¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Un juez del Brasil dice que un fotógrafo tiene la culpa de que la policía le disparase en el ojo

Sérgio Silva with a glass eye and with a sign "Rubber bullet blinds, but won't silence"

Sérgio Andrade da Silva mostrando su ojo de cristal (izquierda). A la derecha, Silva sostiene un cartel que dice: “Las balas de goma podrán cegarme, pero no callarme”. Foto de libre difusión tomada por él mismo.

En junio del 2013, el fotógrafo brasileño Sérgio Andrade da Silva perdió su ojo izquierdo tras el impacto de una bala de goma de un oficial de la policía militar. Silva, que en el instante del accidente se hallaba trabajando en medio de una manifestación, llevó a los tribunales al estado de São Paulo por daños y exigió R$1,2 millones ($375.000) y una pensión vitalicia de R$2.300 al mes como compensación ($720). La demanda también contemplaba la cobertura de todos los gastos médicos.

Tras el juicio celebrado esta semana, el juez ha denegado la petición.

En Brasil las ciudades se han visto inundadas por un aluvión de millones de manifestantes que salieron a las calles para exigir la mejora de los servicios públicos. La periodista Juliana Vallones, del diario Folha de São Paulo, fue también alcanzada en un ojo durante las protestas, pero a diferencia de Silva se recuperó satisfactoriamente.

La web de periodismo alternativo Ponte Jornalismo ha reproducido parte de la sentencia pronunciada por el juez Olavo Zampol Júnior:

as possíveis consequências do que pudesse acontecer, surgindo desse comportamento causa excludente de responsabilidade, onde, por culpa exclusiva do autor, ao se colocar na linha de confronto entre a polícia e os manifestantes, voluntária e conscientemente assumiu o risco de ser alvejado por alguns dos grupos em confronto”.

Las posibles consecuencias de lo sucedido, derivadas de este comportamiento, llevan a la exención de responsabilidad, ya que el sujeto tuvo la culpa al situarse en primera línea de tiro entre policía y manifestantes, arriesgándose a sabiendas y de manera voluntaria a ser un objetivo de los antidisturbios.

En otras palabras, el juez consideró a Silva culpable de haber perdido el ojo porque arriesgó demasiado.

En las redes sociales muchos brasileños reaccionaron ante dicha resolución alegando que a la hora de realizar su trabajo los periodistas no cuentan con protección policial, y a veces son elegidos a propósito como diana en las manifestaciones. La policía militar del Brasil suele mostrarse violenta, no solo con los periodistas sino también con la población negra de las favelas, donde, según informan algunas organizaciones de derechos humanos, ha habido oficiales que han asesinado a sus residentes.

Silva presentó una demanda en Change.org solicitando que el tribunal de apelación de São Paulo revisara la decisión del juez. Al momento de redactar este artículo había conseguido reunir más de 3.000 firmas. Silva comenta en su petición:

A decisão do juiz Olavo Zampol Júnior é mais um episódio vergonhoso e monstruoso de violência judicial contra as vítimas da Polícia Militar. É mais uma demonstração de que o Estado defende apenas seus próprios interesses – e de que esses interesses definitivamente não são os mesmos interesses da cidadania. O que fazer diante de tamanha injustiça? É difícil saber ao certo. É chocante ler um documento público escrito com tal nível de desfaçatez. Mas eu escolho resistir, e sei que tenho muitas pessoas ao meu lado.

La decisión del juez Olavo Zampol Júnior abre otro vergonzoso y monstruoso episodio de violencia judicial con las víctimas de la policía militar, lo que demuestra que el estado solo defiende sus propios derechos, derechos que no son los de la ciudadanía. ¿Qué hacer ante tamaña injusticia? Es difícil saberlo. Cuesta leer tanta desfachatez en un documento oficial. Pero yo elijo oponer resistencia porque sé que cuento con el apoyo de mucha gente.

La gente comentó la decisión del juez en las redes sociales y la comparó con otro episodio de violencia registrado en el 2014 y originado en medio de una protesta, en el que los agresores fueron castigados sin más. En febrero de ese año, el cámara de una cadena de TV brasileña, Santiago Andrade, murió después de haber sido alcanzado por un cohete mientras cubría una manifestación. Más tarde se supo que quienes lo lanzaron eran dos manifestantes que luego fueron sentenciados a un año de prisión bajo fianza. El pasado año, mientras estaban a la espera del juicio, se les concedió la libertad provisional y ahora aguardan la sentencia que los condenará a entre dos y ocho años de cárcel.

Esto es lo que colgó en su página de Facebook el periodista Ignacio Aronovich:

Ignacio Aronovich posted a photo of the moment pothe picture by Domingos Peixoto/AFP, Santiago Andrade (Bandeirantes TV) is hit by a firecracker.

Ignacio Aronovich colgó una foto alojada en Facebook del instante en que Santiago Andrade es alcanzado por un cohete el 2014. Foto de Domingos Peixoto/AFP. Andrade murió a consecuencia de las heridas.

Na foto de Domingos Peixoto/AFP, Santiago Andrade (TV Bandeirantes) é atingido por um rojão.

Quem a justiça considerou culpada?

Quem lançou o artefato.

Em SP, no dia 13 de junho de 2013, Sérgio Silva foi atingido por uma bala de borracha.

Quem a justiça considerou culpada?

O fotógrafo.

Quem estava presente no dia 13 de Junho de 2013 na esquina da Maria Antônia com a Consolação sabe muito bem o que aconteceu ali.

Eu estava.

‪#‎culpadoporfotografar‬

En la foto de Domingos Peixoto/AFP, Santiago Andrade (Bandeirantes TV) es alcanzado por un cohete.

¿A quiénes considera culpables el tribunal?

A la gente que lanzó el cohete.

Sérgio Silva fue alcanzado por una bala de goma en São Paulo el 23 de junio del 2013.

¿A quién considera culpable el tribunal?

Al fotógrafo.

Los que en esa fecha presenciaron los hechos en el cruce entre Maria Antonia con la calle Consolação saben muy bien lo que pasó.

Yo estaba allí.

#CulpableDeFotografiar

El profesor Davi Duarte comentó lo siguiente en su página de Facebook:

O Policial que mira uma bala de borracha no olho de uma pessoa, atira e o deixa cego não é nada além de um psicopata que reforça o repúdio à farda merecido pela população.

Covarde.

El policía que apunta al ojo de una persona con una bala de goma, que luego le dispara y la deja ciega no es más que un sicópata que viene a reafirmar el sentimiento de rechazo de la gente hacia los uniformes. ¡Cobardes!

El también profesor Maycon Nunes manifestó su apoyo a Silva en Facebook:

O Juiz culpa o fotografo Sérgio Silva, por estar na linha de tiro. Culparam a vítima!

Se o Sérgio Silva é culpado por exercer a sua função, por fazer o que é pago para fazer, por fotografar, fica aqui o meu manifesto!

Eu sou cúmplice

http://www.conjur.com.br/2016-ago-17/fotografo-culpado-tiro-deixou-cego-protesto-juiz?utm_source=dlvr.it&utm_medium=facebook

Manifeste-se!

Um povo calado, é um povo aprisionado!
#culpadoporfotografar

El juez culpa al fotógrafo Sérgio Silva de quedarse bajo la línea de fuego. ¡Culpan a la víctima!

Si Silva es culpable de hacer un trabajo remunerado, fotografiar, aquí tienen mi manifiesto:

Yo soy cómplice.

¡Manifiéstense!

¡Un pueblo callado es un pueblo encarcelado!

#CulpableDeFotografiar

"The police officer had his gun pointed to people's heads". Photo by Alice V/Democratize, used with permission

“El oficial de policía apuntaba con su arma a la cabeza de las personas”. Foto de Alice V/Democratize. Usada con permiso.

Los usuarios de Twitter y Facebook están manifestando su apoyo a Silva bajo la etiqueta #culpadoporfotografar (culpable de fotografíar) y muestran sus protestas por la decisión del juez de São Paulo. Oenegés como Article 19 también defienden al fotógrafo, quien recurrirá la decisión al tribunal supremo.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.