¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

El español como «segunda lengua» oficial tiene a los jamaiquinos preguntándose, ¿qué pasa con el patois?

Some Patois phrases being proudly displayed on a bus in Jamaica. Photo by Jason Gullifer, used under a CC BY-NC 2.0 license.

Varias frases en patois mostradas con orgullo en un autobús en Jamaica. Foto de Jason Gullifer, usada bajo licencia CC BY-NC 2.0.

El primer ministro hizo esas declaraciones al regresar de una reunión de la Asociación de Estados del Caribe (AEC) en Cuba, refiriéndose a los planes para una mayor cooperación en el estudio del idioma con dicho país. Sus declaraciones han llevado a los jamaiquinos al debate no resuelto y en ocasiones violento sobre el uso y aceptación— del patois jamaiquino y la lengua inglesa. El debate continúa reflejando divisiones considerables tanto en la sociedad y cultura jamaiquina, como en las injusticias percibidas en el sistema educativo.

Si saltase de una isla del Caribe a otra, se sorprendería con el número de lenguas que se hablan en la zona. Las lenguas oficiales de las regiones del Caribe son el inglés, español, holandés y francés, los cuales reflejan el legado colonial de la región. Además de esas lenguas, también se encuentran el criollo haitiano (idioma oficial de Haiti junto con el francés desde 1987) y el papiamento (que se convirtió en el idioma oficial de Aruba, Bonaire y Curazao en 2003, junto al holandés). Por otra parte, hay varias formas de creole incluido el patois jamaiquino y lenguas como el garífuna, hablado por minorías indígenas en San Vicente.

Por lo tanto, mientras que algunos territorios tienen dos lenguas oficiales, Jamaica, entre otros, tiene una lengua oficial y otra semioficial. El debate sobre si el patois jamaiquino es un idioma totalmente diferente al inglés no es nuevo, pero el debate sobre si el patois debería ser reconocido como idioma oficial de Jamaica no ha ganado terreno en la burocracia. Incluso algunos sostienen que la mayoría de los jamaiquinos no se pueden comunicar (¡ni siquiera lo hacen!) en «inglés estándar», lo que significaría que el patois es el primer idioma para muchos ciudadanos, quedando en segundo lugar el inglés. ¿Realmente hay espacio para el español?

Muchos comentaristas jamaiquinos especialmente los académicos no han compartido el entusiasmo del primer ministro Holness por la lengua española. El patois está visto como la expresión oral natural de los jamaiquinos. Louise Bennett-Coverley, muy amada dramaturga, poeta y referente cultural, defendió la lengua materna sacándolo de las sombras en el periodo post-independencia. Hubert Devonish, profesor de lingüística y coordinador de la Unidad de la Lengua Jamaiquina (Jamaican Language Unit) en la Universidad de las Indias Occidentales, señaló lo siguiente en una carta enviada al nuevo ministro de educación Ruel Reid a comienzos de este año:

For the government, the media and for those with social, political and economic influence, the issue of mother language/mother tongue does not arise since, ‘unlike those benighted countries in Africa and the Pacific, thank God, we speak English in Jamaica?’ But, do we?
Well, in a nationwide survey conducted by the Jamaican Language Unit in 2006, 36 per cent of the sample surveyed demonstrated no ability to describe a simple everyday object using spoken English. By contrast, 83 per cent were able to do so using the Jamaican language, 47 per cent demonstrating the ability to use both languages.

Para el gobierno, los medios de comunicación y aquellos con influencia social, política y económica, el problema de la lengua materna no ha urgido desde que «a diferencia de aquellos países ignorantes de África y el Pacífico, nosotros, por suerte, hablamos inglés en Jamaica». ¿Pero lo hablamos?

Bien, en una encuesta nacional llevada a cabo por el Jamaican Language Unit en 2006, el 36% de los encuestados demostraron no tener capacidad de describir en inglés un simple objeto de uso diario. Sin embargo, el 83% fueron capaces de hacerlo en el idioma jamaiquino y el 47% demostró tener capacidad de usar los dos idiomas.

El bloguero y educador Wayne Campbell tuiteó:

La propuesta del gobierno para hacer que el español sea el «segundo idioma» oficial de Jamaica no debería afectar en el estatus del patois.

El columnista Louis Moyston escribió a favor del patois, el idioma de la gente:

There is a tradition to reject Jamaican culture and its products. There were rejections of ska, rocksteady and reggae in their early stages of development just because it ‘came from below’. In latter years the acceptance to the modern music form was overwhelming; but in the issue of the Jamaican language there is a case of self-denial.

One of the major problems concerning crime and development is rooted in the failure of the educational system. The central feature of these problems is grounded in the problem of language — the teaching of our students under the assumption that they are English speakers. This practice, indeed, is a crime against humanity. English language must be taught as a second language. Let us take care of home before we look abroad.

Existe una tradición de rechazar la cultura jamaiquina y sus productos. Hubo rechazo hacia el ska, el rocksteady y el reggae en sus primeros años de desarrollo, y solo porque «procedía de abajo». En los últimos años, la aceptación de la música moderna ha sido abrumadora, pero en el problema del idioma jamaiquino, hay autonegación.

Uno de los problemas respecto al crimen y el desarrollo está basado en el fracaso del sistema educativo. La característica esencial de estos problemas se basa en el problema del idioma —enseñar a nuestros alumnos, suponiendo que son hablantes del inglés. Esta costumbre, es un crimen contra la humanidad. El inglés se debe enseñar como segundo idioma. Cuidemos primero lo nuestro antes de mirar al extranjero.

No obstante, muchos jamaiquinos están un poco más que confundidos en cuanto a lo que se refería verdaderamente el primer ministro con «segundo idioma» —que, por definición, no significa la lengua materna de los hablantes, sino el que se utiliza en la zona donde se vive (como en partes de la ciudad estadounidense de Miami, por ejemplo, que son prácticamente bilingües). Esto no se aplica en Jamaica.

La presentadora Dionne Jackson Miller se manifestó abiertamente en su página de Facebook:

What a piece of foolishness. How can a language the population does not speak be declared a second language?

Menuda estupidez. ¿Cómo se puede declarar segundo idioma, uno que no es hablado por los ciudadanos?

Matizó diciendo:

I would be first in line to say we should all be fluent in Spanish. It's on my bucket list! Once we are, or a certain percentage of the population, we can talk about official second languages. Right now, it's a ridiculous suggestion.

Seré la primera en decir que todos deberíamos dominar el español. ¡Está en mi lista de cosas que hacer antes de morir! Una vez que lo dominemos, o al menos un determinado porcentaje de la población, podremos hablar sobre segundos idiomas oficiales. Ahora mismo, es una sugerencia absurda.

Sin embargo, muchos hombres y mujeres mostraron interés en aprender español en un breve «vox pop», diciendo que sería útil.

Parte del debate refleja el estado del sistema educativo de Jamaica. Actualmente no se enseña el patois en las escuelas, y el desempeño de los alumnos jamaiquinos en inglés es generalmente bajo. ¿Estaba el primer ministro Holness simplemente sugiriendo que se centre más en la enseñanza del español en los colegios? El español no se enseña en las escuelas de primaria públicas, pero sí en las escuelas preparatorias privadas —lo que llevó a Wayne Campbell a tuitear sobre la división del sistema educativo:

@Petchary todos mis alumnos de séptimo curso que fueron a escuelas preparatorias eran capaces de hablar español. El profesor les exigía más.

Añadió:

@Petchary La sociedad jamaiquina tiene una necesidad urgente de tener un idioma oficial extranjero debido al contexto global en el que nos movemos.

Por lo tanto, muchos como Dawn Campbell Douglas creen que Jamaica debería centrarse en la calidad de la enseñanza del inglés antes que preocuparse por el español:

What is wrong with us? Our education system needs fixing…now! Annual [Caribbean Secondary Education Certificate] results indicate that high school leavers are struggling with English which is our official language. We can go off on a lark when the basics are covered.

resultados anuales del Certificado de Educación Secundaria del Caribe indican aquellos que dejan el instituto tienen problemas con el inglés, el cual es nuestro idioma oficial. Podremos miar otras cosas una vez lo básico esté cubierto.

Stephen Gunter tuiteó:

@WayneCamo @Petchary para gran parte de la sociedad jamaiquina, el inglés ES un idioma extranjero.

¿Deberían apegarse los jamaiquinos a su amado patois, que es la expresión de su cultura como su primer idioma? ¿O deberían centrarse en elevar los niveles de enseñanza y aprendizaje del inglés, mientras que se refuerza la enseñanza del español en las escuelas de primaria? ¿Debería Jamaica adoptar dos idiomas oficiales, al igual que Haiti, Aruba, Bonaire y Curazao?

La UNESCO concluye con un documento de política de febrero titulado «Si no entiendes, ¿cómo puedes aprender?»:

By one estimate, as much as 40% of the global population does not have access to an education in a language they speak or understand.

Según una estimación, el 40% de la población mundial no tiene acceso a la educación en una lengua que hablen o entiendan.

¿Podría aplicarse esto a Jamaica y otros países del Caribe donde el creole no está plenamente reconocido? Sin embargo, una cosa está clara: los jamaiquinos continuarán con el debate del patois durante mucho tiempo.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.