¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Un pobre agricultor indio que carga con su difunta mujer se convierte en símbolo de un sistema de salud ineficiente

 A tribal man, along with his 12-year-old daughter, walked around 10km carrying his wife's body on his shoulders as he failed to get a vehicle to transport it from a government hospital in Odisha's Kalahandi district where she died.

Un hombre indígena y su hija de 12 años, anduvieron unos 10 km cargando con el cuerpo de su esposa después de no lograr encontrar un vehículo para llevarlo a un hospital del gobierno en el distrito de Odisha Kahlandi, donde murió. (Captura de pantalla de un vídeo de YouTube).

El 24 de agosto de 2016, Daana, Majhi (48 años) llevó a su mujer enferma, Amanga Dei Manjhi, a un hospital del gobierno del distrito de Kalahandi, en el estado indio de Odisha. Sufría tuberculosos y falleció aproximadamente a medianoche.

Poco después, según consta, el hospital le pidió a Daana que se la llevara, pero se le denegó un coche fúnebre gratuito para llevar el cuerpo de vuelta a casa. Suplicó un vehículo a las autoridades del hospital, pero nadie le ayudó. El pobre agricultor indígena no tenía el dinero suficiente para alquilar un vehículo, por lo que decidió cargar con el cuerpo hasta el pueblo para incinerarla. Desde entonces el hospital ha declarado que se marchó con el cuerpo sin informarles.

Acompañado por su hija de 12 años, Daana envolvió el cuerpo de su difunta esposa en trozos de tela y anduvo unos 10 km hacia su casa. Mientras amanecía, la gente se dio cuenta de que cargaba al hombro a su mujer; en ese momento, su casa en el pueblo de Melaghara estaba aún a 50 km de distancia. Ajit Singh, periodista local de televisión, grabó un vídeo que fue compartido por muchas personas en India; tras mover algunos hilos, la gente del lugar logró una ambulancia, así como algunas donaciones para el funeral.

Al mismo tiempo que el vídeo (y otras imágenes) de Daana cargando con el cuerpo de su mujer se volvía viral, los usuarios de medios sociales explotaron de indignación:

Vivimos en un país en el que un periodista no ayudó a un hombre sin recursos a cargar con el cuerpo difunto de su mujer para así poder hacer de ello una noticia.

Un ministro hace que los policías le lleven en volandas para que sus zapatos no se mojen. Mientras tanto, un hombre carga solo con su difunta mujer hacia las escaleras de acceso al río. ¡Vaya, India!

¿Debería apoyar un deporte en el se gastan rupias en autobuses para felicitar a los ganadores mientras un hombre ni siquiera puede conseguir un bicitaxi para llevar un cuerpo?

Daana no es el único en sufrir un trato tan insensible por parte de una institución pública sanitaria. El viernes 2 de setiembre del 2016, en el distrito de Odisha Malkangiri, un hombre tuvo que andar 6 km cargado con el cuerpo de su hija de 7 años, ya que la ambulancia que les llevaba les dejó presuntamente a medio camino de distancia. Cuando el personal de la ambulancia vio que la niña había fallecido de camino al hospital, les pidieron a los padres que bajaran del vehículo y que se llevaran a casa el cuerpo de su hija. Desde entonces se ha presentado un primer informe (FIR en inglés) contra el conductor en la comisaría de Malkangiri, así como contra un farmacéutico y un ayudante que iba en la ambulancia.

Desafortunadamente, ha habido más ejemplos así:

Un hombre obligado a llevar el cuerpo de su madre (fallecida) en moto después de que una ambulancia se negara a llevarles (M.P)

La Comisión de Derechos Humanos de Odisha investiga actualmente un incidente en el que trabajadores del hospital del distrito de Balasore fracturaron presuntamente un cuerpo por la cadera para poder así llevarlo en un paquete. El cuerpo era el de Taramani Barik, una viuda de 85 años atropellada por un tren de mercancías. Tras el accidente, no había ninguna ambulancia disponible y nadie que pudiera alquilar un coche para llevar el cuerpo al hospital central del distrito, a 30 km, y poder realizarle la autopsia.

Todos estos incidentes apuntan a una anomalía en el área de servicios de salud. De los 19 estados de India, Odisha se sitúa entre los últimos en cuanto a Índice de Desarrollo Humano. En un escrito en Medium, Siddharta Sharma observa que el estado de Odisha tiene dos sistemas para gestionar estos asuntos. Está la Harishchandra Sahayata Yojana (asistencia a pobres e indigentes para honras fúnebres), la cual ofrece ayuda económica a aquellos que no pueden permitirse los costes funerarios de sus familiares fallecidos (un programa que también cubre la incineración de los cuerpos no reclamados). Además, bajo el Sistema Mahaparayana 37, los hospitales del gobierno cuentan con 40 vehículos y un personal de alrededor de 100 miembros para ayudar a llevar los cuerpos. Siddharta preguntó:

The state enjoys the privilege of two schemes for one purpose but why wasn’t the citizenry able to avail it?

El estado tiene el privilegio de contar con dos sistemas para un objetivo, ¿pero por qué todo el mundo no puede acceder a ellos?

Aparajita Mishra, en Being Indian, también tenía preguntas:

When Daana was carrying the corpse with his crying daughter, people assisted him by calling some ‘influential people’. Why do we rely on the crutches of power to get the job done?

Cuando Daana cargaba con el cuerpo de su mujer junto a su hija desconsolada, la gente les ayudó llamando a «personas influyentes». ¿Por qué confiamos en las muletas del poder para lograr que nos hagan un trabajo?

Por último, TS Sudhir escribió en el Huffington Post:

Frankly if these are acche din [good times, a slogan of the ruling party], India was better off in the dark ages. Frankly, Mr Prime Minister, Balochistan can wait, let us fix our Kalahandis [people of Kalahandi district, Odisha] first.

Francamente, si estos son acche din (buenos tiempos, el eslogan del partido del gobierno), India estaba mucho mejor en los malos. Francamente, Sr. primer ministro, Balochistán puede esperar, permítanos arreglar primero a nuestros Kalahandis (habitantes del distrito de Kalahandi, Odisha).

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.