¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

La esposa de un perseguido activista laboral irá a juicio por una publicación de Facebook en Irán

The wife of a prominent labor activist has been charged with posting “insulting” content on Facebook even though she insists she is not a member of the social media site, which is banned in Iran. Image from ICHRI and used with permission.

La esposa de un prominente activista laboral ha sido acusada de publicar contenido “insultante” en Facebook. Ella dice que no usa la red social, que está prohibida en Irán. Imagen de ICHRI usada con permiso.

Una versión de este artículo fue originalmente publicada en dos partes en la web de la Campaña Internacional por los Derechos Humanos en Irán. Puede encontrarlas aquí y aquí

La esposa del prominente activista laboral Mahmoud Salehi fue acusada de publicar contenido “insultante” en Facebook a principios de junio. De todos modos, ella insiste en que no utiliza la red social, que está ilegalizada en Irán.

En una entrevista con la Campaña Internacional por los Derechos Humanos en Irán, Najibeh Salehzadeh explicó:

They told me that during a trip to France I had posted material on Facebook against the Islamic Republic and the supreme leader but I don’t have Facebook and I traveled to France to accompany my husband, who had been invited by a large labor organization in Europe.

Me dijeron que durante un viaje a Francia yo había publicado material en Facebook en contra de la República Islámica y el líder supremo, pero yo no tengo Facebook, y viajé acompañada a Francia por mi marido, que había sido invitado por una gran asociación laboral en Europa.

Salehzadeh le dijo a la Campaña que que había sido convocada a la Sección 2 de la fiscalía de Saqqez, una ciudad de la Provincia iraní de Kurdistán, el 6 de junio del 2016, acusada de “hacer propaganda contra el estado” e “insultar al líder supremo”. Su juicio está a la espera de veredicto tras aparecer en la Sección 1 del Tribunal Revolucionario en la ciudad de Saqqez, en la Provincia de Kurdistán de Irán.

Según la acusación, una mujer llamda “Sanaz” ha publicado dos artículos en Facebook con el número de móvil de Salehzadeh en la parte inferior de al menos una de las publicaciones, y sin embargo, nunca le han enseñado a Salehzadeh las “pruebas”. Las supuestas publicaciones fueron identificadas por la Fuerza Policial de Crímenes Cibernéticos (FATA), la cual abrió luego el caso contra Salehzadeh.

“Dije en el tribunal que no tiene sentido que yo use un nombre falso en Facebook y después dé mi número de teléfono real al público” dijo ella.

Salehzadeh le dijo a la Campaña que mucha gente se hizo con su número en el 2007, cuando su marido fue detenido y ella concedió entrevistas para hablar de la situación de él.

El marido de Salehzadeh, Mahmoud Salehi, es un prominente activista laboral que ha sido arrestado y llevado a prisión en numerosas ocasiones en Irán por involucrarse en actividades de protesta pacífica. El 28 de setiembre del 2015, fue condenado a nueve años de prisión por su “participación en asambleas y propaganda de la oposición en contra del estado”. Está actualmente en libertad bajo fianza, y buscando tratamiento médico para sus problemas de riñón.

En una publicación de Facebook, Salehi insistió en mantenerse alejado de la política iraní.

The honorable case judge has said that my wife and I had spread propaganda against the Islamic Republic [while we were ] in France. For your information, the video recording of my speech to the representatives of 50 labor unions in France is available, and the honorable judge… can see clearly that the conference had nothing to do with the Islamic Republic or anyone’s sacred beliefs.

El honorable juez del caso ha dicho que mi mujer y yo hemos difundido propaganda contra la República Islámica [mientras estábamos] en Francia. Para su información, la grabación en vídeo de mi discurso a los representantes de 50 uniones laborales en Francia está disponible, y el honorable juez… puede ver claramente que la conferencia no tenía nada que ver con la República Islámica, o las sagradas creencias de nadie.

Las uniones independientes no están autorizadas en Irán, los trabajadores son despedidos de forma rutinaria y se arriesgan a ser detenidos si deciden hacer huelga, y los líderes laborales son procesados bajo cargos de seguridad nacional y sentenciados a largas penas de prisión.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.