¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Un capellán musulmán explica qué se siente ser estadounidense hoy en día

A Muslim man praying in front of the White House in Washington DC. Photo taken in April 2013 by Flickr user Elvert Barnes.

Un hombre musulmán reza frente a la Casa Blanca en Washington DC. Foto tomada en abril del 2013 por el usuario de Flickr Elvert Barnes. CC 2.0.

En la víspera del Día de la Independencia de Estados Unidos, Khalid Latif, el director ejecutivo y capellán en el Centro Islámico de la Universidad de Nueva York (NYU), compartió una nota emotiva y un video en vivo en Facebook en el que explica lo que se siente ser musulmán en Estados Unidos.

Su video, que ya ha sido visto más de 161,000 veces, aparece en un momento en el que el discurso político islamófobo está en su punto más alto, los crímenes de odio contra musulmanes estadounidenses van en aumento, y la vigilancia a comunidades musulmanas y lugares de culto es la norma.

This morning, I woke up to images and stories outlining numerous hate crimes taken place against Muslims in cities throughout the United States just in the last 10 hours. Two Muslim teenagers assaulted in Brooklyn New York outside of a mosque while the assailant called them “terrorist,” a Muslim doctor ambushed and shot in Houston Texas by three men as he went for morning prayers, and another Muslim beaten in Fort Pierce Florida right outside of an Islamic Center there. These are just the stories reported and that took place less than a day ago. That's in addition to so many more reported over the last weeks and months, and so many more that just aren't reported.

If you see something, say something has to mean something different to us today. If you see bigotry, say something. If you see hatred, say something. If you see racism, say something. You and I have to be the change that this world needs.

[…]

More likely than not we won't see an outcry against these actions by political leaders of any kind. There will be a continued utilization of Islam as a political football by those who have no real interest in anything other than their own self-interest. Letting hate prevail seemingly didn’t work as a solution to stopping hate, but seemingly that isn't an issue.

Esta mañana, me levanté y ví imágenes e historias que describían diferentes crímenes de odio contra musulmanes en ciudades de Estados Unidos sólo en las últimas 10 horas. Dos adolescentes musulmanes asaltados en Brooklyn, Nueva York, fuera de una mezquita mientras que el agresor los llamaba “terroristas,” un médico musulmán emboscado y baleado en Houston Texas por tres hombres cuando iba a sus plegarias matinales, y otro musulmán fue golpeado en Fort Pierce Florida justo afuera del Centro Islámico de ahí. Éstas son sólo historias reportadas que ocurrieron menos de un día atrás. Eso, además de muchos más casos reportados en las últimas semanas y meses y muchos más que no son reportados.

Si usted ve algo, diga algo que tenga que significar algo distinto para nosotros hoy en día. Si usted ve intolerancia, diga algo. Si usted ve odio, diga algo. Si usted ve racismo, diga algo. Usted y yo tenemos que ser el cambio que este mundo necesita.

[…]

Lo más probable es que no veremos un clamor en contra de estas acciones por parte de líderes políticos de cualquier tipo. Habrá un uso continuo del Islam como cancha de juego político por aquellos que no tienen un interés real en otra cosa que no sea su propio interés en sí mismos. Dejar que el odio prevalezca al parecer no dio resultado como solución para detener el odio, pero aparentemente eso no es un problema.

La popularidad de Khalid Latif va mucho más allá de la comunidad de la NYU: su página de Facebook tiene 122,042 “me gusta” y tiene un número importante de seguidores en todo el mundo. Frecuentemente él habla sobre temas raciales y muestra solidaridad con otras comunidades marginadas en los Estados Unidos.

If you think my anger and frustration is only because that there were Muslims who were attacked, then you don't get it. I feel for these people because they are people. I feel for these people as I feel for Orlando. I feel for these people as I feel for Baltimore, Ferguson and Chicago. I feel for these people as I feel for Turkey, Bangladesh, Iraq and Syria. I feel for these people as I feel for anyone who finds themselves in any type of affliction or conflict. We have seen minorities of all backgrounds get vilified more and more and things have gotten to a point where assaults and even death doesn't bring about a recognition of their value as humans. We have seen shooting after shooting take place in this country, increasing directly along with our country's legislators unwillingness to speak about gun control. My anger and frustration stems from the fact that with every act of hatred and our failed responses to it, indifference is becoming more alive and in the process our shared humanity is dying.

Si usted piensa que mi enojo y frustración es sólo porque hubo musulmanes que fueron atacados, entonces usted no entiende. Comparto el dolor de esta gente como la de la gente de Orlando. También lo siento por la gente de Baltimore, Ferguson y Chicago. Lo siento por esta gente como lo siento por Turquía, Bangladesh, Irak y Siria. Me uno al dolor de esta gente como me uno con cualquiera que se encuentre pasando por una aflicción o conflicto. Hemos visto minorías de todo tipo de antecedentes siendo vilipendiadas más y más y las cosas han llegado a un punto donde agresiones e incluso la muerte no contribuyen al reconocimiento de su valor como humanos. Hemos visto tiroteo tras tiroteo en este país y se incrementan directamente junto a la renuencia de los legisladores de nuestro país a hablar sobre el control de armas. Mi ira y frustración son a raíz de que con cada acto de odio o respuestas fallidas al mismo, la indiferencia se está volviendo cada vez más viva y en el proceso nuestra humanidad compartida está muriendo.

Latif's Facebook profile picture. Photo credit: Priya Chandra.

La foto del perfil de Latif en Facebook. Crédito: Priya Chandra.

Latif fue el primer capellán musulmán o imán que fue designado en la NYU. Dos años después, en el 2007, el alcalde de Nueva York Michael Bloomberg lo nominó para convertirse en el capellán más joven en la historia del Departamento de Policía de la ciudad de Nueva York. Sólo tenía 24 años en ese entonces.

I am a Muslim. I work as the University Chaplain for New York University. I serve as a Chaplain for the New York City Police Department and am given the rank of inspector. I have traveled on behalf of the State Department, met with the heads of homeland security, senior white house officials and even President Obama himself, shared stages with the likes of Pope Francis and the Dalai lama. I am still one of the many Muslims in this country who have been detained, profiled, and surveilled. My home has been visited by the FBI on numerous occasions where I have been told that I am being watched because I am too good to be true. As much as I am seen as antidote, I am first still seen as a poison for no other reason that I choose to practice the faith that I do. That is not ok. But I still believe that we can and will be better.

Healing requires admitting we are sick. You and I are a bigger part of the cure than we might realize. On the eve of our Independence Day, we as a nation have a choice to make. At a time when we are still debating whether Black Lives Matter or not, candidates for the highest offices of our land make statements that indicate they speak for and to only a select group of Americans. We can no longer let our perspectives of each other be fueled through a media machine that seeks to sensationalize and bombard readers and viewers with narrative that serves to only segment and antagonize even further. The amplification of extreme voices has to be drowned out by our coming together. The ignorance of ISIS or the Republican right can no longer be the basis of how we function in diverse societies. We must learn the reality of struggles faced by those around us by actually being with them, as opposed to simply through the biased images that are cast in front of us every day. We do not have to be women to stand up women's rights, black to stand up for black rights, or Muslim to stand up for Muslim rights. An attack on any of us is an attack on all of us. I said it before and I'll say it again, if you see something, say something has to mean something different to us today. If you see bigotry, say something. If you see hatred, say something. If you see racism, say something. You and I have to be the change that this world needs. We cannot adopt a bitterness or passivity that lets people who have no interest other than their own self-interest succeed. We cannot lose hope – tomorrow will be better than today so long as you do our part. Our coming together of today is only meaningful if we continue to come together tomorrow. Let us be the reason that people have continued hope in this world, and never the reason people dread it.

Soy musulmán. Trabajo como capellán en la Universidad de Nueva York. También me desempeño como capellán para el Departamento de Policía de la ciudad de Nueva York y tengo el rango de inspector. He viajado representando al Departamento de Estado, me he reunido con las cabezas de Seguridad Nacional, altos funcionarios de la Casa Blanca y hasta el mismo Presidente Obama, he compartido escenarios con gente como el Papa Francisco y el Dalai Lama. Aún soy uno de los muchos musulmanes en este país que han sido detenidos, cuyo perfil ha sido elaborado y vigilado. Mi casa ha sido visitada por el FBI en numerosas ocasiones y se me ha dicho que soy vigilado porque soy demasiado bueno para ser verdad. Por mucho que yo sea visto como antídoto, primero aún soy visto como veneno por la única razón de que escojo practicar la fe que profeso. Eso no está bien. Pero aún creo que podemos y seremos mejores.

El sanar requiere admitir que estamos enfermos. Usted y yo somos una parte más grande de la cura de lo que nos damos cuenta. En la víspera de nuestro Día de Independencia, nosotros como nación tenemos que hacer una elección. En momentos en que aún debatimos si las vidas negras importan o no, los candidatos a los más altos cargos en nuestra tierra emiten declaraciones que indican que sólo hablan por y para un grupo selecto de estadounidenses. No podemos permitir que nuestras perspectivas de cada uno sean alimentadas por una maquinaria de medios de comunicación que busca el sensacionalismo y bombardea a los lectores y televidentes con una narrativa que sirve sólo para segmentar y generar aún más antagonismo. La amplificación de voces extremas tiene que ser ahogada con nuestra unión. La ignorancia del ISIS o la derecha republicana no pueden ser más la base de cómo funcionamos en sociedades diversas. Debemos comprender la realidad de las pruebas enfrentadas por aquellos alrededor de nosotros a través de estar con ellos, en oposición a simplemente observar a través de las imágenes sesgadas que son lanzadas frente a nosotros a diario. No necesitamos ser mujeres para apoyar los derechos de las mujeres, negros para apoyar los derechos negros, o musulmanes para apoyar los derechos musulmanes. Un ataque a a cualquiera de nosotros es un ataque a todos nosotros. Dije antes y lo digo de nuevo, si usted ve algo, diga algo que tenga que significar algo distinto para nosotros hoy en día. Si usted ve intolerancia, diga algo. Si usted ve odio, diga algo. Si usted ve racismo, diga algo. Usted y yo tenemos que ser el cambio que este mundo necesita. No podemos adoptar una amargura o pasividad que deja que triunfen personas que no tienen otro interés que los suyos propios. No podemos perder la esperanza – mañana será mejor que hoy siempre que nosotros hagamos nuestra parte. Nuestra unión de hoy sólo será significativa si continuamos uniéndonos mañana. Seamos la razón por las que las personas tienen esperanza continua en este mundo, y jamás la razón porque la gente le teme a éste.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.