¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

¿Llevarán las protestas de medios sociales de Zimbabue a un “gran cortafuegos”?

Photos of downtown Harare, empty on July 6. Shared on Twitter by @Lean3JvV.

Fotos del centro de Harare, vacío un 6 de julio. Compartido en Twitter por @Lean3JvV.

El Paro nacional en Zimbabue de la semana pasada (un boicot al trabajo, comercio y a las instituciones) fue uno de los más grandes y exitosos de los últimos años. Provocó que las calles, bancos y centros comerciales quedaran desiertos en la ciudad de Harare.

Los manifestantes están reclamando que el estado rinda cuentas por los salarios adeudados, corrupción y falta de fuentes de trabajo mientras la economía está al borde del abismo. El país enfrenta una crisis monetaria desde 2009  y se estima una tasa de desempleo del 80-90%.El reciente déficit de dinero en efectivo obligó a los ciudadanos a hacer fila durante días para retirar dinero de los bancos. A los funcionarios públicos se les adeudan salarios desde junio de este año, pero los miembros de las fuerzas de seguridad cobran siempre puntualmente por el temor del gobierno a un violento derrocamiento político.

Muchos piden la renuncia del presidente de 92 años de edad de Zimbabue, Robert Mugabe, que ha estado en el poder desde 1980, cuando el país logró su total independencia del Reino Unido.

Esta no es la primera vez que Zimbabue es escenario de un “paro” debido a un gobierno disfuncional, pero es la primera vez que los partidos políticos y organizaciones civiles han movilizado manifestantes utilizando los medios sociales.

En Twitter, Facebook y la plataforma de mensajería social WhatsApp, los activistas usaron varias etiquetas tales como #ShutDownZim#ZimbabweShutdown, #ThisFlag, #‎ShutDownZimbabwe2016‬ y #ZimShutDown para organizar el paro.

A screenshot of a YouTube video of Zimbabwean pastor Evan Mawarire launching his onlin movement #ThisFlag.

Captura de pantalla de un video en YouTube del pastor de Zimbabue Evan Mawarire, quien inició una de las etiquetas organizadoras de las protestas contra el presidente Robert Mugabe, #ThisFlag.

La etiqueta #ThisFlag se volvió una herramienta particularmente poderosa contra el régimen de Mugabe y su partido ZANU-PF luego que fuera lanzada el 19 de abril, un día después del Día de la Independencia de Zimbabue, por el patriótico pastor anticorrupción Evan Mawarire, fotografiado arriba.

Desde abril del 2016, las plataformas de medios sociales se han convertido cada vez más en las herramientas más poderosas para el activismo político no partidista basado en Internet en el país. Esto a su vez ha provocado temores de que el gobierno prohibirá las plataformas de medios sociales en un futuro próximo. El último paro del miércoles 6 sugiere que los ciudadanos tienen motivos para estar preocupados.

En la mañana del paro del 6 de julio, era imposible acceder a WhatsApp. Esto no es algo menor — fuentes locales informan que WhatsApp representa el 34 % de los datos de Internet en Zimbabue. El gobierno niega haberlo bloqueado, pero muchos usuarios no piensan lo mismo.

La Autoridad Regulatoria de Correos y Telecomunicaciones de Zimbabue (POTRAZ) emitió un aviso días antes del paro destacando las sanciones para “mensajes de telecomunicaciones subversivos u ofensivos”:

We are therefore warning members of the public that from the date of this notice, any person caught in possession of, generating, sharing or passing on abusive, threatening, subversive or offensive telecommunication messages, including WhatsApp or any other social media messages that may be deemed to cause despondency, incite violence, threaten citizens and cause unrest, will be arrested and dealt with accordingly in the national interest.

Por tanto, advertimos al público que a partir de la fecha de este aviso, cualquier persona que sea sorprendida en posesión de, generando, compartiendo o transmitiendo mensajes abusivos, amenazantes, subversivos u ofensivos, incluyendo WhatsApp o cualquier otro medio social que pueda ser considerado capaz de provocar desaliento, incitar a la violencia, amenazar a los ciudadanos y causar malestar, será detenida y tratada en consecuencia en aras del interés nacional.

El aviso llegó luego del anuncio de Mugabe de abril, en el que los medios lo citaron diciendo que Zimbabue debería aprender de China en la búsqueda de detener el “abuso” de Internet.

A pesar de la falta de disponibilidad de WhatsApp en las redes públicas, algunos cibernautas lograron compartir información usando redes privadas virtuales (VPNs).

A nivel de la infraestructura de Internet, se rumorea que el gobierno está trabajando en licenciar un portal de Internet para el país que sería gestionado por el gobierno y absorbería los múltiples portales de Internet que actualmente operan en el país. Un borrador de la nueva Política nacional TIC articula el objetivo gubernamental de establecer una única infraestructura para todos los proveedores de Internet y una red troncal nacional de fibra óptica que permitiría a las autoridades un amplio acceso al tráfico de redes y presumiblemente a los datos de comunicaciones de los usuarios.

Si el creciente movimiento de protesta continúa, más ciudadanos necesitarán convertirse en expertos en tecnología ya que el gobierno busca endurecer la legislación y los mecanismos técnicos que regulan la actividad en línea.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.