¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Tras el presunto golpe de estado en Turquía los cibernautas se preguntan ¿‘Golpe o teatro?’

Cartoon widely shared on Facebook.

Caricatura ampliamente compartida en Facebook.

Luego de lo sucedido entre el 15 y el 16 de julio en Turquía, que según el gobierno y gran parte de la ciudadanía ha sido un fallido intento de golpe de estado, un segmento de los internautas turcos aún no están convencidos.

Poco después de que comenzaron a surgir en los medios sociales actualizaciones acerca de un presunto golpe militar, una etiqueta se convirtió en tendencia — #DarbeDegilTiyatro (No es un golpe, teatro).

Los usuarios que publicaron bajo esa etiqueta en general consideraron que los eventos en los que murieron más de 160 personas, hubo explosiones en el parlamento y aviones militares sobrevolaron a muy baja altura las densamente pobladas Ankara y Estambul, fueron una puesta en escena del actual presidente Recep Tayyip Erdogan tendiente a expandir su ya enorme influencia sobre la política nacional.

Tendencia en @Twitter en Turquía ahora mismo: “Quiero la pena de muerte” y “No es un golpe. Teatro.”

¡¡¡El Oscar es para RTE!!!!

Y el Oscar es para… el presidente Erdogan!

15-16 de julio: una de las noches más oscuras de Turquía

Según Reuters los disturbios en Turquía comenzaron alrededor de las 19.30 hora local cuando reportes acerca de que personal militar había clausurado puntos de acceso al puente central del Bósforo en la ciudad más grande del país, Estambul, comenzaron a circular en línea.

Casi al mismo tiempo, el ejército tomó el control del segundo puente de Estambul.

Media hora más tarde, en una aparición pública especialmente inestable, el recién designado primer ministro turco Binali Yildirim dijo que se había producido un “alzamiento” protagonizado por una facción del ejército turco, y que había contado con el apoyo de un viejo enemigo personal del presidente Erdogan, el clérigo islámico residente en EE. UU. Fetulla Gulen.

En las horas siguientes, se escucharon disparos y explosiones en Estambul y Ankara, mientras helicópteros militares y aviones de combate F16 surcaban los cielos de las principales ciudades de Turquía.

Los internautas turcos denunciaron haber tenido problemas para el acceso a plataformas online, y el proveedor de VPN TunnelBear ofreció un servicio de datos ilimitados a los “amigos de Turquía” para que permanecieran conectados.

Para nuestros amigos de Turquía, ahora tienen datos ilimitados para permanecer conectados

Los soldados cuyo comandante supremo no fue identificado de inmediato luego tomaron el control del canal de televisión estatal así como del edificio de CNN Turquía y otros medios de comunicación clave.

Último momento: Un grupo de soldados arribaron al Dogan Media Center donde está la sede de @cnnturk. Han ingresado al estudio.

En medio del caos, el ejército afirmó en un comunicado que había tomado el control del gobierno para restablecer el orden democrático y declaró la ley marcial e impuso un toque de queda.

Las imágenes mostraron la hilera de tanques desplegados frente al aeropuerto de Estambul.

Después de mucha especulación acerca de su paradero — supuestamente se encontraba de vacaciones cuando el intento de golpe tuvo lugar — el presidente Erdogan rompió el silencio y disipó los rumores de que había abandonado el país.

Se dirigió a la nación a través de la aplicación FaceTime en un iPhone y abiertamente hizo un llamamiento al pueblo para que saliera a la calle a luchar por la democracia.

“Salgan a la calle y denles su respuesta,” dijo.

Invito a nuestra gente a salir a las plazas y aeropuertos a defender nuestra democracia y nuestra voluntad nacional.

Y la gente en verdad salió a la calle, en muchos casos superando a los oficiales del ejército.

Según el blog en vivo de CNN, el fallido golpe de estado dejó como saldo un total de 161 víctimas fatales y más de 1,400 heridos y alrededor de 2,839 oficiales del ejército detenidos.

Y como el gobierno afirmó haber obligado a retroceder a los golpistas y recuperado el control por completo, cada vez más turcos llegaron a la conclusión de que pese a la sumamente ambiciosa tendencia de Erdogan hacia la política provocadora, en realidad hubo un intento de golpe en el país.

No crea que es verdad. Una historia perfectamente plausible está surgiendo lentamente. Puede fácilmente montar esta puesta en escena, con 300 transmisiones en directo.

Erdogan trajo a la democracia turca al borde del desastre antes del golpe; los militares golpistas la empujaron al abismo.

Mientras Alp Eren Tolpal elaboró una teoría que descartaba la idea del montaje del golpe si bien le agregaba una pizca de conspiración:

For the last couple of weeks there were rumors to the effect that a large group of ranked officers in Turkish Armed Forces would be forced to retire by the end of summer. My guess is that last night's move was an organized attempt by this group of officers.

The quite obvious lack of organization and inefficiency observed in the attempted coup can also be explained without resorting to conspiracy theories or theatricality of a staged ploy: The junta prepares for, or at least entertains the idea of a coup but somehow the news of the attempt is leaked and rumor gets around.

Government learns about this. The disappearance of Erdoğan for the last week and the excitement of several foreign embassies in the last few days can also be attributed to these rumors. It is also quite possible that the government, with the comfort of being forewarned and realizing the limits of the junta, may have planned to turn this into an advantage and instrumentalize a potential coup for its own benefit.

They may have also planned to catch all the junta in the act thus making it a more open and shut case.

Obviously the junta would know that its cover had been blown and in return they may have acted prematurely as a last resort, to save their asses and made the last night's gamble. I think, this is the most logical explanation of why the coup seemed like a farce.

As to the the aftermath, I think Erdoğan is most right when he frames this as a providence from God. This coup attempt could not have come at a better time.

The u-turn in foreign policy, the admittance of failure in Syria, the great purge within the party, the issue of Syrian refugees all had brought the party esprit-de-corps to an all time low and alienated Erdoğan to his base.

And as such, it provided Erdoğan a decisive victory in domestic politics. Now he is a victorious leader once again, a veteran.

The people flooding the streets were also united in their leader's defense and this turned into an opportunity to overcome the alienation. Erdoğan will once again acquire the status of rightly-guided leader who is led and provided by by God. And of course there is no doubt that he will use this credit to utmost limits.

Kind of like the Auspicious Affair (Vaka-yı Hayriye) of 1826 whereby the Janissary corps were abolished once and for-all, this failed coup has a facet of auspiciousness. Yet, imagining the aftermath we can also predict that it will have several facets which will prove quite oppressive and burdensome for Turkish citizens.

Durante las últimas dos semanas hubo rumores acerca de que un grupo grande de oficiales de alto rango de las fuerzas armadas turcas iba a ser obligado a retirarse a fines del verano. Mi conjetura es que lo de anoche fue un intento organizado por este grupo de oficiales.

La evidente falta de organización e incompetencia observada en el intento de golpe también puede explicarse sin recurrir a teorías conspirativas o a la teatralidad de una puesta en escena: La junta se prepara, o al menos concibe la idea de un golpe pero de alguna manera la noticia del intento se filtra y surgen rumores.

El gobierno se entera de esto. La desaparición de Erdoğan durante la última semana y el entusiasmo de varias embajadas extranjeras en los últimos días pueden atribuirse a estos rumores. También es muy posible que el gobierno, con la comodidad de haber sido advertido y consciente de los límites de la junta, haya planeado aprovecharlo y usar un potencial golpe para beneficio propio.

También pueden haber planeado atrapar a la junta en flagrancia para que el esclarecimiento del caso sea más sencillo.

Obviamente la junta tendría conocimiento de que su coartada ha sido destruida y en cambio quizás actuaron de manera prematura como último recurso, para salvarse e hicieron su última jugada de la noche. Creo, que esta es la explicación más lógica de la razón por la que el golpe pareció una farsa.

Como demostraron las consecuencias, creo que Erdoğan está en lo correcto cuando encuadra lo sucedido como providencia divina. Este intento de golpe no podría haber ocurrido en mejor momento.

La vuelta en u en materia de política exterior, el reconocimiento del fracaso en Siria, la gran purga interna en el partido, el asunto de los refugiados sirios, ha conducido al espíritu de cuerpo del partido a su mínimo histórico y ha alejado a Erdoğan de sus bases.

Y como tal, le ha brindado a Erdoğan una victoria decisiva en política nacional. Ahora él es un líder victorioso una vez más, un veterano.

La gente que ha salido a la calle también lo hizo para defender a su líder y eso se convirtió en una oportunidad para superar el distanciamiento. Erdoğan una vez más se ganó la posición de líder bien dirigido y avalado por Dios. Y por supuesto no hay duda de que aprovechará ese crédito al máximo.

Es similar al Incidente Afortunado (Vaka-yı Hayriye) de 1826 por el que el cuerpo de jenízaros fue disuelto de una vez por todas, este golpe fallido tiene una faceta auspiciosa. Pero, imaginando las consecuencias también podemos predecir que habrá numerosos aspectos que resultarán bastante opresivos y agobiantes para los ciudadanos turcos.

Turquía, que tiene uno de los ejércitos permanentes más grandes, ha sufrido golpes de estado en 1960, 1980 y 1997.

La llegada al poder de Erdogan y su partido conservador AKP (Partido de la Justicia y el Desarrollo) en la era post-milenio fue testigo del debilitamiento del rol del ejército en la política nacional.

Erdogan, que ha declarado su ambición de reformar la constitución en repetidas oportunidades, es considerado generalmente como uno de los gobernantes más poderosos y ambiciosos de la historia de Turquía.

Aunque su partido al principio fue valorado por haber asegurado una década de sólido crecimiento económico, el país ha caído en la inseguridad y la guerra luego de la decisión del gobierno de involucrarse en el conflicto con la vecina Siria e intensificar una contienda de varias décadas con los militantes kurdos en el este del país.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.