¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Cómo una tradicional canción del sudeste asiático se mantiene viva en el Medio Oeste de los Estados Unidos

Este artículo apareció originalmente en PRI.org el 26 de mayo del 2016, y se republica aquí como parte de un acuerdo para compartir contenido.

Imáginese al kwv txhiaj (canciones narrativas) como poesía en canciones.

O mejor aún, imagínesela como una versión Hmong (Miao) de los blues. Y en ese sentido, imagínese al kwv txhiaj de la misma forma en que el escritor estadounidense Ralph Ellison imaginó a los blues: “un relato autobiográfico de una catástrofe personal expresada líricamente”.

La cita de Ellison da inicio a un nuevo libro acerca del kwv txhiaj y uno de sus cantantes, un hombre llamado Bee Yang. La historia es hecha por su hija, la reconocida autora Kao Kalia Yang. Es llamada “The Song Poet: A Memoir of My Father.”

Listen to this story on PRI.org »

Su libro muestra que, así como los blues, el kwv txhiaj puede ser tranquilizante para el alma.

“Me conecta con mi papá”, dice Yang. “Todos en Estados Unidos lo conocen, y la mayor parte de mi vida he hablado de él como un maquinista. Pero yo sé que en su corazón y en su mente él es un poeta lírico. Así que cuando escucho kwv txhiaj, pienso en aquel hombre mucho antes de que yo paseara en bicicleta o en carro, yo vi el mundo desde sus hombros. Fueron esos hombros que me llevaron a la cima de los árboles y dijeron, ‘Un día tus pequeñas manos y pies no guiarán tu vida. Tu caminarás sobre los horizontes que tu padre nunca ha visto’. Así que cuando yo escucho kwv txhiaj, pienso en sus palabras y en el futuro que él vio para mí”.

Este es un futuro que se diferencia de un pasado colmado de guerra. Su padre escapó de Laos hacia un campo de refugiados en Tailandia durante la guerra de los Estados Unidos en Vietnam, y en 1987 se estableció con su familia en el estado de Minnesota, Estados Unidos.

“Como un niño del pueblo Hmong, sé que venimos de una guerra. Al crecer en Estados Unidos nunca conocí la guerra de la cual venimos porque en las clases de historia solo aprendimos acerca de la Guerra de Vietnam entre los Estados Unidos y el Ejército de Vietnam del Norte”, dice ella. “Pienso que es bastante triste pertenecer a un pueblo que ha sido borrado completamente de la historia. Mi padre y otros cantantes del tradicional kwv txhiaj de Hmong han tratado de documentar esto en sus canciones, las historias de cómo la guerra se encontró con un pueblo, cómo se perdieron vidas, y cómo nosotros seguimos otra vez adelante”.

De este modo kwv txhiaj es también historia.

Yang agrega que para muchos niños refugiados como ella, las canciones como kwv txhiaj los llaman al hogar y les suben el ánimo. Y solo unas cuantas pueden hacerlo.

“Tú no puedes ser un cantante kwv txhiaj así nomás. Tú tienes que nacer con un don, porque tu voz es la única música que acompaña tus palabras en el mundo”.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.