extranjeras les benefician en conjunto y de forma particular.

Las redes sociales han explotado con esta crisis. Una petición de “We The People” que pedía que se realizase una investigación independiente consiguió más de 100.000 firmas en 48 horas, justo antes de la visita del presidente de Estados Unidos Barack Obama a Vietnam. Mientras la acción en línea estalló, también lo hizo el tumulto fuera de Internet.

Las protestas comenzaron a finales de abril en la región central, primero en Quảng Bình, luego en Huế. Posteriormente desde la primera semana de mayo, en Sài Gòn y Hà Nội miles de personas tomaron las calles para exigir respuestas, responsabilidades y transparencia.

Los famosos ex presos de conciencia Trương Minh Tam y Chu Mạnh Sơn fueron arrestados por intentar informar sobre la crisis. Ambos han sido liberados.

El 6 y el 7 de mayo, los ciudadanos volvieron a ir a las calles para manifestarse. El 8 de mayo, las protestas en Hà Nội y Sài Gòn fueron paralizadas en una hora. Veintenas de manifestantes pacíficos fueron arrastrados a buses de policía y enviados a centros de detención. Otros fueron agresivamente separados, rociados con gas pimienta, y golpeados.

La pesca ha alimentado a la humanidad desde siempre: no se puede comer acero.

4. El gobierno vietnamita no está ofreciendo ninguna solución. 

El ministro de Medio Ambiente Trần Hồng Hà declaró la tubería residual ilegal después de que unos trabajadores examinasen muestras de agua de cerca del lugar, pero aún no se ha producido ningún tipo de declaración a nivel nacional sobre abordar ni la causa ni la llamada a una investigación independiente. Hà también pidió disculpas en nombre del ministerio de Medio Ambiente por su pasividad, pero tanto su superior como su segundo no opinaban lo mismo.

El secretario general Nguyễn Phú Trọng recibió críticas tras visitar al órgano de administración de Formosa en Hà Tĩnh para controlar proyectos en curso, todo ello sin visitar a las víctimas o abordar públicamente las muertes de los peces.

Mientras tanto, el diputado del ministerio de Medio Ambiente Võ Tuấn Nhân evadió preguntas de los medios de comunicación estatales.

5. Los ciudadanos se están preocupando por la salsa de pescado.

Tras el clamor público sobre la falta de respuestas, en las provincias centrales el gobierno ha prohibido el uso de los peces muertos como comida o alimento para animales, pero muchos locales tienen el temor de que sin la vigilancia necesaria se utilicen los cadáveres para producir salsa de pescado.

Algunas personas se están abasteciendo de salsa de pescado, por miedo a que los futuros lotes contengan trazas tóxicas. La emisora nacional VTV informa que en un Coopmart en Đà Nẵng, el supermercado vendió todo el suministro de salsa de pescado, sales y pescado en conserva durante múltiples días consecutivos. El subdirector del supermercado afirmó en medios de comunicación estatales que las compras de pescado se derrumbaron y que la gente estaba comprando más carne de ave.

Para la gente común, la demanda de estos artículos está en consonancia con su ansiedad sobre la seguridad alimentaria, su salud y su bienestar.

Mientras la tensión nacional e internacional crece, el gobierno vietnamita está bajo escrutinio no solo en cómo aborde la demanda de los ciudadanos sobre la responsabilidad, sino también en cómo se enfrente al clamor popular. Y no parece que las protestas vayan a desaparecer.

Las muertes de los peces se han vuelto una cuestión personal en Vietnam.

Escuchen el podcast sobre la problemática de los peces muertos:

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.