¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

La Revolución Colorida macedonia sigue cantando “Libertad” mientras desafía el acoso policial

The people celebrate the release of the Colorful Revolution van on June 27, 2016 in Skopje. Photo by F. Stojanovski, CC BY.

La gente celebra la liberación de la furgoneta de la Revolución Colorida el 27 de junio de 2016 en Skopie. Foto por F. Stojanovski, CC BY.

Una de las peticiones principales de la Revolución Colorida de Macedonia es poner punto y final al abuso de poder por parte de los cuerpos de policía en la persecución de los manifestantes, que ven este uso excesivo del poder policial como una forma de acoso. El movimiento debe su nombre a los manifestantes (que han estado hablando contra la corrupción del Estado) que echan pintura en los edificios y lugares emblemáticos estatales.

Algunos manifestantes prominentes se encuentran en arresto domiciliario, o la policía los detiene violentamente con frecuencia de una forma muy dramática”. Dichas detenciones no duran mucho, ya que la policía no puede presentar cargos por “vandalismo”, lo que supone una mera falta por parte de la ley de Macedonia. No obstante, sirven como herramienta para intimidar no solo a los manifestantes, sino también a los adeptos del partido vigente que pueden llegar a considerar el desertar.

En varios casos, dichas acciones policiales han incitado nuevas protestas, entre las que se encuentran las reuniones espontáneas frente a los cuarteles cuando los manifestantes se enteran de detenciones a través de las redes sociales.

Policía, pintura y gritos desafiantes por la libertad

Durante una manifestación el 27 de junio, la policía intentó detener a los conductores de una furgoneta que llevaba equipos de música y suministros para los manifestantes. Agentes de tráfico y unos 30 miembros de Alpha, (una unidad especial de policía formada por policías de paisano armados con el objetivo de evitar delitos urbanos violentos) pararon la furgoneta cerca del edificio del parlamento. Las personas frente al parlamento que escuchaban los discursos se acercaron a la furgoneta; y en el momento en que lo hicieron, la policía huyó. Uno de los manifestantes, Zamir Mehmeti, se subió encima de la furgoneta y, enarbolando una bandera macedonia y una bengala, pronunció un discurso espontáneo:

Ова е уште еден доказ дека ако сме сите сплотени, не Митко Чавков, туку никој не ни може ништо. Тие се кукавици, научени се да прават проблеми кога нема да наидат на отпор, тие нема да можат ништо.

Esta es otra prueba que muestra que si permanecemos unidos, nadie puede hacernos daño, ni Mitko Čavkov [Ministro del Interior]. Ellos son unos cobardes, están acostumbrados a causar problemas cuando nadie se atreve a hacerles frente, de lo contrario, son impotentes.

La gente respondió al grito de: ¡Libertad! ¡Libertad!

Activist Alek Gochev and Lidija Dimova, MP, in the 'Colorful Revolution' van minutes before their attempted arrest. Photo: F. Stojanovski CC BY.

El activista Alek Gochev y la diputada Lidija Dimova, en la furgoneta de la ‘Revolución Colorida’ minutos antes de su intento de detención. Foto por: F. Stojanovski CC BY.

La furgoneta la conducía Lidija Dimova, parlamentaria de la oposición. El portal Slobodna Makedonija (Macedonia libre) republicó el estado de Facebook del activista Alek Gochev, quien iba en el asiento del copiloto:

На заминување од протестот повеќе од 30 полицајци не сопреа заедно со пратеничката Лидија Димова која го возеше комбето на денешниот протест. Во моментот кога толпата која беше пред Собрание разбра за сопирањето од страна на полицијата се упати кон нас со цел да помогнат. Нашата полиција кога разбра дека толпата граѓани се упати кон нас за 5 секунди буквално влегоа во коли и се разбегаа како најголема мафијашка банда, тоа ли е нормална полиција?! Фала ви добри луѓе, за вас вреди човек да се бори и да живее!

Tras finalizar la manifestación, más de 30 policías pararon la furgoneta, conducida por la parlamentaria Lidija Dimova. Cuando la multitud reunida frente al Parlamento se enteró, empezaron a acercarse a nosotros para ayudarnos, y cuando los policías se dieron cuenta, tardaron literalmente 5 segundos en meterse en sus coches y escapar cual banda mafiosa. ¿Es normal este comportamiento? ¡Gracias, buena gente! ¡Hacen que nuestra lucha y nuestras vidas merezcan la pena!

“Arrestos increíbles”

Finalizadas las protestas y con la gente de vuelta en sus casas, la policía consiguió detener a dos prominentes manifestantes. Pavle Bogoevski y Simona Spirovska fueron rodeados y detenidos por fuerzas especiales de la policía (supuestamente por no portar DNI) en la comisaría cercana. Ambos fueron puestos en libertad poco después, debido a que los manifestantes comenzaron a reunirse frente a la comisaría tras ser alertados a través de las redes sociales.

Activists Simona Spirovska and Pavle Bogoevski, photographed during painting of the main square, have been singled out for police harassment. Photo by Vančo Džambaski, CC BY-NC-SA.

Los activistas Simona Spirovska y Pavle Bogoevski, fotografiados mientras pintaban de rojo la plaza mayor de Skopie durante los actos de protesta para conmemorar el asesinato de Martin Neškovski el 6 de junio, han sido el blanco del acoso policial. Foto por: Vančo Džambaski, CC BY-NC-SA.

Esta no era la primera vez que Bogoevski sufría un “arresto increíble”. En Macedonia, este término se utiliza para describir los procedimientos de la policía como demostración de fuerza con un gran número de policías fuertemente armados. Grupos de televisión favorables al gobierno son invitados a menudo a que graben dichos sucesos y después los retransmitan para enfatizar la humillación de las víctimas. Unas cintas filtradas han mostrado que dicha coordinación está siendo llevada a cabo por funcionarios de altos cargos del partido gobernante VMRO-DPMNE (de hecho, la Oficina del Fiscal Especial está investigando la detención del 2011 del líder de la oposición Ljube Boškoski por un caso de tortura.

Bogoevski también parecía estar bajo el punto de mira. El 19 de junio, los anti-disturbios le detuvieron durante otro acto de la Revolución Colorida, cuando los activistas intentaron exhibir un pancarta de protesta cerca de donde el partido gobernante celebraba su aniversario. Al no poder acercarse a las celebraciones, los manifestantes intentaron exhibir la pancarta en el río Vardar, a unos 100 metros de distancia. El texto de la pancarta decía con tono irónico: “¿Cuándo celebrarán 10 años de MVRO?”, aludiendo al juego de palabras que la ex ministro del interior utilizó en una escucha telefónica filtrada, que combina parte del nombre del partido (VMRO) con el acrónimo del ministerio de interior (MVR). En la escucha telefónica, la ministro explica cómo sus locales oficiales sirvieron de sede para la campaña electoral del partido durante unas elecciones amañadas.

Cuando un puñado de matones del gobierno intentaron atentar contra la reunión de activistas y arrebatarles la pancarta, la policía intervino evitando más actos de violencia. No obstante, permitieron a los atacantes poner a Bogoevski contra el suelo, a pesar de no haberse resistido lo más mínimo a la detención y, de hecho, había intentado disminuir la tensión durante todo el suceso:

Momento de la puesta en libertad de Pavle Bogoevski saliendo de comisaría.

Cerca de un centenar de personas se reunieron rápidamente frente a la comisaría. Fue difícil estimar el número exacto ya que la luz de las calles de esa zona habían sido apagadas (cosa curiosa) aunque funcionaban con normalidad en las calles vecinas. Bogoevski era liberado mientras comenzaba otra protesta, pero solo después de imputarle un cargo por delito menor “por no seguir una orden” directa de un policía.

Group of Colorful Revolution protesters celebrating the release of Pavle Bogoevski (in the middle) from police custody. Photo by Vančo Džambaski, CC BY-NC-SA.

Grupo de manifestantes de la Revolución Colorida celebrando la puesta en libertad de Pavle Bogoevski (en el medio) y que estaba bajo custodia policial. Foto por Vančo Džambaski, CC BY-NC-SA.

Mientras la mayor parte de los incidentes que hacen uso de una fuerza excesiva y de acoso contra manifestantes han resultado contraproducentes, muchos revolucionarios coloridos se preguntan: ¿Qué será lo siguiente?”, al tiempo que se preparan para un choque mayor antes de la caída anticipada del régimen.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.