¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Revista reformista china decide cerrar para resistirse a que las autoridades tomen el control

Du daozheng standing in front of a calligraphy written by Chinese president Xi Jinping's father Xi Zhongxun. The calligraphy is a gift which praises Yanhuang Chunqiu's publication work in 2001. Photo from Bowen Press.

Du Daozheng frente a una caligrafía escrita por el padre del presidente chino Xi Jinping, Xi Zhongxun. La caligrafía es un regalo que elogia la labor editorial de Yanhuang Chunqiu en el 2001. Fotografía vía Bowen Press.

“Mejor ser un trozo de jade roto que un azulejo intacto”. Con ese proverbio chino, cuyo significado es que la muerte es preferible a la deshonra, el editor de Yanhuang Chunqiu anunció el 17 de julio que la revista dejaría de publicarse.

Fundada en 1991, Yanhuang Chunqiu pese a haber estado parcialmente afiliada al estado, inició en China discusiones respecto a reforma política, incluso sobre democracia interna partidaria, reforma del Congreso y relajamiento del control estatal de los medios de comunicación.

La tolerancia de las autoridades hacia la revista, sin embargo, ha disminuido en los últimos años mientras se fortalecía el poder del presidente, Xi Jinping, y se desarrollaba una campaña ideológica agresiva. El 12 de junio, la Academia de las Artes de China, dependiente del Ministerio de Cultura, despidió a todos los directores de la revista y designó en su reemplazo seis nuevas autoridades. El Comité editorial de la revista intentó iniciar una demanda contra la Academia por haber violado acuerdos previos, pero fracasó en su intento.

Los acontecimientos se agravaron de manera dramática en los días sucesivos. El 15 de julio, las autoridades irrumpieron en las oficinas de la revista, se apoderaron de todos sus bienes, incluyendo cuentas bancarias y cambiaron la contraseña de la página web de la revista.

El fundador y editor Du Daozheng condenó que se hayan apoderado de Yanhuang Chunqiu en el comunicado en el que anunció el fin de las operaciones:

宣佈改組雜誌社領導機構,嚴重侵犯了憲法第35條賦予公民的出版自由,違反了協議書中明確約定的我社人士、發稿和財務的「自主權」。
鑒於此,經過炎黃春秋雜誌社社委會討論並一致決定,自即日起(即7月17日)停刊,此後任何人以《炎黃春秋》名義發行的出版物,均與「本社」無關。

El anuncio [de La Academia de las artes de China] de la designación de la nueva dirección de la revista ha violado la libertad de prensa, derecho protegido por el artículo 35 de la Constitución, y ha incumplido el contrato anterior, que garantizaba la autonomía del comité editorial en la gestión, publicación y financiación de la revista.

Después de que el equipo editorial de Yanhuang Chunqiu discutió el asunto todos coincidieron en que a partir de hoy (17 de julio) la revista dejaría de funcionar. Cualquiera que publique bajo el nombre de Yanhuang Chunqiu no tiene ninguna relación con este comité editorial.

Los tres directores removidos de sus cargos por la Academia tienen fuertes vínculos con el partido comunista, lo que sugiere que la decisión de intervenir la revista provino de de las máximas autoridades del partido.

Du, de 73 años, es el ex titular de la cartera de prensa estatal. Hu Dehua es hijo del ex líder del Partido Comunista de China, Hu Yaobang. Y Li Cheng es hija de Li Zhuan, el ex redactor jefe del Diario del Pueblo, el diario oficial del Partido Comunista de China.

Repetidos intentos de intervención

Desde el 2013, el partido ha realizado varios intentos de intervenir en la autonomía editorial de la revista. En enero del 2013, la página web de la revista fue suspendida durante más de dos semanas. El bloqueo se produjo después de un notorio incidente de censura en el periódico Guangzhou Southern Weekly en el que las autoridades reemplazaron un debate sobre constitucionalismo con loas al Partido Comunista de China. Los observadores estimaron que la medida contra Yanhuang Chunqiu estaba destinada a evitar que la revista difundiera sus propuestas de reforma política en apoyo de sus amigos liberales.

En setiembre del 2014, la revista pasó de estar bajo la órbita del Instituto chino de Investigación de la cultura Yinhuang a la Academia de las Artes de China, dependiente del Ministerio de Cultura, un cambio que fue resistido por el comité editorial. El comité solicitó ayuda del comité asesor de la revista, integrado por miembros de alto rango del partido. Eventualmente se le permitió a la revista conservar parte de su autonomía editorial, pero tuvo que aceptar que la Academia designara personal para supervisar contenidos.

En febrero del 2015, la Academia le prohibió a la revista la publicación de su editorial del festival de primavera y al comité editorial organizar su reunión anual de primavera. En junio de ese año, la rama interna de extrema izquierda del Partido Comunista chino lanzó un ataque contra la revista acusándola de “antipartido” por una equivocación en su relato de la historia del partido, y el jefe de redacción fue obligado a renunciar. En mayo del 2016, las autoridades de censura impidieron la publicación del ejemplar de la revista por el 50 aniversario de la Revolución Cultural – la purga violenta de aquellos considerados anticomunistas durante las décadas de 1960 y 70.

Por otra parte, numerosos editores y asesores de la revista han sido acosados por su caracterización de la historia de China. Hong Zhenkuai, ex editor jefe de la revista, fue demandado en julio del 2015 por “difamar” a los Cinco Héroes del Monte Langya – un grupo de soldados glorificado porque no se rindieron cuando se produjo la invasión de guerreros japoneses durante la guerra chino-japonesa en 1941. Se dice que prefirieron suicidarse saltando de un acantilado. Hong había señalado que los registros históricos indican que la muerte de dos de los héroes en realidad fue accidental.

Y el historiador del partido comunista de 93 años de edad, He Fang fue sometido a una investigación disciplinaria del partido por criticar al ex líder chino Mao Zedong en mayo del 2016.

El gobierno de Xi quiere educar a sus funcionarios para que se comporten como “tontos”

Tras el anuncio de la clausura de Yanhuang Chunqui, uno de los antiguos editores de la revista citó las propias palabras del actual Presidente de China, Xi Jinping, cuando habló con la revista del partido Quishi, para explicar la situación de los medios chinos:

思想輿論領域大致有紅色、黑色、灰色'三個地帶'。紅色地帶是我們的主陣地,一定要守住;黑色地帶主要是負面的東西,要敢於亮劍,大大壓縮其地盤;灰色地帶要大張旗鼓爭取,使其轉化為紅色地帶。

[Xi dijo] la ideología y la esfera pública se dividen en tres zonas de distintos colores: rojo, negro y gris. El rojo es nuestro territorio y tenemos que defenderlo; el negro representa el lado negativo y tenemos que utilizar nuestras espadas para minimizar su influencia; en cuanto a la zona gris, tenemos que tomarla y convertirla en zona roja.

Yanhuang Chunqui entonces debe haber estado en la zona gris, de acuerdo con la batalla ideológica que Xi está librando.

En la actualidad, la búsqueda del término “Yanhuang Chunqiu” está bloqueada en la popular red social china Weibo. En Twitter, @Zodiac4698 comentó acerca de la “franqueza” de la revista:

Yanhuang Chunqiu no debe ser considerada franca. Es solo un canal oficial para que los líderes y funcionarios del partido entendiendan la historia del Partido Comunista de China. Haber reprimido y haber tomado el control de Yanhuang Chunqiu hoy son indicadores de que el gobierno de Xi quiere educar a sus funcionarios para que sean “tontos” como el resto de la sociedad. Los miembros y funcionarios del Partido deben seguir siendo ingenuos.

El caricaturista político @thomasycwong le dio un giro divertido a la situación, imaginando cómo Xi Jinping podía lograr fabricar un escritorio arco:

¡Ey, Yanhuang Chunqui, un grupo de ratones de biblioteca que no saben nada [de política]! ¡Puedo hacer un escritorio arco para mí!

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.