¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Cómo reaccionaron los vietnamitas ante el fallo sobre el Mar de China Meridional

Vietnamese activists demand China to comply with the ruling of the international tribunal. Source: Facebook

Activistas vietnamitas demandan que China cumpla con el fallo del tribunal internacional. Fuente: Facebook.

Este artículo editado de Giang Nguyễn es de Loa, un podcast y página web de noticias independientes que transmite historias sobre Vietnam. Global Voices lo republica como parte de un acuerdo para compartir contenidos. 

El 12 de julio, el Tribunal Permanente de Arbitraje de las Naciones Unidas dictaminó que los reclamos de Beijing sobre el Mar de China Meridional no tienen fundamento.

El área en cuestión es la que China ha demarcado con una línea de nueve rayas a lo largo de la mayor parte del mar meridional de dicho país. Si la observamos en un mapa, se parece a la letra “U” o a una lengua que sale de la costa sur de China continental y así es como la llaman los vietnamitas: lưỡi bò, lengua de vaca.

China y Filipinas habían quedado estancados en un acalorado empate sobre el control de la rica zona pesquera del Bajo De Mansiloc, una cadena de arrecifes e islas en el Mar de China Meridional. Filipinas finalmente se hartó y, en enero del 2013, inició una demanda en el Tribunal Permanente de Arbitraje para desafiar los persistentes reclamos territoriales de China.

El fundamento legal para este fallo se basa en un conjunto de leyes conocidas por sus siglas en inglés: UNCLOS (Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar). China, Filipinas (y Vietnam) son todos signatarios de este cuerpo de leyes, que está diseñado para resolver disputas.

El primer punto clave es que los reclamos de China acerca de sus derechos históricos sobre el área en forma de U carecen de mérito. China renunció a cualquier derecho histórico al firmar la UNCLOS.

El segundo punto clave es que las islas artificiales no ameritan como zona económica exclusiva. En varias ocasiones, Beijing ha intentado sostener su argumento convirtiendo rocas y arrecifes en islas. Es decir, literalmente amontonaron arena sobre los arrecifes y construyeron allí puertos y bases militares.

Sin embargo, la UNCLOS –y el tribunal– no tienen jurisdicción sobre quien tiene soberanía.

Los escépticos están haciendo de abogados del diablo y señalan que, a pesar de las infracciones de China, la comunidad internacional no tiene un mecanismo para obligarlos a cumplir el fallo sin aumentar las tensiones.

¿Cómo reaccionó el pueblo de Vietnam?

Los vietnamitas de todas partes aclamaron el fallo.

En Hanoi, los activistas bajo el lema de campaña “No a la U” convocaron a los ciudadanos vietnamitas al lago llamado Lago de la Espada Devuelta para demostrar su apoyo al tribunal.

On Sunday, July 17, a lot of people wore the No-U shirt. We were overjoyed to wear it because for the past five years, the Hanoi communist regime has painted people like us as subversive elements. So now that we have this PCA ruling, we’re so happy, because this judgement is recognized by the international community.

El domingo, 17 de julio, un montón de gente se puso la camiseta de “No a la U”. Estábamos muy contentos de usarla porque, durante los últimos cinco años, el régimen comunista de Hanoi ha estado tildando a personas como nosotros de elementos subversivos. Así que, ahora que tenemos este fallo del tribunal, estamos sumamente contentos porque este dictamen es reconocido por la comunidad internacional.

Sin embargo, el activista Nguyễn Chí Tuyến, miembro de la campaña “No a la U”, le cuenta a Loa que su alegría no duró mucho.

The government sent security police from the districts and wards to walk and circle the meeting point. Anyone who wore a No-U shirt, they called for security forces with cars to sweep them up. It didn’t matter if a person who wore the No-U shirt was doing something wrong or not. They put them all on the trucks.

El gobierno mandó policía de seguridad de los distritos y de los barrios y rodeó el punto de encuentro. Las fuerzas de seguridad que iban en automóvil levantaban a cualquiera que estuviese usando una camiseta de “No a la U”. No importaba si la persona que tuviera puesta esa camiseta estaba haciendo algo malo o no. Se los llevaban a todos en los camiones.

Tuyến dice que juntaron entre 40 y 50 manifestantes y se los llevaron en los vehículos. Más tarde, ese mismo día, fueron liberados.

En Saigón, varios manifestantes a quienes les habían impedido reunirse usaron una táctica diferente: difundieron sus mensajes en moto. Grupos de motociclistas recorrieron velozmente las calles, llevando cada uno un pasajero con un letrero que decía “Fuera China de Vietnam” y “Vietnam es un bochorno comparado con Filipinas”.

Ahora que Manila sentó precedente, muchas organizaciones de la sociedad civil de Vietnam reclaman que el gobierno refuerce su postura y presente su propia demanda contra China, además de proteger fuertemente a los pescadores vietnamitas que sufrieron acoso en el mar. Sin embargo, los expertos afirman que eso es poco probable dada la histórica reticencia de Hanoi a confrontarse con su vecino comunista.

Es poco factible que Hanoi coincida con las contundentes aseveraciones de su pueblo. Siendo consciente del apoyo económico y político que recibe de Beijing, posiblemente Hanoi decida sólo hacer declaraciones medidas.

A continuación se escucha el podcast sobre el asunto:

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.