¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

¿Justicia o un ataque a la libertad de expresión? Desmitificando la ley de desacato de Singapur

Amos Yee and Roy Ngerng, Singapore bloggers who have faced legal cases for expressing their political views online. Photo from Facebook page of Roy Ngerng.

Amos Yee y Roy Ngerng, bloggers singapurenses que enfrentaron procesos judiciales por expresar sus opiniones políticas en Internet. Fotografía de la página de Facebook de Roy Ngerng.

¿Alguna vez ha tuiteado acerca de un caso judicial mientras estaba en proceso? ¿O ha escrito en favor de la inocencia de un acusado mientras estaba siendo juzgado?

En Singapur, en virtud de un nuevo proyecto de ley esas actividades podrían ocasionarle problemas legales.

En el parlamento de Singapur se está debatiendo un proyecto de ley (de Protección) a la Administración de Justicia que tiene por objeto aclarar el significado de “desacato al tribunal”. El proyecto de ley lo define bajo un término genérico, que comprende afectar asuntos judiciales, desobedecer órdenes judiciales y escandalizar a los tribunales. También prevé penas adecuadas para tales acciones.

El gobierno afirma que el proyecto de ley fortalecerá el sistema de justicia, pero los grupos de derechos humanos temen que codificará una regulación más arbitraria de la libertad de expresión. El proyecto de ley fue presentado en un momento en que un número creciente de internautas en Singapur ha estado comentando activamente sobre las políticas estatales y criticando el accionar de las autoridades. Casos como el proceso contra el video blogger adolescente Amos Yee y el preso en espera de ejecución Kho Jabing generaron muchos comentarios previos a las resoluciones judiciales.

Aunque los principales medios de Singapur están estrictamente regulados, el Estado está aplicando una política de ‘menor injerencia’ a la regulación de Internet. Pero los bloggers la denuncian como un eufemismo para la censura. Los activistas han citado casos previos de bloggers y críticos que fueron procesados por el gobierno por faltarle el respeto a los tribunales, difamar a las autoridades, o criticar políticas gubernamentales.

La segunda lectura del proyecto de ley se llevará a cabo el 15 de agosto. Cuando fue presentado el mes pasado, el ministro de Justicia K. Shanmugam hizo hincapié en la oportunidad de esta medida. Dijo que el proyecto de ley promoverá la independencia de los tribunales:

[…] contempt laws do not affect discussions on policies, and people are free to criticize judgements after a trial has concluded. However, what is “not right” is the public expressing views on an accused’s guilt or innocence, which may influence court proceedings.

[…] Las leyes de desacato no afectan los debates sobre políticas y las personas son libres de criticar las resoluciones judiciales una vez que el juicio ha concluido. Sin embargo, lo que “no está bien” es que el público exprese su opinión sobre la culpabilidad o inocencia del acusado que puede influir en los procesos judiciales.

Pero a los activistas les preocupa que el proyecto sirva para reprimir aún más la libertad de expresión en Singapur, ya que proporciona una definición vaga de desacato al tribunal. Dicen que el proyecto de ley contiene varias disposiciones que penalizan los comentarios acerca de procesos judiciales en curso.

Por ejemplo, cualquier acción que “suponga el riesgo de que la confianza del público en la administración de justicia se vea comprometida” se considera desacato al tribunal.

En una declaración posterior, el ministro de justicia de Singapur dio un ejemplo de la política en acción:

Let’s say your son has been killed by someone, or you believe your son has been killed by someone. That person is facing charges. You say in anguish that ‘This person is a murderer, and that he has killed my son and he ought to hang.’ Now strictly speaking, that’s contempt, but I think it will be unlikely that any attorney-general will prosecute such a person. People will give some latitude.

Supongamos que alguien ha asesinado a su hijo, o usted cree que su hijo ha sido asesinado por alguien. Esa persona es acusada. Usted sumido en la angustia dice ‘Este individuo es un asesino, ha matado a mi hijo y debería ser colgado’. Ahora estrictamente hablando, eso es desacato, pero creo que es poco probable que algún fiscal general procese a esa persona. La gente va a dejar un cierto margen.

La Red de Acción Comunitaria cree que esta definición puede restringir el trabajo de los grupos de defensa de derechos:

The Bill says you are in contempt of court if what you say or do has a “real risk of prejudice” to the outcome of the case. You are also in contempt if your “motives” are found to be “improper” But what does all this really mean in practice?

The Bill also allows the police to arrest and detain you. This is disproportionate, considering that the offender has not caused any harm to society, in the way that a robber, shoplifter, murderer or cheat has.

This new law will end up stifling civil society advocates, many of whom base their campaigns on injustices suffered by vulnerable individuals. How can we as social change makers even launch our campaigns, start the process of reform when such a blunt instrument hangs over our heads?

El proyecto de ley dice que se está en desacato a la corte cuando lo que se dice o hace conlleva un “riesgo real de perjuicio” para el resultado del caso. También existe desacato cuando sus “motivos” resultan ser “inadecuados” ¿Pero qué significa todo esto realmente en la práctica?

También faculta a la policía a detener y arrestar. Esto es desproporcionado, considerando que el infractor no ha causado ningún daño a la sociedad, en la forma en que lo causa un asaltante, ladrón, asesino o estafador.

Esta nueva ley va a terminar sofocando a los defensores de la sociedad civil, muchos de los cuales basan sus campañas en injusticias sufridas por los individuos vulnerables. ¿Cómo podemos como agentes de cambio social, incluso lanzar nuestras campañas, iniciar el proceso de reforma cuando un instrumento tan contundente se cierne sobre nuestras cabezas?

En su intervención en un foro sobre el proyecto de ley, el activista Jolovan Wham señaló que la promoción de derechos en temas como la pena de muerte podría ser prohibida por la ley, ya que se refiere a los condenados a muerte que generalmente tienen causas pendientes en los tribunales. En el reciente caso de Kho Jabing, la ventana temporal entre la conclusión de su apelación final y su ejecución fue de alrededor de tres horas.

Wham: ¿Cómo podemos comenzar una campaña sobre reforma cuando semejante instrumento contundente se cierne sobre nuestras cabezas?

Wham dice que piensa que los activistas anti-pena de muerte serían los más afectados porque se trata de casos de condenados a pena capital.

La definición de “publicación”, que refiere a la “difusión, distribución, exhibición, suministro o comunicación oral, visual, escrita, por medios electrónicos o de otro tipo a una audiencia o a un miembro del público”, también es considerada por algunos grupos como un exceso.

No al desacato en Facebook. Puntos que preocupan de la ley de protección de la Administración de justicia. ¡Lea y comparta!
¿Sabía que la definición de desacato al tribunal es tan vaga que puede significar cualquier forma de comentario?
La pena máxima por desacato es $100,000, tres años de prisión, o ambas.
Lea el proyecto de ley.
Por un comentario sobre un caso en proceso, incluso hecho desde el exterior, siempre y cuando la gente de Sinpapur tenga acceso a él, la pena máxima es de $100,000, tres años de prisión o ambas.
Hacer un comentario a otra persona sobre un caso no resuelto podría configurar desacato al tribunal. La pena máxima es de $100,000, tres años de prisión o ambas.
El fiscal general puede solicitar una orden para eliminar contenidos en su contra sin su conocimiento. El incumplimiento de dicha orden prevé una multa de $20,000, 12 meses de prisión o ambas.

Hablar con otra persona acerca de un caso pendiente o comentar sobre el tema en los medios sociales puede ser utilizado como prueba para iniciar un proceso por desacato. La Red de Acción Comunitaria explica cómo esta disposición afectará a los usuarios de Internet en Singapur:

This means that even if you don’t publish the offending the article, but it was published by someone else in another country, you could be in contempt of court simply by sharing an article on Facebook and Twitter.

Esto significa que incluso si usted no publicó el artículo, pero fue publicado por otra persona en otro país, usted podría incurrir en desacato a la corte simplemente por compartir un artículo en Facebook y Twitter.

Los impulsores del proyecto de ley podrían argumentar que la norma no penaliza la publicación de declaraciones si son “justas y precisas” y “de buena fe”. Pero los críticos afirman que su redacción sigue siendo vaga y puede interpretarse de diversas maneras. Por ejemplo, si un sitio web de noticias publica una historia sin reflejar la versión de las autoridades, ¿el gobierno la considerará ‘justa y precisa'?

La escritora activista y colaboradora de Global Voices Kirsten Han dijo que el proyecto tendrá un “efecto paralizante” que puede “afianzar aún más una cultura de autocensura.”

While tensions between the offense of contempt and the principle of free speech will always exist, the broad and wide-ranging language used in the Administration of Justice (Protection) Bill gets the balance wrong. Leaving people confused over what can or can’t be said will have a chilling effect, whatever the intention of the law, further entrenching a culture of self-censorship and passive citizenship that’s detrimental to Singaporean society in the long run.

Si bien siempre existirán tensiones entre el delito de desacato y el principio de libertad de expresión, el lenguaje amplio y general usado en la ley de protección de la Administración de Justicia no está equilibrado. Al generar confusión acerca de lo que es posible decir y lo que no, tendrá un efecto paralizante, independientemente de la intención de la ley, que consolida aún más una cultura de autocensura y de pasividad ciudadana que a largo plazo será perjudicial para la sociedad de Singapur.

Algunos activistas han lanzado una campaña en línea llamada ‘No al desacato” para educar al público acerca de los peligros del proyecto de ley:

We recognize the importance of fair trials, judicial independence and compliance with court orders, but the bill goes far beyond these goals. There is still a lack of clarity regarding what is or isn’t contempt of court, and the legal tests used in determining whether something is or isn’t contempt are troublingly low.

Reconocemos la importancia de los juicios justos, la independencia judicial y el cumplimiento de las órdenes de la corte, pero el proyecto de ley va mucho más allá de estos objetivos. Todavía falta claridad respecto a lo que configura desacato a la corte, y los criterios jurídicos utilizados para determinar si una conducta constituye desacato o no son preocupantemente escasos.

La campaña insta a las autoridades a retrasar la sanción de la ley y realizar amplias consultas públicas sobre la medida.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.