¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

La reciente muerte de un gorila en cautiverio reavivó el debate sobre el maltrato animal México

Imagen de un gorila en cautiverio, compartida en Flickr por el usuario Smudge 9000, utilizada en términos de la licencia Creative Commons

Imagen de un gorila en cautiverio. Compartida en Flickr por el usuario Smudge 9000. Usada bajo licencia CC 2.0

La sorpresiva muerte de Bantú el pasado 7 de julio de 2016, un gorila cautivo en el Zoológico de Chapultepec en la Ciudad de México, reavivó la expresión de ideas sobre el maltrato animal en el país. La discusión fue más allá de los animales que se encuentran confinados a un zoológico, también se habló de las formas de maltrato que se encuentran incrustadas en actividades que se identifican como tradicionales en México, tales como la tauromaquia y la charrería, esta última considerada incluso como el único deporte nacional.

El caso de Bantú

Hasta donde se ha informado en medios de comunicación tradicionales, Bantú murió mientras era trasladado a un zoológico en Jalisco, estado al oeste del país, con el objetivo de que se reprodujera. Durante el trayecto el ejemplar fue sedado, pero el personal a cargo de su cuidado no pudo reanimarlo.

En los días siguientes al hecho, se filtraron fotografías tomadas durante el análisis post mortem en las que se apreciaba el cuerpo descuartizado del gorila, lo que generó molestia entre los usuarios de Twitter, como Sócrates Ralis:

Sin embargo, el usuario Checo Pacheco recordó que en la práctica los análisis post mortem implican situaciones como las que en esta ocasión causaron el desagrado de la gente:

Por cierto, Israel Bermúdez aprovechó para comentar que –como muchos mexicanos– Bantú padecía sobrepeso:

Muy poco antes de la muerte de Bantú, pero también en referencia a un incidente en el que un gorila cautivo llamado Harambe perdió la vida, Isabel Zapata escribió para Letras Libres una pieza en la que cuestionó la razón de ser de los zoológicos en el mundo contemporáneo:

¿Cuál es el papel de los zoológicos, o mejor, cuál debería ser el papel de los zoológicos en una sociedad cada vez más preocupada y mejor organizada en materia de protección animal?

Y en el mismo texto argumentó:

Está claro que, por más avanzadas que sean las instalaciones de un zoológico, la vida en cautiverio no puede compararse con la vida en libertad. Además de los ampliamente documentados casos de depresión, el encierro lleva a varias especies a desarrollar un comportamiento anormal y autodestructivo conocido como zoocosis: el pasear nervioso, el balanceo de la cabeza y la automutilación son síntomas de los que puede dar fe cualquiera que haya visitado un zoológico.

Tradiciones que implican maltrato animal

En poblaciones como Huamantla, en el estado de Tlaxcala, o Santiago Tulantepec, en el estado de Hidalgo, ambas en la región central de México, se llevan a cabo eventos que buscan emular el encierro de las Fiestas de San Fermín desarrolladas en Pamplona, España, donde se suelta a un grupo de toros y cabestros en medio de una multitud de personas para entretenimiento de estas. La “Huamantlada” o la “Santiagada” son ocasiones en las que las personas pueden resultar heridas, pero también los animales son lastimados.

No se diga en la tauromaquia, donde la faena inevitablemente concluye con la muerte de un animal después de haber sido torturado de distintas maneras.

Pocos son, no obstante, los mexicanos que se pronuncian en contra de este tipo de prácticas (tauromaquia y actividades afines) que favorecen el maltrato animal. Uno de ellos es Víc Hirales quien desde su perfil público de Facebook constantemente llama a tomar conciencia sobre el respeto a la vida animal. En una reciente publicación hizo mención a su participación en un debate en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), órgano legislativo de la Ciudad de México:

Hoy una vez más, ganamos el debate al interior de la ALDF por la abolición de la tauromaquia en México, ante diputados aficionados y conductores de radio y televisión taurómacos.

Propios ganaderos, toreros y aficionados me han felicitado por mi intervención.

Me agravia como ciudadano que una diputada por Morena y otro por Movimiento Ciudadano desconozcan cuáles son las funciones de los legisladores y no conozcan conceptos elementales como derechos fundamentales y garantías individuales y que pretendan imponer sus vicios sociales y políticos en contra de la razón, la ética y el derecho. Es muy grave que diputados confundan la tribuna con una cantina.

Ganamos la develación de la razón ante los legisladores, ahora falta que ellos cumplan con su trabajo.

Abolición a toda forma de injusticia, abolición a la tauromaquia.

En Twitter, usuarios como Elizabeth se han expresado en contra de la tauromaquia en la capital mexicana:

Así, tenemos que paulatinamente más ciudadanos en México, y en otros países como Argentina a propósito de la reciente muerte del oso Arturo en un zoológico, utilizan los medios que hay a su alcance para pronunciarse en contra del abuso y maltrato a la vida animal, y a favor de la protección a las especies con las que compartimos este planeta.

 

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.