¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Australia esperaba el cierre del conteo mientras las elecciones no iban como el Primer Ministro pensó

Malcolm Turnbull visits Indonesia November 2015

Malcolm Turnbull visitando Indonesia en Noviembre del 2015. Cortesía del usuario Australian Embassy Jakarta en Flickr (CC BY 2.0).

Australia y su primer ministro, Malcolm Turnbull, podrían tener una larga espera para conocer los resultados de las elecciones federales realizadas el 2 de julio de 2016. Turnbull reemplazó al ex primer ministro, Tony Abbott, en setiembre del 2015 en un golpe del partido Liberal. Su popularidad en aquel momento debería haberlo convertido en un fácil ganador en las siguientes elecciones.

Sin embargo, el conteo de la noche del sábado 2 fue inconclusa al no confirmarse como ganador de la mayoría de los escaños en la Cámara de Representantes ni al gobierno ni a la oposición. La elección de varios candidatos de partidos menores e independientes significa que podría haber un parlamento dividido, donde ninguna de las partes tiene una mayoría. Setenta y seis de los 150 escaños son necesarios para gobernar.  El primer ministro debe contar con la confianza de la Cámara, donde los gobiernos se forman en base al sistema Westminster.

Fue Turnbull el que llamó a elecciones anticipadas, pero al parecer esa decisión fue contraproducente. La situación ha provocado la reaparición en los medios sociales respecto de las referencias de Turnbull como un “Fizza”  —  comparándolo con un gran petardo rojo que sólo da chispas, y no cumple con su promesa.

Teniendo en cuenta la forma de Turnbull de ayer por la noche y durante la campaña #ausvotes, al que se le haya ocurrido lo de Fizza fue profético JAJA!

El recuento de votos se ha complicado por varios factores, algunos únicos para Australia. En primer lugar, un candidato debe obtener más del 50% para ganar un asiento de la casa. Se utiliza un sistema preferencial de votación, donde los electores deben darle a cada candidato un voto en orden de su preferencia. Estos se distribuyen en caso necesario hasta que uno de los candidatos obtenga la mayoría absoluta (50% + 1 voto). En segundo lugar, votar es obligatorio. Los electores que no puedan llegar a una cabina de votación el día de las elecciones pueden emitir su voto antes de la elección o hacerlo mediante correo postal.

El gobierno tiene la esperanza de que los votos por correo estarán a favor de ellos en el recuento del cierre del concurso. No todos están convencidos:

Nada va según el plan en esta elección siendo que el Partido Liberal Nacional espera que los votos por correo continue favoreciendolos.

La coalición Liberal-Nacional ‘es una alianza política de los partidos de centro de derecha’. Su principal oponente es el Partido del Trabajo de Australia, actualmente liderado por Bill Shorten.

En los días previos a la jornada electoral, la mayoría de comentaristas políticos y los medios de comunicación pronosticaron una clara victoria para la coalición de los partidos Liberal-Nacional. Turnbull apeló por estabilidad luego de que Reino Unido votara a favor del Brexit para salir de la Unión Europea.

Los inesperados resultados han desencadenado un examen de conciencia dentro del Partido Liberal y los posibles movimientos en contra de la dirección de Turnbull. Los periodistas políticos como Eliza Borrello ya están citando fuentes anónimas acerca de la inestabilidad dentro de la coalición:

Todavía estoy confundido por la definición de estabilidad

ULTIMA HORA de un conservador: Si @TurnbullMalcolm hace una negociación para vendernos por sí mismo, podemos cambiarlo en la primera reunión del partido en @abc noticias

Turnbull había llamado a una doble-disolución, con todos los senadores presentes para las elecciones en lugar de la mitad del Senado en una elección normal. Su estrategia para deshacerse de los partidos menores e independientes también le resultó contraproducente. Anthony Cooke podía verle el lado divertido:

ULTIMA HORA: El nuevo senado australiano posa para primera foto.

Mientras Australia espera por el recuento final y los resultados, algunos están cansados de los líderes luego de una larga campaña de ocho semanas:

Probablemente ambos líderes no necesitan ser vistos hasta que haya un resultado. La nación se las arreglará, sospecho.

Serán días, si no semanas. Nosotros los mantendremos informados.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.