¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Públicamente humillado, despedido y luego reintegrado: La historia de un director de escuela de una minoría en Bangladesh

Bangladeshis posted pictures of themselves holding ears stating solidarity with the publicly humiliated headmaster. Image from Facebook

Los bangladesíes publican fotos de si mismos jalando sus orejas en solidaridad con el director públicamente humillado. Foto de Facebook.

Los bangladesíes han adoptado una posición en contra de la vigilancia moral luego que un director hindú fuera designado, por un parlamentario electo, para hacer sentadillas jalando sus orejas a causa de unas falsas acusaciones de hacer declaraciones despectivas sobre el Islam.

Shyamal Kanti Bhakta, director en el distrito de Narayanganj cerca de Daca, la ciudad capital, fue inicialmente suspendido por su escuela luego de la vergüenza pública. Después de que una comisión formada por el ministro de educación del país no encontró evidencia de las acusaciones en su contra de hablar contra el Islam fue reintegrado en su puesto.

El incidente, que ocurrió el 13 de mayo del 2016, fue capturado en video con un teléfono móvil. El material de archivo junto con las fotos lo muestran avergonzado frente a una multitud incluyendo al miembro local del Parlamento AKM Salim Osman.

Lo que llevó a la escena humillante fueron acusaciones contra el educador de haber castigado a un estudiante en su clase el 8 de mayo del 2016 y de haber hecho un comentario despectivo contra el Islam. Sin embargo Shyamal Kanti Bhakta negó haber hecho cualquier comentario negativo y dice que los miembros del comité directivo de la escuela tienen un resentimiento contra él por no estar de acuerdo con sus directivas.

Posteriormente, la familia del niño presentó una denuncia ante el comité de gestión de la escuela alegando castigo corporal pero no menciona nada acerca de un comentario despectivo contra el Islam. El comité de gestión de la escuela después suspendió al profesor.

Profesor Shamol Kanti Vakto humillado con el castigo de hacer sentadillas jalando las orejas ha sido suspendido.

Las imágenes de su vergüenza pública fueron virales en las redes sociales provocando indignación. Las reacciones del parlamentario Osman, que pertenece al partido Jatiya (parte de la coalición de gobierno) de la circunscripción electoral de Narayanganj-5, también añadieron leña al fuego. Afirmó que el castigo era la única manera de salvar al maestro de la ira de la multitud por sus comentarios sobre el Islam. También comentó, desafiante, a los medios de comunicación:

I don’t feel any necessity to apologise to the headmaster who was punished as a nonbeliever, not as Hindu.

No siento ninguna necesidad de disculparme con el director quien fue castigado como un no creyente, no como hinduista.

La población de Bangladesh es mayoritariamente musulmana, los hinduistas representan cerca del 9% del país.

El propio partido de Osman, llamó sin embargo a su comportamiento “vergonzoso” y que había “manchado la imagen del partido”. El ministro de educación también condenó el incidente y formó un comité para investigar el mismo.

Teacher’s humiliation is a punishable offence: #Bangladesh Law Ministerhttps://t.co/LTMHjBwEDE pic.twitter.com/NkAAQnbVLJ

— The Daily Star (@dailystarnews) May 17, 2016

‪Etiqueta #‎SorrySir en solidaridad

Los bangladesíes expresaron también su disgusto en las redes sociales. El castigo corporal en las escuelas ha sido prohibido hace unos años y generalmente es ampliamente criticado. Su aplicación no solo a un adulto sino a un profesor ha sido considerada como una humillación insoportable.

Para mostrar su apoyo, la gente se ha tomado fotos en igual posición que lo hizo Shyamal Kanti Bhakta “castigado” por el político y las publicó en línea. La tendencia evolucionó en la Campaña #SorrySir (Lo lamento, señor), atrayendo a prominentes influenciadores en línea y transformándose en viral.

Collage of images from Facebook

Collage de fotos en Facebook

Kunta Pal escribió en Facebook:

#‎sorrySir‬# That we live in a society where politicians are more powerful than the head Principle in the very school campus.

#sorrySir# For those students who cheer up in the misery of their teacher who gave more than a decade giving knowledge to them.

#sorrySir# Because religion will mostly come up anywhere to end up a discussion.

‪#‎Lo lamento señor‬#  Vivimos en una sociedad donde los políticos son más poderosos que el director en su propia escuela.

#Lo lamento señor# Por esos estudiantes que se envalentonan en la miseria de su profesor que les ha dado mas de una década de conocimientos.

#Lo lamento señor# Porque la religión en su mayoría llega a cualquier lugar para terminar una discusión.

Y Barnali Mandal comentó en Facebook con una foto suya jalándose las orejas:

যথাযথ সন্মান ও আত্মমর্যাদা নিয়ে বেঁচে থাকুক প্রতিটি মানুষ। সকল শিক্ষকদের প্রতি শ্রদ্ধা। ‪#‎SorrySir‬

Que cada ser humano viva con justo honor y respeto por si mismo. #Lo lamento señor

La gente también protestó en las calles y quemó una efigie del parlamentario.

Protestors in #Bangladesh burn effigy of lawmaker involved in abuse of Hindu teacher https://t.co/6SmXELeHSN pic.twitter.com/TfYa43clQV

— Liberty South Asia (@libertysasia) May 23, 2016

Las peligrosas consecuencias de criticar la religión

El 18 de mayo, el Tribunal Superior de Dacca preguntó por qué el diputado Osman y otros no deberían enfrentar acciones legales por la humillación del Director.

Después de sentir la presión recientemente, Osman expresó su pesar por el incidente.

I'm ashamed of my behaviour with Shyamal Kanti Bhakta on May 13 last.

Estoy avergonzado por mi comportamiento con Shyamal Kanti Bhakta el pasado 13 de mayo.

Sin embargo no todo es color de rosa. Shyamal Kanti Bhakta ha recibido amenazas en línea. Además, en una manifestación el 20 de mayo, la plataforma radical islamista Hefazat-e-Islam exigió su castigo, diciendo que hirió los sentimientos religiosos de los musulmanes.

Las acusaciones de herir los sentimientos religiosos se han convertido en un arma para los extremistas en los últimos años en Bangladesh. Tampoco la violencia actual es infrecuente. Una serie de ataques planificados devastó varios monasterios budistas y casas en Ramu en el 2012, y las agresiones a otras minorías religiosas son cada vez mas frecuentes.

Los reclamos contra Shyamal Kanti Bhakta han sido encontrados falsos.

Mientras tanto, el gobierno ha tomado medidas enérgicas contra las acusaciones de blasfemia aunque la blasfemia no está tipificada en Bangladesh como delito. En abril del 2016, un tribunal en el suroeste de Bagerhat encarceló a dos maestros hindúes por comentarios blasfemos contra el Islam, invocando una ley de la época colonial que consideraba un crimen insultar cualquier religión.

Varios blogueros seculares han sido asesinados en Bangladesh en los últimos años y las autoridades no han tomado ninguna medida significativa para detener la tendencia. Luego que Niloy Neel fuera asesinado en agosto del 2015, un jefe de policía advirtió a los blogueros sobre su discurso. Dijo, “Libre pensadores y blogueros no deben traspasar los límites de la tolerancia al expresar sus opiniones sobre la religión”. ¿Quien necesita una ley sobre la blasfemia cuando hay tantos ansiosos de imponerla en la práctica?

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.