¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

La amenaza que supuso el ciclón Roanu y la “exitosa” respuesta de Bangladesh

Satellite Image of Cyclone Roanu as on May 21, 2016. Image credit NASA Earth Observatory.

Imagen de satélite del ciclón Roanu del 21 de mayo de 2016. Crédito de la imagen: Observatorio de la Tierra de la NASA.

Bangladesh ha hecho grandes progresos en la preparación frente a los desastres desde 1970, cuando cerca de 500 000 personas murieron a causa del ciclón Bhola. El país ha construido más de 2500 refugios contra ciclones sobre plataformas elevadas, que desempeñan el doble papel de colegios o centros comunitarios en condiciones meteorológicas normales. Se han desarrollado sistemas de alerta temprana y muchos voluntarios han recibido formación para ayudar a evacuar a la gente hasta los refugios.

Sin embargo, la preparación es una batalla constante, dado que el país ha sido golpeado por catástrofes tropicales cada pocos años. El ciclón tropical Roanu fue la última prueba para Bangladesh.

El 14 de mayo, una zona de baja presión se formó sobre el Golfo de Bengala y se consolidó en una depresión tropical según entró en Sri Lanka por la costa este. Desde entonces, casi medio millón de personas han sido desplazadas y 82 han perdido la vida en Sri Lanka debido a las lluvias excesivas y a los deslizamientos de tierra causados por la depresión, que se convirtió en el ciclón tropical Roanu el 19 de mayo. Las Maldivas le dieron al ciclón el nombre de “roanu” que significa “cuerda de fibra de coco” en maldivo (dhivehi).

El Roanu también trajo lluvias torrenciales a los estados indios de Tamil Nadu, Andhra Pradesh y Odisha. Fue a la deriva hacia el noreste para tocar tierra finalmente en el sudeste de Bangladesh.

El ciclón Roanu a punto de golpear las costas #CycloneROANU [ciclón Roanu] #Cyclones ciclones].

Bangladesh estaba mejor preparado en esta ocasión. Alrededor de 2 millones de personas fueron evacuadas antes de que el Roanu trajera fuertes vientos y lluvia a sus comunidades costeras densamente pobladas, lo cual ocasionó la muerte de al menos 24 personas y el desplazamiento de aproximadamente medio millón.

El número de víctimas ha sido bajo, si se compara con el ciclón Sidr de 2007 que se cobró 3447 vidas y ocasionó daños por valor de millones de dólares. Esta vez, el Ministerio de Gestión de las Catástrofes, el cuerpo de bomberos y el departamento de meteorología trabajaron juntos para reducir el impacto del Roanu al mínimo. No obstante, muchas casas y carreteras podrían estar dañadas, lo que dejará a las familias sin refugio para la próxima temporada de monzones.

#Bangladesh evacúa a 500 000 personas antes del ciclón #Roanu y evita una importante pérdida de vidas humanas.

Ya hay 6 muertos y millones de personas evacuadas mientras el ciclón Roanu golpea Bangladesh. El número de víctimas va en aumento. #PrayForBangladesh [recen por Bangladesh].

Más información sobre el impacto del ciclón #Roanu en el subdistrito más afectado de Banshkhali del equipo de @UNDP_BD que estaba en la zona.

Algunas personas compartieron en las redes sociales vídeos de la tormenta hechos con teléfonos móviles, tales como esta grabación de YouTube:

El expatriado bangladesí Naser Imran Hossain describió en Facebook cómo han cambiado las cosas en su país de origen:

The greatest wealth that a nation has is it's people, be it ignorant, bigoted, religiously and socially intolerant people- they are the rulers of the land, they are the torchbearers, they are the ones that are best suited to thrive and survive. Even 10 years ago, a cyclone such as Roanu would kill hundreds, devastate thousands of lives- look how situation has change, how the death toll has dwindled, how information technology with improved clarity and awareness has saved hundreds of thousands of lives, giving them a second opportunity to start, anew from the ashes.

La mayor riqueza que posee una nación es su gente, ya sea ignorante, prejuiciosa, religiosamente intolerante o socialmente intolerante; estas personas son los gobernantes de la tierra, son los abanderados, son los que están mejor adaptados para prosperar y sobrevivir. Hace apenas 10 años, un ciclón como el Roanu hubiera matado a cientos de personas y devastado miles de vidas. Miren cómo ha cambiado la situación, cómo el número de víctimas ha disminuido, cómo la tecnología de la información con claridad y conocimiento mejorados ha salvado cientos de miles de vidas y les ha dado una segunda oportunidad para empezar de nuevo desde las cenizas.

Sin embargo, no todo el mundo pensó lo mismo. El educador Kaberi Gayen advirtió del peligro de restar importancia a la pérdida de vidas debido al ciclón Roanu:

রোয়ানু নেই নেই করেও ২৬ জনের জীবন নিয়ে নিয়েছে।
এটি ঘোষিত হতে পারতো জাতীয় দুর্যোগ। কিন্তু মৃত্যু আমাদের গা-সওয়া হয়ে গেছে।

Aunque parece un logro, se han perdido 26 vidas a causa del Roanu. Esto podría declararse catástrofe nacional. Pero da la sensación de que estamos acostumbrados a un elevado número de muertes.

El proceso de mejora de la preparación frente a los desastres en Bangladesh no ha acabado, pero está avanzando en la dirección correcta, sostuvo Khurshid Alam en el blog del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo:

Bangladesh’s exposure to cyclones will not lessen – in fact, with climate change we may see the coast battered more often, harder, and in unpredictable ways. In the past decade, Bangladesh has transitioned from disaster management to disaster risk reduction by – among other things – changing the public mindset and government policy, expanding early warning systems and volunteerism, and engaging communities in identifying and addressing local risk.

[…]

We must all ask ourselves: how can we help in ways that don’t just alleviate suffering, but support communities to become more resilient for the future? Our work in disaster risk reduction in Bangladesh offers some of the best examples of how our efforts can prevent or reduce crises, not just manage them.

El riesgo que tiene Bangladesh de sufrir ciclones no disminuirá; de hecho, debido al cambio climático existe la posibilidad de que veamos la costa golpeada más a menudo, más duramente y de maneras impredecibles. En la última década, Bangladesh ha pasado de la gestión de las catástrofes a la reducción del riesgo de desastres cambiando la mentalidad pública y la política gubernamental, desarrollando sistemas de alerta temprana y voluntariado e involucrando a las comunidades en la identificación y a la hora de abordar el riesgo local, entre otras cosas.

[…]

Todos debemos preguntarnos lo siguiente: ¿cómo podemos ayudar de formas que no solo alivien el sufrimiento, sino que también ayuden a las comunidades a volverse más resistentes de cara al futuro? Nuestro trabajo en la reducción del riesgo de desastres en Bangladesh ofrece algunos de los mejores ejemplos de cómo nuestros esfuerzos pueden evitar o reducir las crisis, no solo gestionarlas.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.