¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Los votantes de Hong Kong eligen a legisladores pro democracia para defender la autonomía de la ciudad ante China

Nathan Law and his election team. Nathan Law's Facebook.

El recién elegido Nathan Law (23 años) y su equipo electoral. Foto del Facebook de Nathan Law.

La oposición política de Hong Kong logró una mayoría de 19 escaños de un total de 35 en las elecciones legislativas de la ciudad el domingo 4 de setiembre, una victoria significativa que les permite continuar su poder de veto contra los partidarios de China.

Marginados por el sistema político no democrático de Hong Kong, en el que la mitad de los 70 escaños del Consejo Legislativo los eligen «circunscripciones funcionales» (grupos específicos de negocios, profesionales, religiosos o sociales), la posibilidad de vetar leyes propuestas en la legislatura es el último resorte de la oposición para ejercer su influencia política.

Este poder ha sido especialmente importante en los últimos años, puesto que Pekín ha intentado reforzar su dominio en la ciudad. Hong Kong es una región administrativa especial de China, una condición que concede en teoría un elevado grado de autonomía.

En el 2014, miles de personas acamparon durante tres meses en el centro de Hong Kong para pedir unas auténticas elecciones democráticas en lo que se conoció como Occupy Central. Tras el movimiento, las tensiones entre la oposición política y el gobierno aumentaron, con algunos demócratas radicales obstaculizando la legislación presentada por el gobierno, como por ejemplo los presupuestos, con un número considerable de cuestiones y enmiendas. Su estrategia de no cooperación supuso un reto serio a la administración del jefe ejecutivo Leung Chun Ying, quien instó a todos a «no votarles» en las elecciones.

La campaña pro China se esforzó considerablemente para decantar la balanza de las elecciones a su favor los días previos a la votación. La Oficina de Enlace china, la cual representa la parte peninsular de Hong Kong, intervino a la hora de coordinar las campañas pro China y de instruir sospechosamente a empleados de empresas chinas en Hong Kong sobre a quién votar. En un hecho sin precedentes, el gobierno de Hong Kong apartó a seis candidatos de las elecciones. Y los principales medios de comunicación lanzaron campañas de desprestigio contra los candidatos a favor de la democracia.

A pesar del esfuerzo, los votantes le dieron a la oposición tres escaños más que en los comicios del 2012, con una participación récord del 58 por ciento.

Asimismo, los votantes han preferido a jóvenes radicales antes que a demócratas moderados como representantes en la legislatura. Su elección se refleja en los dos ganadores más atractivos, Nathan Law Kwun-chung y Eddie Chu Hoidick, defensores ambos de la autonomía de la ciudad.

Law, de 23 años, ganó en el distrito Islas, en Hong Kong, con más de 42.000 votos, convirtiéndose en el legislador más joven de la historia de Hong Kong. Era un líder estudiantil en la sentada de Occupy Central. (Ver la foto de la parte superior).

Eddie Chu Hoi Dick and his election team. via Facebook public page.

Eddie Chu Hoi Dick y su equipo electoral. Foto de Facebook.

Chu, de 38 años, logró más de 84.000 votos en los Nuevos Territorios Occidentales. Empezó con su activismo social como periodista ciudadano en el medio de información ciudadana inmediahk.net en 2005 y desde entonces se ha convertido en activista de asuntos de urbanismo y territorio. (Aclaración total: yo ayudé a fundar inmediahk.net y Chu es amigo mío).

Tanto Law como Chu pertenecen al campo político «localista». El término «localista» hace referencia a los que se oponen a la intervención de Pekín en la administración, el desarrollo y el estilo de vida de la ciudad; y piden el pleno ejercicio de los principios «un país, dos sistemas» y «Hong Kong gobernado por los hongkoneses», tal y como aparece en la ley fundamental de la constitución de la ciudad, así como en la declaración conjunta sino-británica (la cual supuso la cesión del control de la antigua colonia británica de Hong Kong a China).

Un total de seis de los 19 escaños logrados por la oposición política fueron para candidatos localistas en las elecciones directas de los distritos de Hong Kong, quienes lograron casi el 20 por ciento del total de votos. Los comentarios populares dicen que su ascenso es la continuación de las protestas de Occupy Central en 2014. Un simpatizante de Nathan Law publicó una pancarta de este movimiento a favor de la democracia, descubierta por los manifestantes antes de que se les echara de los lugares de la protesta y que rezaba: «¡Volveremos!».

We will be back. via Nathan Law Facebook.

«Volveremos». Foto del Facebook de Nathan Law.

De hecho, la determinación de los hongkoneses a la hora de votar no tiene precedentes. En un colegio electoral, algunos votantes que habían hecho cola antes de las 22:30, hora de cierre de las urnas, tuvieron que esperar durante cuatro horas para depositar su voto a las 02:30.

Some polling stations are crowded with voters. via HKFP.

Algunos colegios electorales atestados de votantes. Foto vía Hong Kong Free Press.

El número total de votantes se quedó en 2'2 millones, y aproximadamente un 60 por ciento de los votos en las elecciones directas fueron para la oposición.

Tal y como han destacado los críticos, los localistas supondrán un dolor de cabeza para Pekín, y la fórmula inmediata de las autoridades chinas, como estaba previsto, es la censura. En China continental se han eliminado publicaciones en medios sociales, las televisiones se han quedado en blanco, y las agencias de noticias han dejado de informar sobre los resultados de las elecciones.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.