¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

‘Me quedaré en tanto la Reina me permita quedarme’ y otras reacciones a Brexit desde el mundo lusoparlante

Brexit. Foto: Pixabay/Domínio Público

Brexit. Foto: Pixabay/Dominio público

Los electores británicos decidieron salir de la Unión Europea en un referéndum el 23 de junio, donde el 52 % de los votos apoyaron el llamado Brexit (Gran Bretaña sale) sobre 48 % para Bremain (Gran Bretaña se queda). El primer ministro británico David Cameron presentó su renuncia ante este resultado.

El resultado ha hecho surgir incertidumbre sobre lo que pasará con los ciudadanos de la Unión Europea que viven y trabajan en el Reino Unido (el libre movimiento de trabajadores entre estado miembros es un principio central de la Unión Europea) y con las empresas y organizaciones que hacen negocios a través de las fronteras. El mercado de valores y la libra han caído luego del voto del Brexit, y ha habido denuncias de un aumento en los incidentes xenofóbicos en todo el Reino Unido.

Alrededor del mundo, las reacciones del voto a favor de salir de la Unión Europea han sido diversas. Global Voices buscó para encontrar lo que está diciendo el mundo lusoparlantes sobre Brexit.

A través de Facebook, conversamos con João Carvalho, que vive cerca de Londres con su hija y donde ha trabajado como mecánico de Jaguar durante un año. Dijo que salió de Portugal, que es miembro de la Unión Europea, para encontrar un buen trabajo y porque lo consideraba un estado fracasado. En Inglaterra, Carvalho dice que encontró una mejor calidad de vida y la posibilidad de ofrecerle un buen futuro a su hija.

Esperaba que Brexit no tuviera impacto en él y que pudiera “servir como modelo para su propio país”. Cuando se le preguntó si se quedará en Inglaterra aunque las condiciones de visa se pongan más difíciles para los ciudadanos europeos, respondió: ‘Me quedaré en tanto la Reina me permita quedarme’, y terminó diciendo que personalmente nunca había pasado por “ningún sentimiento xenófobo por parte de los británicos”.

De otro lado, Patrícia Soares, que vive en Brighton desde 2014 donde está completando un doctorado, dijo que ha aumentado la cantidad de ataques xenófobos desde la elección. “La mayoría de los casos de los que he escuchado se dirigen contra musulmanes, polacos y pakistaníes”, dijo a Global Voices. Agregó que no se ha encontrado con ninguna discriminación ni odio y que “al día siguiente del referéndum, varios colegas británicos me preguntaron cómo me sentía y fueron unánimes en dejar en claro que no es su posición y que están avergonzados con este resultado”.

Patricia no tiene intenciones de quedarse en Inglaterra porque su “objetivo siempre fue un doctorado y regresar a Portugal”. Sin embargo, esta investigadora reconoce que deberá cambiar algunos de sus planes: “Estamos explorando la posibilidad de continuar nuestro trabajo desde Portugal y venir con frecuencia al Reino Unido. Dados los resultados de Brexit, probablemente deba pensar en otras opciones. Tal vez sea más difícil obtener financiación y los empleadores pueden no estar tan abiertos a la posibilidad de pagarle a alguien de afuera”.

El voto de Brexit reveló una profunda división entre los cuatros países que conforman el Reino Unido: Escocia e Irlanda del Norte votaron abrumadoramente para quedarse, en tanto que Inglaterra y Gales fueron por la otra opción. La diferencia en la votación ha avivado los llamados a la independencia, sobre todo en Escocia. con respecto a la posibilidad de que el Reino Unido se desintegre, Soares dijo:

O futuro do Reino Unido não está claro. No entanto, seja o que for que aconteça daqui para a frente ninguém poderá apagar estes resultados da memória dos cidadãos. Esquecendo as consequências políticas e económicas, o aumento da discriminação que o leave (“sair”) trouxe não poderá ser apagado. O país está claramente dividido e acredito que a Escócia vai fazer os possíveis para continuar na UE. Tendo em conta a história com a Irlanda, a Irlanda do Norte é mais complicado

El futuro del Reino Unido no está claro. Sin embargo, no importa lo que ocurra a partir de ahora, nadie puede borrar estos resultados de la memoria de los ciudadanos”. No se pueden olvidar las consecuencias políticas y económicas, no se puede borrar el aumento de la discriminación que ha venido después del voto de salir. El país está claramente dividido, y creo que Escocia hará todo lo posible para seguir en la Unión Europea. Con respecto a la historia de Irlanda, Irlanda del Norte es más complicado.

‘El fin de un bello sueño’

Desde Brasil, la bloguera “Socialista Morena” sostuvo que el asunto de Brexit no era un caso claro entre izquierda y derecha:

Confesso que estranhei um certo desespero, por parte da esquerda, com a saída da Inglaterra da UE, como se fosse uma espécie de fim dos tempos – até porque a esquerda nunca foi uma grande defensora do bloco, pelo contrário. Nestes 23 anos de sua existência, não se pode dizer que a UE tenha sido uma maravilha para as pessoas mais necessitadas da Europa – a pobreza e a desigualdade estão crescendo, inclusive – ou mesmo para os imigrantes, que aparentemente serão o maior alvo da extrema-direita agora (como se já não fossem). Para complicar ainda mais, os pobres da Inglaterra votaram em sua ampla maioria pela saída do país da UE. Diante de tantas complexidades, prefiro esperar para ver antes de automaticamente me afirmar contra o Brexit.

Confieso que encontré extraño un cierto nivel de desesperación de la izquierda con la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea, como si fuera el fin de los tiempos –porque la izquierda nunca ha sido gran defensora del bloque, por el contrario. En estos 23 años de su existencia, no se puede decir que la Unión Europea haya sido una maravilla para la mayoría de los despojados en Europa –la pobreza y la desigualdad están creciendo– y hasta para los inmigrantes, que aparentemente son el mayor objetivo de la extrema derecha en este momento (como si no lo hubieran sido antes). Para complicar más las cosas, los pobres del Reino Unido votaron en gran mayoría para salir de la Unión Europea. Ante tantas complejidades, prefiero esperar para ver antes de automáticamente afirmar que estoy contra Brexit.

Un análisis de los resultados revelan lo dividido que está el Reino Unido en este asunto. El voto a favor de quedarse ganó en regiones con mayor poder económico, mientras que la salida ganó en regiones con mayores problemas económicos, lo que significa que los más ricos votaron por quedarse mientras los más pobres eligieron salir de la Unión Europea. Otra información obtenida de los resultados del referéndum señala a un choque de generaciones. Los jóvenes quieren quedarse en la Unión Europea, los mayores votaron para salir.

¿Está en riesgo de disolverse el futuro del proyecto común europeo? Desde Portugal, Francisco Fortunato, escribió:

Não acredito que a União Europeia tenha aprendido nada com o terramoto britânico. Nem compreendido as angústias dos mais desfavorecidos, nem os problemas que a construção do projeto europeu às escondidas dos cidadãos provocaram. Cedo ou tarde, um acontecimento como o inglês ia acontecer. Para nosso mal, o nosso futuro europeu comum é cada vez mais uma miragem, um sonho bom que se está a tornar um pesadelo. A Inglaterra não será um contraponto – por pequeno que tenha sido – ao poder alemão, a França está tão frágil que a sua voz pouco conta. A reação dura – pedindo um processo rápido – dos decisores europeus à saída da Inglaterra da União Europeia não passa de uma ameaça aos outros países. Nada faz prever uma inflexão de rumo, uma aprendizagem com os profundos erros cometidos.
Provavelmente, teremos uma União Europeia cada vez mais germanizada, mais fechada sobre o seu pequeno círculo de satélites e os outros condenados a viver ligados ao soro alemão, que lhes vai permitindo pouco mais do que se manterem à tona, ou a uma rutura que os vai atirar para uma crise social e política de proporções dantescas. É o fim de um sonho lindo.

No creo que la Unión Europea haya aprendido nada del terremoto británico. Ni ha malentendido la angustia de los pobres y los problemas que causó la construcción del proyecto europeo tras puertas cerradas, lejos de los ciudadanos. Tarde o temprano, un acontecimiento como el británico iba a ocurrir. Para nuestro perjuicio, nuestro futuro común europeo se está volviendo un espejismo, un buen sueño se está convirtiendo en una pesadilla. El Reino Unido no será contrapunto –con lo pequeño que es– para el poder alemán, Francia es tan frágil que su voz cuenta poco. La dura reacción –llamando a un proceso rápido– de las instancias normativas europeas a la salida del Reino Unido de la Unión Europea es solamente una amenaza a otros países. Nada indica un cambio de rumbo [para la Unión Europea], que hayan aprendido de los profundos errores que han cometido.

Probablemente tengamos una Unión Europea cada vez más germanizada, más cerrada dentro de su pequeño círculo de satélites y otros condenados a vivir fuera de la fuerza alemana, que les permitirá poco más que mantenerse a flote o los arrojará a una crisis social y política de proporciones dantescas. Es el fin de un bello sueño.

‘Temo que el sentimiento contra los inmigrantes crezca vorazmente’

En África, los mozambiqueños también reaccionaron a la posible partida del Reino Unido de la Unión Europea. Isalcio Mahanjane advirtió que no era un “problema” aislado:

(…) Vale a pena dizer que estamos em face de um verdadeiro “sarilho”, para os British themselves (para os próprios britânicos), para o resto da UE e para o mundo, donde não escaparão a minha África e o meu Moçambique! (…)

[…] Vale la pena decir que estamos ante un verdadero “problema” para los propios británicos, para el resto de la Unión Europea y el mundo, ¡del que no escapará mi África ni mi Mozambique! […]

Eduardo Matine respondió:

(…) Nos moldes em que Bruxelas vinha gerindo esta união, tarde ou cedo, de algum lado se ia desintegrar! A crise da Grécia fortaleceu a Alemanha com conivência de Bruxelas, só para citar alguns imbróglios que o Reino Unido e outros tiveram que engolir porque devem respeitar diretivas lá da união! Essa união, que supõe-se que devia servir aos países membros, deixa-se guiar por agendas milionárias de grupos económicos financeiros ditando regras de jogo e sendo jogador e fiscal ao mesmo tempo! (…)

[…] En la manera en que Bruselas estaba manejando esta unión, tarde o temprano, ¡algún lado se iba a desmoronar! La crisis griega ha fortalecido a Alemania con la colaboración de Bruselas, ¡por nombrar algunos de los líos que el Reino Unido y otros debieron tragarse porque deben cumplir con las directivas de la unión! Esta unión, que se asume debería servir a los países miembros, se deja guiar por las millonarias agendas de los grupos económicos financieros que dictan las reglas del juego, ¡y actúan como jugador, árbitro al mismo tiempo! […]

Desde Angola, Márcio Cabral, que alguna vez vivió en el Reino Unido, teme un aumento de la xenofobia:

(…) Não acho que o “Brexit” tenha sido uma decisão acertada do ponto de vista económico. Quanto ao ponto de vista social, este sim é o que me preocupa profundamente. Como frisou o meu colega britânico Gerson Emanuel, a motivação deste voto foi puramente xenófoba…e por isso temo bastante que o sentimento anti-emigrante venha a crescer de forma voraz nos próximos tempos naquele país. Quando lá vivi, ouvi bastantes vezes a frase “Go back to your Country = Volta para o teu País” e temo que os meus, que ainda lá vivem, venham a passar por situações de racismo e xenofobia. Por mais “britânicos” que eles se possam sentir…

[…] No creo que “Brexit” haya sido una buena decisión desde un punto de vista económico. En cuanto al punto de vista social, esto es lo que me preocupa profundamente. Como lo señaló mi colega británico Gerson Emanuel, la motivación de este voto fue puramente xenofóbico… y por eso temo que un sentimiento contra lo inmigrantes crecerá vorazmente en el futuro cercano en ese país. Cuando vivía ahí, escuché algunas veces “Regresa a tu país”, y temo por los míos que aún viven ahí y atravesarán situaciones de racismo y xenofobia. Por más “británicos” que se sientan…

Desde Cabo Verde, Herminio Silves cree que la salida del Reino Unido de la Unión Europea también afectará su país:

BREXIT GANHA. E CABO VERDE COM ISSO?

Pelos visto nos vai afetar e muito. A saída do Reino Unido da União Europeia prejudica – sim prejudicar, porque é o nacionalismo exacerbado e a xenofobia que venceram – o principal bloco do planeta, pelos seus efeitos de contágio. A Holanda, a França, a Itália e a Turquia (esta quer entrar na UE) já cogitam avançar também com um referendo se permanecem na União ou se ficam para a manter firme.
Com os sinais vindos do Reino Unido, é crível que esses países se deixem levar pela mesma onda e preferir sair da UE. Com isso, pode estar por um fio a moeda única europeia, o Euro, como aliás, se defende na Itália. Roma vai começar a referendar primeiro a sua saída da zona Euro, antes de avançar com uma consulta pública sobre a sua permanência na UE.
A desintegração começa a sentir-se e é o cenário mais preocupante. Cabo Verde é um dos que perde com o desmembramento da UE. O país, que por via do acordo cambial mantém o Escudo preso ao Euro, poderá não aguentar as oscilações do mercado se a moeda única europeia for para o brejo.
Além disso, há acordos bilaterais (pesca, circulação), financiamentos e o protecionismo que nos foge, ainda por cima, nesta época difícil.
Curioso é que ainda esta semana o presidente da AN (Assembleia Nacional), Jorge Santos, esteve nas Canárias onde, juntamente com os Açores e a Madeira, Cabo Verde reivindicou uma participação ativa nas instituições da UE, no quadro da Macaronésia. Bem, se os tubarões estão em debandada, que será dos peixinhos?

BREXIT GANA. ¿QUÉ HAY DE CABO VERDE?

Aparentemente, nos afectará mucho. La salida del Reino Unido de la Unión Europea socava –sí, pone en riesgo por el extremo nacionalismo y xenofobia que ganaron— el mayor bloque del planeta, por sus efectos contagiosos. Países Bajos, Francia, Italia y Turquía (este último quiere entrar) también tienen en mente tener un referéndum para salir o quedarse en la Unión Europea o quedarse para hacerla más fuerte. Con las señales que salen del Reino Unido, es verosímil que estos países se verían arrastrados por la misma ola y prefieran salir de la Unión Europea. Con esto, la moneda europea única, el euro, está cuestionada ahora, como está haciendo Italia. Roma comenzará, refrendando su salida de la Eurozona, antes de avanzar con una consulta pública sobre su permanencia en la Unión Europea. La desintegración empieza a ocurrir y es el escenario más preocupante. Cabo Verde es uno de los que pierde con el colapsa de la Unión Europea. El país, que a través del acuerdo de cambio mantiene el escudo ligado al euro, no puede resistir las fluctuaciones del mercado si la moneda única pierde valor.

Además, hay acuerdos bilaterales (pesca, movimiento), financiamiento y proteccionismo que perdemos, más en esta época difícil.

Es interesante que esta semana el presidente de la Asamblea Nacional, Jorge Santos, estuvo en las Islas Canarias donde, junto con las Azores y Madeira, Cabo Verde reclamó una participación activa en las instituciones de la Unión Europea como parte de Macaronesia. Bueno, si hay desorden entre los peces grandes, ¿qué será de los pececitos?

¿Qué sigue?

El referéndum del 23 de junio no es vinculante legalmente. La salida del Reino Unido podría ni siquiera materializarse, aunque es improbable porque no respetar la voluntad del electorado británico sería un suicidio político para cualquier partido que asuma el poder.

Antes de renunciar, David Cameron aseguró que se respetaría la decisión del pueblo y los otros líderes del partido comparten la misma opinión. Ahora, el Parlamento británico debe aprobar el referéndum y pedirle al primer ministro que invoque formalmente el artículo 50 del Tratado de Lisboa que establece cómo se puede retirar un estado de la Unión Europea. Una vez activado, el proceso puede tomar hasta dos años.

Hasta entonces, el secretario de estado de las comunidades portuguesas en el extranjero, José Luis Carneiro, dijo a periodistas en Lisboa:

Os portugueses com mais de cinco anos de trabalho no Reino Unido devem acautelar os seus direitos e requisitar a residência permanente naquele país, independente da saída ou não dos britânicos da União Europeia.

Los portugueses con más de cinco años de trabajo en el Reino Unido deben asegurar sus derechos y solicitar residencia permanente en ese país, independientemente de la salida o no de Gran Bretaña de la Unión Europea.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.