¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Las teorías de conspiración encuentran terreno fértil en las redes sociales afganas

Political cartoon depicting the Afghan Emir Sher Ali with his "friends" the Russian Bear and British Lion (1878)

Caricatura política que describe al afgano Emir Sher Ali con sus “amigos” el oso ruso y el león británico. (1878) [Wikipedia].

Tras décadas de corrupción y manipulaciones durante siglos por parte de las superpotencias extranjeras, tiene sentido que en las redes sociales afganas tengan cabida ciertas teorías de conspiración.

Siempre que pasa algo malo en el país, lo cual es común, los principales culpables que emergen en las discusiones por Facebook son, de costumbre, las superpotencias de la época colonial y neo colonial –Gran Bretaña y Estados Unidos– o de algunos irritantes vecinos como Irán y Pakistán.

Pero mientras no se pueda aseverar que estos países hayan hecho mas daño que bien a Afganistán, ¿realmente todo es siempre culpa de ellos?

La malevolencia de Occidente

La injerencia del Imperio Británico en los asuntos de Afganistán se remonta al siglo XIX pero aún recala en las decisiones políticas de la nación en el presente.

En el denominado “Gran Juego” en el siglo XIX, Londres y Moscú conspiraron uno contra el otro cuando el Imperio Británico miraba con nervios al norte hacia su homólogo ruso.

Afganistán fue menos importante por sí sola para los británicos, ellos la veían como un medio para proteger a India, la joya de la corona, ante una invasión rusa.

Incluso hoy en día, los limites fronterizos de Afganistán –lo cual proporciona un contexto importante de las relaciones entre etnias dentro del país– son producto del acuerdo entre las dos potencias.

Sin embargo, hoy son los estadounidenses los que ocupan el lugar de los británicos como un pararrayos para el resentimiento popular.

La participación de Estados Unidos tiene su origen en el respaldo de Washington al Mujaheedin, quien librara una lucha contra la intervención militar soviética en el país durante los años 80.

Los que participaron en esa lucha pueden ser encontrados ahora en las filas del movimiento talibán y el gobierno civil en Kabul, pero la propia invasión de Washington al país, a raíz de los hechos del 11 de setiembre, lo convirtió en un objetivo prioritario para la desenfrenada sospecha pública.

امریکا مادر داعش و مادر بزرگ طالبان است
داعش را با آمپول های دالری تقویت میکند
و طالبان را با آمپول های کلداری

Estados Unidos es la madre del Daesh (ISIS) y la abuela del talibán.

Ayuda al Daesh inyectando dólares.

Ayuda al Talibán inyectando rupias paquistaníes (moneda usada en Pakistán)

Posteado por Mohammad Zahin Nadeem el jueves 16 de julio del 2015

La persistencia talibán incluso ante la presencia de la coalición militar liderada por Washington ha hecho creer a muchas personas que el grupo es nada más que marionetas de Occidente necesarias para justificar la extensa presencia de las fuerzas militares en Afganistán.

Lo mismo sucede con ISIS, a quienes varios grupos de talibanes radicales les han jurado lealtad.

La intromisión de Irán y Pakistán

Casi todas las comunidades afganas tienen vínculos culturales y étnicos con sus países vecinos, lo cual hace que otra rica fuente de conspiraciones empiece a rondar en cualquier grupo dado.

Los vínculos religiosos y culturales de los hazara con Irán se han convertido en el talón de Aquiles para dicha comunidad.

Recientes protestas contra los controvertidos planes del gobierno para modificar el tramo de una línea de transmisión de electricidad –evitando así pasar por las zonas donde viven étnicos hazara– se reflejaron en las redes sociales por parte de otros grupos como algunos iraníes para desestabilizar el país, por ejemplo.

Esto ha paralizado la habilidad de la comunidad para manifestar sus quejas y reclamar sus derechos.

همه هزاره ها فاشیست ، نوکر ایران و نمک حرام اند ، بجز از بشردوست که شاید او هم حرامی باشد درغیر آن همه هزاره ها فرزندان …

Todos los hazaras son fascistas, peones iraníes e ingratos, a excepción de Bashardoost (un hazara MP, conocido por no participar en las disputas entre etnias). Él puede que sea un bastardo, pero el resto de los hazara son hijos leales de Khomeini.

Posteado por Pashtana Afghan el domingo, 26 de mayo del 2016

A los tayikos –el segundo grupo con más población del país después de los pastunes– a menudo les sucede lo mismo debido a sus vínculos lingüísticos y culturales con Irán y la ex soviética Tayikistán.

Mientras tanto, muchos miembros de diferentes grupos étnicos ven una huella de Pakistán en los talibanes  y otros movimientos militantes que tienen un electorado mayoritariamente pastún.

La externalización de la fuente

La prevalencia de sospecha y conspiración tanto en Facebook y fuera de él es un obstáculo para el desarrollo social del país.

En primer lugar, niega a los afganos las acciones necesarias para cambiar el rumbo del país y favorece a un gobierno corrupto y erróneo a la hora de sacarlo de apuros.

En esencia, al recurrir a estas conspiraciones los funcionarios estatales pueden externalizar la fuente de sus fracasos y escapar al escrutinio de sus propias fechorías.

De hecho, el gobierno puede incluso ir más lejos, alimentando estas conspiraciones en las redes sociales mediante el patrocinio de usuarios y páginas específicas.

(Un periódico de Kabul, a las 8 am, escribe que el gobierno paga dinero a las agencias de noticias y usuarios de los medios sociales bajo un esquema llamado la financiación operativa).

Pero aparte de eso, el foco en las amenazas externas conduce a una comprensión superficial de los desafíos del país, y por lo tanto un fracaso en encontrar soluciones adecuadas.

Culpar a los paquistaníes por la longevidad de los talibanes es el ejemplo más evidente de esta tendencia, fomentando a los afganos a pasar por alto las raíces internas e indígenas de la insurgencia y el extremismo.

Este post es parte de una serie de posts sobre las redes sociales de Afganistán. Ver también ¿Los medios sociales están ayudando a perpetuar la violencia en Afganistán? y En Afganistán, los medios sociales dan lugar al discurso de odio .

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.