¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Protestas anti KFC preocupan a las autoridades chinas que tratan de confinar el nacionalismo a Internet

Protests outside KFC. The banner said, "Boycott Japanese and American products, I am Chinese and will be a model. Kick KFC and McDonald out of China." Photos from letscop's Twitter.

Protestas fuera de un KFC. El cartel lee: “Boicot a productos japoneses y estadounidenses, soy chino y seré un modelo. Fuera KCF y McDonald de China”. Fotos del Twitter de letscorp.

Durante años, las autoridades bajo el liderazgo del Presidente Xi Jinping han avivado el sentimiento nacionalista en China como parte de una campaña mayor para impulsar la ideología del Partido Comunista. Parte de este esfuerzo incluye voluntarios “de civilización”, reclutados por las Juventudes Comunistas y encargados de la tarea de diseminar el mensaje del Partido en internet.

“Internet” es la palabra clave. Parece que protestar en la calle es demasiado para el gobierno chino, que se encuentra ahora en la difícil posición de denunciar manifestaciones en contra de la cadena de comida rápida estadounidense KFC — avivadas por el nacionalismo agresivo que ayudaron a fomentar.

Desde el 16 de julio, ciudadanos chinos han protestado frente a restaurantes KFC en, al menos, una docena de pueblos y ciudades porque los ven como representantes de los intereses de Estados Unidos. Muchos piensan en China que la intromisión de los EE. UU. condujo a la embarazosa norma del 12 de julio, por la cual un tribunal internacional rechazó las amplias reclamaciones de Beijing sobre el mar del Sur de China.

Los vídeos que muestran a los manifestantes enfrentándose a los clientes de KFC se han hecho virales en las redes sociales, donde se habían organizado las manifestaciones.

‘Una acción que manifiesta la determinación y la actitud de los chinos’

La llamada a la protesta puede ser rastreada hasta Zhu Jidong, el vicedirector del Centro de investigación de la Seguridad Cultural Nacional y de Construcción Ideológica, organismo bajo la Academia China de Ciencias Sociales. El Centro organiza cursos de formación para comentaristas online y es activo en la emisión de instrucciones ideológicas en las redes sociales a través de su cuenta oficial, @IdeologyTorch (思想火炬).

Como reacción a la norma del mar del Sur de China, Zhu sugirió en una publicación en Weibo el 13 de julio el boicot a las compañías de comida rápida de Estados Unidos:

#思想微評#[舉國不去肯德基和麥當勞消費:你能做到嗎?]舉國上下在某一天集中做一種舉動,就會形成大的震憾:倡議這個周六、周日(7月16日和7月17日),舉國不去肯德基和麥當勞消費,只須兩天,世界將為之嘩然。這個倡議,兩天時間,不會傷害任何人,但可以表明中國人的決心和態度!

#Mini Comentario en Ideología# Boicot nacional a KFC y McDonald's. ¿Puedes hacerlo? La nación entera actuando de la misma forma el mismo día creará conmoción. Propongo un boicot a KFC y McDonald's para este sábado y domingo (16 y 17 de julio). Sacudir el mundo tomará dos días. Esta propuesta se llevará a cabo sólo en dos días y no dañará a nadie; pero es una acción para manifestar la determinación y la actitud de los chinos.

El mismo día, Global Times, propiedad del grupo oficial de prensa del Partido Comunista Chino, publicaba un comentario en el que decía que la norma del mar del Sur de China incentivaba una nueva ola de patriotismo.

Mientras tanto, una publicación de la Liga Juvenil Comunista en Weibo citaba una investigación según la cual los medios chinos están “controlados por capitalistas” y que ha resultado en una opinión homogénea en el público. Ya que la batalla ideológica que está teniendo lugar tiene “patriotas” y cultura “roja” de un lado y “simpatizantes de EE. UU.” y “liberales” del otro, algunos han interpretado la publicación como una sugerencia de que el pueblo se rebela en respuesta al arbitraje sobre el mar del Sur de China contra los intentos de suprimir sentimientos y reacciones patrióticos por parte de las fuerzas liberales capitalistas.

Más o menos al mismo tiempo, una versión adaptada de la iniciativa de boicot de Zhu Jidong se convirtió rápidamente en viral en las redes sociales como, por ejemplo, WeChat. Muchos asumieron que estas tres llamadas a la acción procedían de los voluntarios online de la Liga Juvenil Comunista ya que Zhu Jidong es miembro del think tank de la Liga.

Tal y como muestran vídeos grabados por los ciudadanos, el 16 de julio, algunos jóvenes patrióticos comenzaron a acosar a clientes de KFC preguntándoles si conocían el arbitraje sobre el mar del Sur de China y pidiéndoles que se marcharan. La llamada en las redes para el boicot pronto se convirtió en disputas callejeras, peleas con puños y protestas generalizadas.

Algunos de los eslóganes usados en las protestas rezaban:

你们吃的美国肯德基,丢的是老祖宗的脸。
将来打仗的话,每一颗炮弹都是你们赞助的。
如果吃了肯德基,将来都是汉奸。

Aquellos que comen en el estadounidense KFC están tirando la cara de sus ancestros a la basura.
En caso de una futura guerra, son ustedes los que patrocinan sus balas.
Comer en KFC te convierte en un chino traidor.

El gigante patriótico está por llegar

Las protestas en la vida real cruzaron la línea impuesta por el partido y el gobierno. El 16 de julio, la Liga Juvenil Comunista intentó cortar sus lazos con las manifestaciones alegando que fueron iniciados por “fans de los EE. UU.” en Weibo.

Pero las concentraciones en KFC continuaron y se habían extendido a una docena de ciudades para el 18 de julio. La preocupación gira en torno a que si las movilizaciones se salen de control, podrían amenazar la seguridad económica del país.

Para enfriar los sentimientos patrióticos, las autoridades para la propaganda emitieron instrucciones de censura a todos los medios de comunicación (a través de China Digital Times):

Once again, for the near future, do not hype or spread information related to illegal rallies and demonstrations. Pay close attention and delete inflammatory information.

Una vez más, en el futuro cercano, no publicitar o difundir información en relación a concentraciones ilegales y manifestaciones. Prestar gran atención y eliminar información provocativa.

El mismo día, Hu Shijun, jefe editor de Global Times, intentó también distanciar la publicación de las protestas denominando a los participantes “EI”, que venía a significar “estúpidos idiotas”.

Sin embargo, ni las instrucciones de censura ni la negación pública consiguieron detener el movimiento. El 19 de julio, fotos mostrando a un grupo de estudiantes de primaria protestando frente a un KFC se hicieron virales en las redes sociales.

Más tarde, los internautas descubrieron que la protesta había sido liderada por un profesor durante el programa de aprendizaje social de los estudiantes, organizado por Tsingda Xuexi, una institución educativa también afiliada a la Liga Juvenil Comunista. Además, los manifestantes no sólo perseguían a KFC sino también ahora a otras marcas estadounidenses como Apple.

La maquinaria de canalización de la opinión del Partido comenzó con todas sus fuerzas a intentar contener la situación. Los portales de noticias más importantes publicaron editoriales denunciando las protestas. Un editorial en lengua inglesa del periódico de propiedad estatal China Daily cuestionaba: “¿Por qué hostigar empresas por los pecados de EE. UU. y Filipinas?“.

Una versión china de este artículo, escrita por un autor con seudónimo, etiquetaba las protestas como gaojihei (高級黑), que significa “mancha de segundo nivel” o patriotismo llevado demasiado lejos. La cuenta de Weibo de China Daily lo publicó el 19 de julio bajo el título “¿Ir a KFC y McDonald's = hipocresía antipatriota? ¡Formaremos parte de la mancha de segundo nivel!” Como breve introducción, se puede leer:

【吃肯德基麦当劳=虚伪不爱国?我们才不当高级黑!】爱国是不吃肯德基和麦当劳,是打人、砸车、抢东西?当缺乏常识的人,热衷于做别人的老师时,那就是愚昧的开始。少一点冲动,多一点常识。少一点抵制,多一点实干。这便是正确的爱国方式,你的样子,就是中国未来的样子。

¿Ir a KFC y McDonald's = hipocresía antipatriota? ¡Formaremos parte de la mancha de segundo nivel! ¿Es patriotismo boicotear a KFC y McDonald's? ¿Es patriotismo golpear personas, destrozar coches y robar? Cuando personas sin sentido común quieren convertirse en maestros, es el comienzo de una era negra. Menos ímpetu y más sentido común; menos boicot y más pragmatismo. Este es el camino correcto para amar al país. Tu cara es la cara futura de China.

El artículo explicaba por qué un boicot no funcionaría y cómo podría dañar la economía de la propia China:

在经济全球化的今天,衣食住行涉及的大大小小产品,几乎全是你中有我、我中有你的“混血儿”——国产家用电脑的CPU多是美国产的,而美国波音747的客机里也会有中国生产的零部件。
至于麦当劳和肯德基,我们早就成了他们的股东,抵制他们就是抵制我们自己。
更重要的是,麦当劳和肯德基涉及的上下游行业太多,那么多的中国老百姓在这条产业链上工作,他们没饭吃了你来养?

Vivimos en una era de globalización, todo lo producido es co-producción — los ordenadores de marcas nacionales tienen CPU hechas en EE. UU. y el Boeing 747 tiene partes hechas en China.
En lo que respecta a KFC y McDonald's, ya formamos parte de su accionariado, boicotearlos es boicotearnos a nosotros mismos.
Además, KFC y McDonald's tienen interés en otras industrias, ¿cuántos chinos trabajan en su cadena de producción? ¿quién los alimentará si pierden su trabajo?

‘Patriotismo online y patriotismo offline son diferentes’

Los manifestantes contra KFC revelan que las autoridades han estado jugando con fuego en su campaña ideológica: si el pueblo muestra las creencias que les han sido impuestas, como la de echar a los “enemigos” extranjeros, en el mundo real, la economía de China sufriría las consecuencias.

El partido y el gobierno son conscientes de la paradoja y ésta es la razón por la cual, la línea entre el nacionalismo dentro y fuera de internet debe mantenerse firme, argumentaba el periodista Song Zhibiao:

线上爱国与线下爱国是根本不同的,这是共青团中央、环球时报、人民日报、胡锡进、诸多五毛大V深知的、而且是非常显著的界线。如果要跨过这条界线,需要许可,绝对不能擅自跨越,否则就是不守规矩,是要负责的。但爱国群众心里无界,不听招呼盲打盲冲。
官媒及传统爱国势力一致否定肯德基爱国事件,否认这些群众是由他们发动的,甚至不顾自个那些赫然在目的煽动性微博,竭力甩锅,乃至于把黑锅推给传说中的公知 […]

El patriotismo online y el patriotismo offline son diferentes. La línea está clara y bien definida para la Liga Juvenil Comunista, Global Times, China Daily, Hu Shijun y las opiniones de los líderes del gobierno. La línea no puede ser traspasada sin la autorización de los anteriores o sin que alguien más tome la responsabilidad. Sin embargo, esta línea no existe entre las masas patrióticas, éstas sólo hacen lo que creen que es correcto.

Todos los portavoces estatales y las organizaciones patrióticas han denunciado las protestas contra KFC, negando que tengan un papel en estas protestas, incluso si difundieron publicaciones e incitaron sentimientos nacionalistas. Incluso crearon una teoría conspiratoria en la que el público intelectual liberal estaba tras las protestas. […]

Chen Pokong, un escritor de comentarios políticos afincado en EE. UU., se hizo eco de los comentarios de Song y vio las protestas como una salida inevitable del nacionalismo online:

既不能打仗,又不能抗议。于是,爱国贼们转谋下策。呼吁抵制外国商品,成为发泄手段之一。近些年来,爱国贼们一直忙不迭地呼吁。因为钓鱼岛,呼吁抵制日货;因为美国巡航南海,呼吁抵制美货;因为南海争端,呼吁抵制菲律宾货、越南货;因为萨德导弹防御系统,呼吁抵制韩国货……于是,摆样子的相片里,抗议的横幅越拉越长:“坚决抵制美日韩菲越货……”
口号喊得震天响,然而,现实生活中,抵制外国货的中国人,寥寥无几。于是,有些爱国贼们跑到肯德基和麦当劳等美式快餐店,高举红旗,高唱国歌,堵住门口,不准顾客进入。

No existe una guerra y se tiene prohibido protestar como tal. De ahí que los ladrones patrióticos busquen otras formas de manifestar patriotismo y, boicotear marcas extranjeras es una de las tácticas más utilizadas. En los últimos años, han continuado con ella: boicotearon productos japoneses por la disputa por las Islas Diaoyu, boicotearon productos estadounidenses porque la marina de EE. UU. penetró en el mar del Sur, boicotearon productos filipinos y vietnamitas por las disputas por el mar del Sur, boicotearon productos coreanos por el sistema de defensa con misiles… Por eso, en las fotos, se puede ver que la lista de productos boicoteados se hace cada vez más larga: “estamos decididos a boicotear productos estadounidenses, japoneses, coreanos, filipinos y vietnamitas…”
Los eslóganes se oyen fuerte, pero en realidad, muy pocos chinos boicotean productos extranjeros. Esa es la razón por la que algunos ladrones patrióticos decidieron ondear banderas rojas y cantar himnos nacionales fuera de los restaurantes de comida rápida KFC y McDonald's, bloqueando las entradas.

Mientras los patriotas oficiales culpan de las protestas a las “manchas de segundo nivel” avivadas por fans de los EE. UU., otros creen que las protestas han sido organizadas espontáneamente, algunos aún creen que el Partido Comunista Chino y el gobierno lo orquestraron todo. En Twitter, @SANDY666712 escribía:

Miren, ¡China tiene democracia, libertad y derechos humanos! Este año, esos que lideran las protestas contra KFC no son gente corriente. Muchos son policías, amas de casa del comité residencial del Partido y profesores y estudiantes de instituto que reciben instrucciones de los mayores. Entonces, el gobierno se mete, lanzando notas de prensa y anuncios públicos para detener las concentraciones. Están manipulando desde detrás del escenario y beneficiándose del acto. Estas tácticas ya fueron usadas durante la Revolución Cultural, capturaron y soltaron fantasmas controlados por el gobierno. La obra es para los foráneos.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.