¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Equipo olímpico de refugiados mostró que tiene mucho por ofrecer, además de trágicas historias

Capture d’écran de l'arrivée des athlètes réfugiés à la cérémonie d'ouverture des JO

Captura de pantalla del equipo olímpico de los refugiados a su llegada a la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos.

Los Juegos Olímpicos de Río 2016 llegaron a su fin y los resultados ya están dados. Pero una de las mejores imágenes –que quedará grabada en los recuerdos durante mucho tiempo– se disintinguió de las fotos que captaban estallidos de esfuerzo físico en los recintos deportivos de primera calidad de la ciudad. Es un mural que rinde tributo a los atletas del equipo olímpido de los refugidos en las calles de Río:

¡Maravilloso trabajo artístico! El arte callejero que rinde homenaje al equipo olímpico de los refugiados se exhibe en Río en este momento.

Estos atletas tenían sus propios historias, sus propias travesías individuales particularmente difíciles. Por superar esas dificultades, llegaron a simbolizar el espíritu olímpico y sus valores que a veces se ha visto manchado por actos de corrupción, escándalo de dopaje y otras controversias.

Una de estas historias está narrada en este inspirador video:

Una ensordecedora ovación de pie acompañó la llegada del equipo que “vino de lejos” y dio la partida a esta edición de las Olimpiadas.

Equipo olímpico de refugiados Río 2016.

“El dolor está empezando a pasar”

Yolande Mabika pertenece al equipo, viene de Bukavu, en la parte este de la República Democrática del Congo. Como su compañera de equipo Popole Misenga, Yolande es judoka.

Combatientes rebeldes atacaron su aldea cuando ella tenía apenas ocho años y desde ese día no ha podido ver a su familia. A Yolande la acogió un hogar para niños en Kinshasa. Cansada del reiterado abuso a menos de la federación congolesa, Yolande buscó asilo en Brasil.

Ella relata su historia y sus esperanzas para la vida después de las Olimpiadas:

“Espero que las Olimpiadas me ayuden a encontrar a mi familia” – Mi artículo sobre una atleta refugiada.

Je pense encore au Congo, mais de moins en moins – cela fait maintenant partie du passé pour moi et je ne pense plus à ma famille tout le temps. Les souvenirs sont là mais la douleur a disparu. J’ai accepté le fait que je ne les (peut-etre) reverrai plus. Le Brésil est mon pays maintenant et je veux rester ici et construire une nouvelle vie… Je voudrais travailler auprès de jeunes filles comme moi qui n’ont pas eu de chance et les aider à surmonter le même type de problèmes que ceux que j’ai connus. Je ne m’arrêterai pas. Maintenant le monde entier sait que je suis une athlète olympique et je continuerai de m’entrainer pour être de plus en plus forte dans les combats à chaque compétition

Todavía pienso en el Congo, pero cada vez menos –forma parte del pasado para mí y ya no pienso en mi familia todo el tiempo. Los recuerdos están ahí, pero el dolor ha desaparecido. He aceptado el hecho de que (tal vez) no los vuelva a ver más. Brasil es mi país ahora y quiero quedarme aquí y construir una nueva vida. Me gustaría trabajar con niñas como yo que no han tenido la oportunidad y ayudarlas a superar el mismo tipo de problemas que yo he conocido. No me detendré. Ahora el mundo entero sabe que soy una atleta olmípica y seguiré entrenándome para ser cada vez más fuerte en los combates en cada competencia.

“Nunca rendirse”

Imagen del día de Río 2016. Nadadora malgache Estellah Fils y refugiada siria Yusra Maldini después de [nadar] 100 metros estilo libre.

Yusra Mardini nació el 5 de marzo de 1998 en Damasco, Siria. Su historia es bien conocida, pero merece que se la cuenta una y otra vez. En 2015, con su hermana Sarah, dos años mayor, huyó de su patria desolada por la guerra a través de Beirut, Estambul y Esmirna, antes de llegar a la isla griega de Lesbos.

El bote que las llevaría a la isla se averió, y las dos hermanas y otra mujer, las únicas personas entre los 18 pasajeros que sabían nadar, saltaron al agua para empujar y jalar el bote durante tres horas hasta que llegaron a un lugar seguro.

Ganó su eliminatoria de 100m en los Juegos Olímpicos, pero el resultado no fue suficiente para clasificar a las semifinales. Yusra se destaca por su inquebrantable determinación, demostrada cuando nadó en el mar durante horas para llevar el bote a la seguridad de la costa.

Su entrenador alemán explicó la extraordinaria fuerza de su carácter:

Yusra est très concentrée. Elle a un but clair et organise toute sa vie autour. Ainsi, la jeune femme s’entraîne deux à trois heures chaque matin avant d’aller en cours et revient l’après-midi pour une autre session.

Yusra es muy dedicada. Tiene un objetivo claro y organiza toda su vida en torno a ese objetivo. Esta joven entrena durante dos o tres horas todas las mañanas antes de ir a clases y regresa en la tarde para otra sesión.

Yusra es firme acerca de lo que quiere y cómo logrará sus metas. No se rinde ni dejará que nada se ponga en su camino:

Je veux que tous les gens se battent pour leurs objectifs car si l’on reste concentré dessus, on fait tout ce que l’on peut pour y arriver, et je pense que même si j’échoue, j’essaierai encore. Peut-être que je serai triste, mais je ne le montrai pas et j’essaierai encore et encore jusqu’à ce que j’y arrive. Je veux montrer à tout le monde que s’il est difficile de réaliser ses rêves, ce n’est pas impossible

Quiero que todos luchen por sus objetivos, pues nos concentramos en eso, hacemos todo lo que podemos por lograrlo, y creo que aunque fracase, seguiré intentándolo. Tal vez me ponga triste, pero no lo demostraré y trataré una y otra vez hasta lograrlo. Quiero mostrarle al mundo que, aunque sea difícil realizar tus sueños, no es imposible.

El campo de refugiados Kakuma está orgulloso de las proezas de sus atletas en Río.

Es esta determinación para recuperarse que Thomas Bach, presidente del Comité Olímpico Internacional, defendió cuando elogió la pasión del equipo que se ganó un desborde de admiración más allá del patriotismo habitual mostrado por los hinchas olímpicos:

It is also a signal to the international community that refugees are our fellow human beings and are an enrichment to society. These refugee athletes will show the world that despite the unimaginable tragedies that they have faced, anyone can contribute to society through their talent, skills and strength of the human spirit

Es también una señal para la comunidad internacional de que los refugiados son nuestro prójimo y enriquecen la sociedad. Estos atletas refugiados mostrarán al mundo que, a pesar de las inimaginables tragedias que han enfrentado, cualquiera puede contribuir con la sociedad a través del talento, habilidades y fortaleza del espíritu humano.

Tegla Loroupe, corredora keniana y mentora del equipo afirmó que el equipo rebosaba de algo especial y unificador:

Ils sont un modele à suivre pour les pauvres du monde entier, pas seulement les réfugiés. C’est pourquoi les gens les ont tant acclamés. C’est cette lutte face à d’immenses défis. Les sportifs de cette équipe, je les aime comme si ils étaient mes propres enfants.

Son un modelo a seguir para los pobres del mundo entero, no solamente para los refugiados. Es por eso que los han aclamado tanrto. Es esta lucha ante desafíos inmensos. A los deportistas de este equipo los amo como si fueran mis propios hijos.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.