¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Uganda, uno de los mayores receptores de refugiados del mundo

Refugees from conflict in the eastern Democratic Republic of the Congo leave the Nyakabande transit camp in Uganda CC-BY-20

Refugiados del conflicto del este de la República Democrática del Congo dejan el campo de tránsito de Nyakabande, en Uganda. CC 2.0.

Los 6.000 delegados de los 135 países que participaron en la primera Cumbre Humanitaria Mundial, que se desarrolló el mes pasado en Estambul, no podrían haber tenido mejores intenciones. La cumbre fue una oportunidad para resaltar la extraordinaria labor llevada a cabo por ciertos países, incluso en materia de recibir e integrar refugiados, que es a menudo ignorada por los medios masivos internacionales. Uganda fue una de las estrellas de la cumbre por sus logros en lo que respecta a la acogida de refugiados.

Antes de la cumbre en Turquía, en una reunión regional preliminar en Kampala, el primer ministro de Uganda, Apolo Nsibambi, dijo a los participantes que era inaceptable que África —independizada de las colonias europeas desde hace más de 50 años— continúe siendo la mayor generadora de refugiados y personas internamente desplazadas. También argumentó que fracasar en proteger y prestar ayuda de forma efectiva, así como en encontrar las soluciones oportunas a los problemas que crearon la cuestión de este desplazamiento, constituye una amenaza mayor al desarrollo de África, y serias consecuencias para la paz y la estabilidad.

Uganda, cuyos vecinos han sufrido varios períodos de inestabilidad y guerra, ha admitido aproximadamente 700.000 refugiados (de Sudán del sur, Somalia, Burundi, Ruanda, y el Congo) en el año 2016.

La política de refugiados de Uganda ha sido un importante santuario en la región. El campamento de refugiados Nakivale, creado en 1958 para resguardar a los refugiados tutsis que huían de la revolución hutu en su país, está a seis horas en coche de Kampala, la capital de Uganda. Se extiende más allá de los 184 kilómetros cuadrados (71 millas cuadradas) y cubre un lago, colinas, varios ríos, y ricas tierras de cultivo, según la ONG Caritas Goma:

Le modèle de l’Ouganda est presque unique en ce qu’il accorde aux réfugiés. Selon les observateurs, ce qui rend l’Ouganda unique, c’est la prise en charge immédiate des réfugiés et l’aide qui leur est apportée. En Ouganda, les réfugiés ont la possibilité de contribuer à l’économie locale.

El modelo ugandés es prácticamente único en lo que le concede a los refugiados. Según los observadores, lo que hace única a Uganda es la inmediatez del apoyo y la ayuda que se le da a los refugiados. En Uganda, los refugiados tienen la oportunidad de contribuir a la economía local.

Will Jones, que trabaja como investigador en el Centro de Estudios de Refugiados en la Universidad de Oxford, visitó el campo hace tres años. Escribiendo en la página web Forced Migration Review (Crítica de Inmigración Forzada), dice que el campo no es lo que mucha gente esperaría:

Il ne s’agit pas du ghetto surpeuplé généralement représenté dans les médias. Nakivale est une confédération de villages autosuffisante grâce à ses activités de culture agricole et d’élevage, qui produisent même un surplus exporté hors de ses limites. Bien que le camp de Nakivale se trouve au milieu de nulle part, il n’est en aucun cas isolé des activités culturelles, sociales et économiques: on y trouve des marchés, plusieurs cinémas et d’innombrables smartphones, qui signalent que la population tire avantage de l’antenne de téléphonie mobile érigée au centre du camp.

Este no es el gueto superpoblado que a menudo evocan los medios. Nakivale es una confederación de aldeas autosuficiente gracias a la agricultura y ganadería que produce excedentes para exportación. Y aunque Nakivale está en medio de la nada, no está aislada de la actividad cultural, social, y económica; hay mercados, varios cines, y muchos smartphones que se aprovechan de la nueva antena de telefonía móvil que se ha erigido en el centro del asentamiento.

En un post de blog a comienzos de febrero de 2016, Alice Albright, la jefa ejecutiva del Global Partnership for Education (Alianza Mundial por la Educación), señala que Uganda incluso ha incluido a los refugiados en su plan de desarrollo:

Malgré ces difficultés, le gouvernement ougandais reconnaît que le coût de la protection et de l’aide aux 250 réfugiés qui arrivent chaque jour dans le pays est minime comparé à celui de l'inaction. Conscient que le déplacement de populations constitue un problème de développement à long terme, le pays a intégré la question des réfugiés dans son Plan national de développement. Les écoles des camps de réfugiés sont administrées par le Ministère de l’Éducation.

A pesar de estas dificultades, el gobierno ugandés reconoce que el costo de proteger y asistir a los 250 refugiados que llegan cada día al país es mínimo en comparación con el precio de la inacción. Como Uganda entiende que el desplazamiento es un problema que se desarrolla a largo plazo, ha incluido los problemas de los refugiados en su Plan Nacional de Desarrollo. Las escuelas de los asentamientos de refugiados están administradas por el Ministerio de Educación.

En un artículo recientemente publicado en la web Cairn.info, titulado “Dimensiones espaciales y geopolíticas de acoger refugiados—las colonias agrícolas de exiliados sudaneses en Uganda” el profesor Luc Cambrézy, geógrafo y director de investigación en el Instituto de Desarrollo de Investigación descubrió cómo la respuesta a los refugiados de Uganda difería de las prácticas comunes en cualquier otra parte:

Contrairement au schéma classique qui consiste à endiguer les mouvements de réfugiés en regroupant ces derniers dans des camps, le gouvernement ougandais a fait le choix d’ouvrir des colonies agricoles pour les victimes de la guerre civile au Soudan. Après une analyse de cette expérience dans les deux principales zones d’accueil (Rhino Camp et district d’Adjumani), il apparaît que l’objectif recherché par le gouvernement est avant tout une opération d’aménagement et de développement du territoire avec l’appui et les moyens de l’aide humanitaire internationale.

Al contrario de la comúnmente aplicada solución de controlar los movimientos de refugiados mediante su concentración en campos, el gobierno de Uganda optó por el establecimiento de “asentamientos agrícolas” para la población que huía de la guerra civil de Sudán. Siguiendo un detallado análisis de esta experiencia en dos áreas de acogida de refugiados, el Campo Rhino y el distrito Adjumani, parece claro que el principal objetivo del gobierno era una vasta operación de planificación de la tierra y el desarrollo, utilizando los medios proporcionados por la ayuda humanitaria internacional.

En otro artículo publicado en junio de 2014 en Irinnews.org, el profesor Alexander Betts, el director del Centro de Estudios de Refugiados en la Universidad de Oxford, junto a su equipo (incluyendo al investigador Will Jones, citado arriba) detalló una investigación sobre los medios de vida de los refugiados:

Alors, que font les réfugiés pour vivre ? Ils cultivent, bien sûr, et pas seulement dans les localités rurales. Près de la moitié des réfugiés congolais, rwandais et sud-soudanais interrogés par les chercheurs cultivent leurs propres parcelles. D’autres sont ouvriers agricoles. Seuls les Somaliens n’ont montré que très peu d’intérêt, voire aucun, pour l’agriculture.

¿Qué hacen para sobrevivir? Cultivan, ciertamente, en los asentamientos rurales y sus aledaños. Alrededor de la mitad de los refugiados congoleños, ruandeses, y sudaneses del sur a quien los investigadores entrevistaron dijeron que tenían parcelas propias, y otros trabajaban como mano de obra agrícola. Solo los somalíes mostraron poco o ningún interés en el cultivo.

No solo cultivos para subsistir

Los compradores de cosecha de Ruanda van regularmente a los asentamientos, y transportan camiones cargados de productos desde Kyangwali hasta el mercado de la ciudad de Hoima. Los investigadores hablaron con un comerciante en Hoima, que dijo que había comprado cerca de 500 toneladas de maíz y frijoles de los agricultores refugiados el año pasado —como el 60 por ciento de sus existencias—. Vendió el maíz en otras partes de Uganda, pero también más allá, en Tanzania y Sudán del sur.

Ahora los agricultores de Kyangwali están tratando de eliminar a los intermediarios y vender sus cosechas directamente en el mercado, a través de una cooperativa con más de 500 miembros, incluyendo algunos agricultores ugandeses de pueblos locales. Agricultores Progresistas de Kyangwali está registrada como una sociedad limitada, y ha empezado a conseguir contratos para abastecer directamente a los fabricantes.

En el pueblo de Rwamwanja, un programa de ahorros y préstamos llamado “Solo Effort” (Esfuerzo Individual) ha surgido para ayudar a refugiados y locales a ganar activos en ganado, y crear otro tipo de negocios. Iniciado hace dos años, ahora tiene 139 miembros. En este vídeo, una mujer llamada Rebecca explica cómo consiguió salir de la pobreza, gracias al proyecto.

Todavía hay dificultades, sin embargo, cuando se trata de implementar la política de Uganda de recibir e integrar refugiados. La web Caritasgoma.org, por ejemplo, resalta la “desconfianza” de algunas de las poblaciones locales hacia los recién llegados al país:

Mais le camp de Nakivale se trouve à proximité des villages ougandais où des paysans pratiquent des cultures de substance. En voyant le gouvernement qui enlève leurs terres pour faire de la place aux réfugiés, les premiers ne sont pas contents de l’aide apportée aux seconds. D’où, une certaine méfiance à l’égard des réfugiés. Le gouvernement soutient que ces terres avaient été prévues pour les demandeurs d’asile. Dans un pays qui a l’une des populations les plus jeunes et les plus dynamiques dans le monde, l’accès la terre est un défi auquel doivent faire face les politiques de réfugiés en Ouganda. Mais pour l’instant, le gouvernement et les populations locales sont déterminés à prendre soin de ceux qui sont dans le besoin et de la meilleure façon possible.

El campo Nakivale está cerca de pueblos ugandeses dedicados a la agricultura de subsistencia. Al ver que el gobierno los priva de sus tierras para hacer sitio a los refugiados, no están contentos con el apoyo prestado a estos últimos. Por eso hay desconfianza con respecto a los refugiados. El gobierno argumenta que esa tierra había sido específicamente apartada para los que buscasen asilo. En un país que tiene una de las poblaciones más jóvenes y con mayor crecimiento del mundo, el acceso a la tierra es un reto que la política de refugiados de Uganda debe afrontar. Pero, por ahora, el gobierno y los locales están dispuestos a cuidar de aquellos en necesidad, y de la mejor forma posible.

 

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.