¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

¿No hay humor en la India? Los políticos van tras un humorista indio a causa de un video de Snapchat

Screenshot from Tanmay bhat's controversial snapchat video about sachin tendulkar and Lata Mangeshkar

Captura de pantalla del polémico video de Snapchat hecho por Tanmay Bhat en el que habla sobre Sachin Tendulkar y Lata Mangeshkar.

Con una reacción que podríamos calificar de extremadamente precipitada, los partidos políticos de derecha indios han amenazado mediante denuncias policiales al humorista Tanmay Bhat por publicar un video que parodia a dos importantes celebridades de la India. Evidentemente, la imitación no se considera la mejor forma de adulación en la India.

En el video, Bhat parodia a la leyenda del críquet indio Sachin Tendulkar y a la  extraordinaria cantante de Bollywood Lata Mangeshkar, de 86 años, realizando un juego de palabras entre los dos personajes. Entre otras cosas, hace uso de referencias a la serie ‘Juego de Tronos’ y describe a la cantante octogenaria como si tuviese “5000 años” y sugiere en broma que ella debería morir.

El video, que para muchos es condescendiente y carece de humor, se ha vuelto viral en las redes sociales.

La policía de la capital financiera de la India, Mumbai, recibió dos denuncias por este video, una de un político local, Narendra Modi, que lidera el partido Bhartiya Janata Party (BJP) y que dijo que el video era difamatorio. La otra llegó por parte de un aliado del BJP, el grupo marginal Shiv Sena de Maharashtra, que también amenazó con atacar físicamente a Bhat por burlarse de ambas celebridades.

Puedes ver el video a continuación: 

El 31 de mayo, la policía india pidió a Google, Facebook y Orkut, que ya no está activa, que bloquearan el video del cómico Tanmay Bhat. Las compañías no han hecho declaraciones oficiales al respecto, pero enfatizaron a otros medios de comunicación que ellos eliminan contenidos cuando les presentan una orden judicial que pruebe la ilegalidad de los mismos, de acuerdo con la legislación local. Por el momento, no hay indicios de que se haya emitido dicha orden y la policía no ha tomado acciones legales contra Tanmay Bhat.

No es la primera vez que Bhat se encuentra con problemas relacionados con personas de poder. Anteriormente, el grupo cómico indio All India Bakchod (AIB), del que Bhat es cofundador, fue objeto de mucha controversia por su homenaje humorístico protagonizado por estrellas de Bollywood de la industria del cine indio entre las que se incluía a Deepika Padukone, Ranveer Singh, Alia Bhatt, Arjun Kapoor y Karan Johar. Se presentó una denuncia y la policía llevó a cabo una investigación sobre el contenido obsceno de esos chistes sexualmente explícitos.

El pasado enero, el Tribunal Superior de Bombay había solicitado a la policía local que no presentara cargos en contra de todos los actores y cómicos del AIB acusados de un ‘delito penal’. Posteriormente, los actores y cómicos presentaron recursos ante el Tribunal Superior de Bombay con el objetivo de anular las denuncias policiales que había en su contra.

Libertad de expresión frente a provocación premeditada

El video ha desencadenado la polémica más reciente sobre la libertad de expresión en la India, lo que ha provocado que actores, políticos y grupos marginados se unan a la lucha y tomen posiciones polarizadas en el debate.

Con respecto al video del AIB, #TanmayBhat necesita ceder ante Latajis y disculparse públicamente. Es terrible.

Apoyé al #AIB durante la polémica del homenaje humorístico porque esas personas estaban de acuerdo con que se hiciese esa parodia. Esto no es una broma, es claramente un insulto.

Puede que no te guste su chiste, que lo insultes, que dejes de seguirle, pero no penalices al tipo por hacer lo que hace… ¡su trabajo como cómico!

Informe de daños hasta el momento por el video de #TanmayBhat:
Bajas = 0
Derramamiento de sangre = 0
Daños a la propiedad pública = 0
Tiempo perdido en este asunto = incalculable

La cooperativa de productos lácteos india Amul, conocida por su forma satírica de tratar los temas y eventos de actualidad, resumió el incidente con un póster bastante apropiado.

Tópico de #Amul: video polémico provoca una reacción negativa.

(‘Joke se Jokhim tak Firse Amul Khao’ translates to ‘From humour to danger, drink Amul Again’ in English.)

(‘Joke se Jokhim tak Firse Amul Khao’ se traduce como ‘Del humor al peligro, sigue bebiendo Amul’)

Amit Varma, un escritor independiente de Mumbai comenta:

When Bhat subverts the notion of Sachin and Lata as hallowed figures who cannot be made fun of, he is really just telling us to laugh at ourselves. ‘Look at us, we’re so funny and pathetic. Hahaha.’ I think he does it really well—that Mangeshkar ‘face in water’ joke is observational genius—but even if you don’t, it should not matter. More power to him regardless.

Cuando Bhat desvirtúa la imagen de Sachin y Lata como figuras sagradas de las que no se puede hacer burla, realmente nos está diciendo que nos riamos de nosotros mismos. ‘Míranos, somos tan graciosos y patéticos. Ja, ja, ja’. Creo que lo hace muy bien, ese chiste de Mangeshkar con la ‘cara dentro del agua’ es de genio de la observación, pero incluso si no lo haces, no importa. Independientemente de esto, él va a seguir teniendo más poder.

Kaushik Moitra del Quint escribe:

Even if we charge the comedian of public nuisance, which is a non-cognisable offence under the Indian Penal Code, the necessary ingredients of it are not fulfilled and the maximum punishment he can get is a mere fine of Rs 200.

Incluso si acusamos al cómico por alterar el orden público, que es un delito no reconocido por el Código Penal de la India, no se cumplen los requisitos necesarios y el máximo castigo que puede recibir es una simple multa de 2,68 euros.

El político del partido de la oposición del Congreso en la India, Shashi Tharoor, escribió una publicación en Facebook en la que apoyaba la libertad de expresión:

“To categorise people on the basis of who we can or cannot joke about is also ridiculous. We have always been open to laughing at those we revere. Let’s not deify human beings as being above and beyond criticism, cartoons or jokes.”

Clasificar a la gente en base a quién puede o no ser parodiado es también ridículo. Siempre hemos estado abiertos a reírnos de aquellos a los que veneramos. No tratemos a los seres humanos como dioses que se encuentran en una posición superior al resto, protegidos de las críticas, de las caricaturas o de las bromas.

Esto es lo que escribió el periódico indio The Hindu al respecto en un página de opinión titulada “Fuera bromas: somos indios”:

That the effect is to stifle freedom of expression, to force the next person to look over her shoulder before mocking the next public figure, is obvious and intended. To be mocked is the most trying way of being critiqued. One can ignore evenly stated takedowns — not spoofs that make folks laugh. To deal with mockery in a democratic society, one needs to be committed to a public culture of engagement, of openness to questioning. India’s public figures are clearly not. Politicians and celebrities (mainly film and cricket stars) have failed India not just by using the strongest arm of the law to curb expressions of humour aimed at them, thereby forcing self-censorship on what we may laugh about. [..] In an environment where possibly personal jokes are seen to warrant scrutiny and police action, no space can be available for shared humour, for comedy to evolve sufficiently so that the larger community internalises what is truly, even rockingly, funny and what’s not so progressive.

Que el efecto buscado es reprimir la libertad de expresión, forzar a la siguiente persona a pensarlo dos veces antes de burlarse del próximo personaje público es obvio e intencionado. Ser parodiado es la forma más complicada de recibir una crítica. Uno puede ignorar la regular y declarada eliminación de contenidos, pero no las parodias que hacen reír a la gente. Para lidiar con las burlas en una sociedad democrática, uno necesita estar unido a una cultura pública de participación, abierta a cuestionar cualquier idea. Evidentemente, las figuras públicas de la India no lo están. Los políticos y las celebridades (principalmente estrellas de cine y del críquet) le han fallado a la India por utilizar el brazo más poderoso de la ley para acabar con las burlas dirigidas hacia ellos y de esa manera han forzado la autocensura que nos dice de lo que podemos reírnos o no. […] En una situación en la que existe la posibilidad de que las bromas personales sean garantía de escrutinio e intervención policial, no queda espacio para que el humor se comparta, ni para que la comedia evolucione lo suficiente como para que la comunidad en general interiorice lo verdaderamente e incluso genialmente divertido y lo que no es tan progresista.

A continuación podemos ver cómo resumió el debate Ranjita Ganesan en Rediff:

In the Indian comedy space, matters of what is acceptable are still murky. Humour is regularly taken very seriously, with people seeking extreme action, including arrest and bans. AIB has been consistent in churning out content even if its quality is sometimes irregular.

En la escena de la comedia de la India, definir lo que es aceptable es aún algo turbio. El humor se toma frecuentemente de manera muy seria y la gente recurre a medidas extremas, incluso arrestos y prohibiciones. El AIB se ha mantenido en su postura de producir cantidad de contenido incluso si su calidad es irregular.

La India presume de contar con igualdad y pluralismo cultural en la escena mundial puesto que varias comunidades étnicas coexisten en este país del sur de Asia. Sin embargo, el reciente aumento de incidentes, que van desde linchamientos por consumir carne de res en Dadri y ataques a mujeres activistas hasta denuncias policiales contra los cómicos, son claros indicativos del cambio surgido en las tendencias sociales, derivado quizás del cambio de liderazgo político en el 2004.

Evidentemente, la controversia por el video ha desencadenado sin duda más visitas y más atención de lo que habría recibido si las críticas a Bhat se hubiesen acallado.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.