¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

¿Terminará algún día el conflicto entre Kirguistán y Kazajistán en torno a la “limpieza de retretes”?

Most people can agree, there isn't anything wrong with cleaning one of these. Creative commons.

Muchos coincidirán en que no tiene nada de malo o vergonzoso cobrar por limpiar uno de estos. Pero parece que los ministros kazajos no opinan igual. Creative commons.

Todo empezó con un comentario fuera de tono de un ministro y siguió a través de medios diplomáticos, conferencias televisadas y actos de entrega de condecoraciones. Terminen con esto ya.

Antes que Global Voices te muestre un escándalo bilateral que empezó en mayo y que ha continuado hasta julio entre dos fraternales naciones de Asia central que pertenecieron a la ex Unión Soviética, es importante entender una cosa.

A pesar de tener culturas muy similares, de su historia y de las relaciones internacionales generalmente cooperativas, Kazajistán es el hermano mayor y Kirguistán el pequeño.

Los dos hermanos tienen la misma edad, casi 25 años, pero Kazajistán es inmenso, con una población tres veces mayor que la de Kirguistán, y rico en petróleo.

Como ocurre con muchos hermanos mayores, también es más autoritario y muestra una actitud de superioridad mientras que Kirguistán, un país en el que ha habido dos revoluciones en los últimos 14 años, es más democrático y peleón.

No sabe cuándo terminar una discusión. Nunca.

Así es cómo se ha desarrollado la última disputa entre los dos.

1. El ministro de cultura de Kazajistán declaró que está mal que las chicas kirguisas tengan que limpiar retretes en Moscú para ganar dinero.

Hablando en un evento público en Kazajistán el 24 de mayo y citando a Chingiz Aitmatov, un escritor kirguiso, el ministro de cultura y deportes Arystanbek Mukhamediuly aprovechó para recordarles a los kazajos que no todo le iba a bien al país vecino, el cual es más democrático pero también más pobre.

Estas fueron sus palabras, según RFE/RL:

Aitmatov wanted to prevent his people from taking […] senseless steps. And really he forecast those negative events that we have witnessed in Kyrgyzstan. When I go to Moscow, it is painful for me to see how young Kyrgyz girls have to clean public toilets there. Since there are no jobs, no prospects in their country, Kyrgyz have to leave.

Aitmatov quería evitar que su gente diera […] pasos sin sentido. Y realmente predijo esos eventos negativos que hemos visto en Kirguistán. Cuando voy a Moscú, me duele ver que las chicas kirguisas tengan que limpiar retretes. Como no hay trabajos ni posibilidades en su país, los kirguisos tienen que irse.

La respuesta en las redes sociales fue dura.

El historiador kirguiso Ainura Arzymaytova dijo:

I suppose this Kazakh official was trying to hint to his people … ‘Look what happened to Kyrgyz people after their revolutions […] It was some kind of a maneuver to distract Kazakh citizens from their problems by offering them our problems to discuss.

Supongo que este funcionario kazajo estaba intentando decirle a los suyos “miren lo que les ha pasado a los kirguisos después de sus revoluciones” […] era una especie de estratagema para distraer a los ciudadanos kazajos de sus problemas, ofreciéndoles otros problemas sobre los que debatir.

Y ahora hay muchos problemas en Kazajistán.

Después de una década de continuo crecimiento económico, la crisis global del petróleo ha sacudido al país de 18 millones de habitantes, provocando un ánimo de protesta que alcanzó su punto álgido a raíz de los planes del gobierno de extender los contratos de arrendamiento para extranjeros.

En los últimos meses, mientras el descontento social aumentaba, los medios afines al gobierno de Kazajistán utilizaron la cruenta historia reciente de Kirguistán, en la cual unas 500 personas murieron en revueltas políticas en el país en 2010, para intentar impedir reuniones políticas.

Women in Kazakhstan. Wikipedia image.

Mujeres en Kazajistán. Imagen de Wikipedia.

2. Kirguistán lo convierte en un asunto diplomático.

Al día siguiente el ministro de asuntos exteriores de Kirguistán hizo ir al embajador de Kazajistán al país debido a los comentarios anteriores, diciendo irritado, según Reuters, que los comentarios habían estado en sintonía con la mala prensa que ha estado recibiendo Kirguistán en los medios kazajos últimamente. Ay.

3. Las mujeres kirguisas que limpian retretes en Moscú criticaron duramente al ministro kazajo en un vídeo.

La primera mujer que habla en el vídeo declara:

Yes, maybe we clean toilets, but it is honest work. We are not selling our bodies. We are just feeding our families and we make a big contribution [through migrant remittances] to Kyrgyzstan's economy. I want to tell the Kazakh minister I do not agree with his words. It is not correct. We are not here because life is good, but we have to feed ourselves somehow. Actually among us there are also Kazakh citizens and they also clean toilets. There is nothing to be ashamed of here. We clean toilets and offices. In the 10 years I have been [in Moscow] we have schooled two of our daughters and with God's help we will be able to re-do our home with modern fittings. We clean toilets here but when we go home we are well-respected.

Sí, puede que limpiemos retretes, pero es un trabajo honrado. No estamos vendiendo nuestros cuerpos. Simplemente lo hacemos para alimentar a nuestras familias y contribuimos en gran medida (mediante las remesas de migrantes) a la economía de Kirguistán. Quiero decirle al ministro kazajo que no estoy de acuerdo con sus palabras. No es correcto. No estamos aquí porque la vida sea buena, pero de algo tenemos que comer. De hecho, entre nosotros también hay ciudadanos kazajos y también limpian retretes. No hay nada de lo que avergonzarse. Limpiamos retretes y oficinas. En los 10 años que llevo aquí (en Moscú) hemos escolarizado a dos de nuestras hijas y con la ayuda del Señor seremos capaces de reconstruir nuestro hogar con mobiliario moderno. Limpiamos retretes aquí pero cuando vamos a casa nos respetan.

4. El ministerio de cultura y deporte de Kazajistán se disculpa y declara que las palabras del ministro se sacaron de contexto.

Podría ser eso, ¿verdad?

A family in Kyrgyzstan. Wikipedia image.

Una familia de Kirguistán. Imagen de Wikipedia.

5. El ministerio de asuntos exteriores de Kazajistán interviene, porque esto se les está yendo de las manos.

Cuando la rabia de los comentarios de Kirguistán aún no se había calmado, el ministro kazajo de asuntos exteriores Erlan Idrissov declaró casi un mes después, el 20 de junio:

То, что мы видели в блогосфере, это в основном эмоциональные всплески отдельных кыргызских граждан. Ни в коем случае наш министр не намеревался, не хотел, да и не мог никак умалить самый близкий нам народ Центральной Азии.

Lo que estamos viendo en la blogosfera es principalmente una reacción emocional de algunos ciudadanos kirguisos. Nuestro ministro no pretendió de ninguna forma, no quería y no podría ofender a nuestros vecinos cercanos de Asia central.

Entonces esto acaba aquí ¿no? ¡Error!

6. ¡El presidente de Kirguistán entrega una condecoración a las limpiadoras kirguisas que le dijeron lo que pensaban al ministro kazajo!

El presidente Almazbek Atambayev, que parece disfrutar las riñas diplomáticas, les agradeció su ” activa posición cívica”.

Kyrgyz President Almazbek Atambayev. Russian presidential press service. Available for reuse.

El presidente kirguiso Almazbek Atambayev. Servicio presidencial de prensa ruso. Foto disponible para reutilizar.

7. El presidente de Kirguistán no puede dejarlo pasar.

Hablando en una ceremonia el 1 de julio en el que entregaba “diplomas dorados” a estudiantes de alto rendimiento de colegio, parecía que el presidente Atambayev tenía otra indirecta encubierta para el ministro kazajo de cultura:

Ни в какой работе нет ничего зазорного. Лучше быть уборщицей или дворником, чем вором-министром, который ставит себя выше других. Никогда не стесняйтесь ни одной работы. Любая работа — большая честь.

No hay nada de vergonzoso en ningún trabajo. Es mejor ser una limpiadora o un barrendero que una especie de ministro ladrón. No se avergüencen de su trabajo. Cualquier trabajo es un honor.

8. Depende de ti, Kazajistán.

¿Es el final de todo esto? ¿Por fin?

El usuario kazajo de Facebook Rinat Balgybayev piensa que la disputa aún no ha terminado:

Теперь кто-то из наших должен ответить президенту Кыргызстана что быть министром-вором вообще не зазорно

Es hora de que alguno de los nuestros (diputados) le diga al presidente kirguiso que no hay por qué avergonzarse de ser una especie de ministro ladrón…

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.