¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Los ugandeses no quieren que su gobierno rescate a las grandes empresas

A public school in Uganda. Tweeps argue that taxpayers money need to bail out schools like this one. Image released under Creative Commons by The Sustainable Sanitation Alliance.

Un colegio público en Uganda. Los tuiteros dicen que el dinero de los contribuyentes debería rescatar a colegios como este. Imagen publicada bajo Creative Commons por The Sustainable Sanitation Alliance.

Cuando se publicó la noticia de que el gobierno de Uganda intentaba usar 1 trillón de chelines (300 millones de dólares estadounidenses) de los impuestos para rescatar a negocios con deudas, los ugandeses en Twitter denominaron la decisión como “estafa” y sugirieron que el dinero de ayuda fuera a parar a los colegios públicos desatendidos de Uganda en su lugar.

Las empresas que el gobierno quiere rescatar reúnen deudas que adquirieron de forma privada de varios bancos en Uganda. Muchos de estos negocios son propiedad de bien relacionados y poderosos magnates. Algunos bancos centrales y miembros del ministerio de finanzas están en contra del plan de rescate.

David Mpanga, un abogado ugandés, denominó al plan como “nacionalización de las pérdidas”:

La privatización de los beneficios y la nacionalización de las pérdidas. ¿Debemos pagar todos por las pérdidas de las empresas cuando no se han compartido los beneficios que obtuvieron?

Allan Ssenyonga se mostraba sorprendido al descubrir que uno de los negocios de la lista era una discoteca:

Club Silk es una de las compañías que necesita ser rescatadas. ¿Realmente es una prioridad para Uganda?

Fredrick Tumusiime sugirió:

Para cualquier rescate, los ciudadanos debemos adquirir participaciones en la/s empresa/s. “No” al dinero público para fines privados.

Los ugandeses se preguntaron los motivos de los planes de ayuda a poderosos magnates bien posicionados en un país con poca inversión en infraestructuras y con colegios y hospitales en la ruina.

Sarah Bireete sugería al gobierno que rescatara a estos colegios:

Los ugandeses pobres no pueden continuar subvencionando a los ricos. Rescaten a colegios sin salones de clases, ni libros ni letrinas.

Jeff compartió una foto de una compañía a la que el gobierno debería ayudar:

Esta foto representa las compañías a las que el gobierno debe rescatar usando el dinero de los impuestos.

Y otra imagen de un colegio público en ruinas:

El colegio Karungu Seed School, en el distrito de Buhweju.

¿Necesita un rescate? NO. Compañías rescatadas que no pagan impuestos.

Mientras que Samwise Gamgee aconsejaba:

Si rescatarlas es un asunto de interés nacional, compartir sus beneficios podría ser un asunto de interés nacional también.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.