¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

¿‘Bien hecho, Bakú'?: Incursión de Azerbaiyán en la F1 deja a la desigualdad firmemente al mando

Baku F1 street circuit. Wikipedia image.

Circuito de F! en las calles de Bakú. Imagen de Wikipedia.

Cuando Mirzabite Abdullayeva, una madre de 21 años dio a luz a trillizos el 21 de junio, no tenía el menor indicio de que dos de sus tres recién nacidos morirían en cuidados intensivos al cabo de horas de su nacimiento por un corte de electricidad en el hospital y un generador que funcionaba mal.

Según los medios independientes de Azerbaiyán, país rico en petróleo, el bebé que sobrevivió fue transferido a un hospital en Bakú donde su condición sigue siendo crítica, y donde el país acababa de organizar la carrera del Gran Prix de la Fórmula Uno, que costó varios cientos de millones de dólares en medio de una crisis económica que se profundiza.

En lugar de reconocer el fallido rol del estado en la muerte de dos recién nacidos en la institución provincial, el Ministerio de Salud dijo que los recién nacidos murieron antes del corte de electricidad y que, por lo tanto, el hospital no tenía ninguna responsabilidad.

Prioridades de gasto

Según la infografía líneas abajo, publicada por RFE/RL, Azerbaiyán ha asignado cerca de $500 millones para su presupuesto de salud en 2016, un aumento de 4.2 % con respecto al año pasado.

Tanto el año pasado, cuando la crisis económica relacionada con el desplome global del petróleo empezó a sentirse, y este año, se gastaron enormes cantidades para organizar los Juegos Europeos y el Grand Prix de la Fórmula 1 respectivamente.

Defensa sigue siendo el sector que recibe la mayor asignación del pastel presupuestal, con un telón de fondo de un creciente conflicto de combustible con la vecina Armenia por el disputado territorio de Nagorno-Karabakh.

Infographic

Estas distorsionadas prioridades de gasto público no parecen molestar a los funcionarios de gobierno, ni al antiguo jefe de F1, Bernie Ecclestone, que afirmó que su grupo tenía una conciencia “100 por ciento” limpia con respecto a los derechos humanos en Azerbaiyán en vísperas de la inauguración de la competencia el 18 de junio.

Su actitud positiva fue compartida por el embajador de Azerbaiyán en Estados Unidos:

¡Ciertamente! Celebración de circuito de la ciudad de Bakú del Grand Prix de Fórmula 1 en Azerbaiyán.

El otro Azerbaiyán

Gunduz Aghayev

Caricatura del dibujante Gunduz Aghayev que destaca la desigualdad en medio del glamour del Grand Prix de Fórmula 1.

Los medios independientes y activistas de derechos humanos en el país tienen una postura diferente.

Meydan TV, medio de comunicación disidente con sede en Alemania, preparó un circuito alterno de carrera de F1 para los lectores que va más allá de la ostentación de Bakú al que Ecclestone reverencia.

Bajo el título “Carrera por la verdad: Explora las historias detrás del circuito de F1”, el relato en formato multimedia de muchos niveles lleva a los lectores historias como “Tiempos difíciles para los pensionistas”, “Dos caras de Bakú”, “Historia de dos colegios” y “Centro de Bakú: Patio de juegos para los ricos”, versan todas sobre la desigualdad y la justicia social que ha plagado el país del Cáucaso bajo el largo régimen de Aliyev.

Khadija Ismayilova, reportera de investigación recientemente puesta en libertad, fue más allá en un artículo para OCCRP el año pasado, e implicó a la familia del presidente Ilham Aliyev en la corrupción que la carrera de F1 facilitó activamente:

While taxpayers ultimately foot the bill for this, two privileged citizens have been massively enriched by the games: the president’s daughters. That’s because they control an enormous chunk of the luxury hotel business in Baku. Their hotels, sporting such well known Western brands as the Four Seasons, Sheraton and the Mariott, sit at key points in the city.

Mientras los contribuyentes pagan esta factura, dos ciudadanas privilegiadas se han enriquecido enormemente con los juegos: las hijas del presidente. Eso es porque controlan una enorme porción del negocio de hoteles de lujo en Bakú. Sus hoteles, que ostentan conocidas marcas occidentales como Four Seasons, Sheraton y Mariott, están ubicados en puntos claves de la ciudad.

¿Ves la Fórmula 1? ¿Quieres ver cómo los Aliyev se benefician del Gran Prix de Bakú?

La campaña Sport for Rights (Deportes por derechos) también ha expresado su voz fuerte y recordado a los aficionados a la F1 de las violaciones a los derechos humanos en Azerbaiyán:

¡El Gran Prix de Bakú está a punto de empezar! Todos los ojos están puestos en la pista, pero no olviden a los presos políticos.

Estos dos Azerbaiyanes –uno boyante y próspero, el otro en apuros y oprimido– sigue viviendo codo con codo.

Pero con la reduccción de los precios de exportación de petróleo crudo, clave para el país, a casi la mitad de sus niveles de 2014, ciertamente hay incertidumbre sobre cuánto tiempo podrá Aliyev y su régimen mantener este doble acto.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.