¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Un hombre en Crimea se autoinmoló para salvar la cafetería de su esposa de funcionarios, que de todas maneras la arrasaron

Yalta Harbor. Source: Victoria Vasilieva, Flickr

Puerto de Yalta. Fuente: Victoria Vasilieva, Flickr.

Los primeros días de setiembre, Alexander Strekalin, pensionista de 75 años de Yalta, vertió acetona por su espalda, se prendió fuego y se desplomó cerca de la playa Primorsky, en el centro de la ciudad. Strekalin, ex jefe adjunto de la administración de la ciudad de Yalta y que años atrás fue uno de los primeros que atendió la emergencia en Chernobyl, fue llevado a un hospital local, donde murió dos días después.

El hombre de negocios de Yalta que se prendió fuego murió en el hospital.

La autoinmolación de Strekalin fue el dramático punto culminante de una batalla por Khottabych, una cafetería registrada a nombre de su esposa, Mila Seliamieva, ubicada en la playa Primorsky, en el Mar Negro. Varios medios de comunicación informaron que Strekalin se prendió fuego en protesta por los intentos de las autoridades locales de demoler Khottabych, que después fue arrasado. Antes, Strekalin había advertido a los funcionarios locales que se mataría si la ciudad avanzaba hacia su propiedad.

Seliamieva había dicho al periódico Komsomolskaya Pravda que las autoridades locales cerraron los servicios públicos de su café en mayo, y que este último intento de derribar Khottabych era el octavo intento de la ciudad. Khottabych ha sido una instalación fija del parque Primorsky durante más de 15 años, dijo Seliamieva: “Pagamos nuestros impuestos a la ciudad con regularidad y tenemos el certificado del registro de la edificación, un acuerdo para el arrendamiento hasta el 2018”. Mustafa Seliamiev, pariente de Seliamieva, dijo que Strekalin, “en más de una ocasión, trató de llegar a un acuerdo con las actuales autoridades… pero sin éxito. Todo el verano luchamos con los constructores que, bajo las órdenes de la ciudad, trataron de derribar la cafetería”.

Un video de YouTube publicado el 28 de mayo, muestra a agentes de policía sacando a la fuerza a Seliamieva y otras dos personas del techo de Khottabych. Un hombre no identificado le pide a Seliamieva que muestre sus documentos para probar la legalidad de su negocio; después, un grupo de hombres empieza a desarmar el lugar.

Andrei Rostenko, jefe de la administración de la ciudad de Yalta, dijo en mayo que era una “estructura ilegal” que “violaba todas las normas posibles”. Dijo que los arrendadores “no habían cumplido con los estándares sanitarios y epidemiológicos [ni] normas de seguridad o laborales” ni “tomado precaución apropiada de medidas para la prevención de incendios”.

Khottabych parece haber estado en la mira como parte de un intento mayor de los funcionarios de la ciudad de limpiar las playas del centro de la ciudad. Como Rostenko dejó ver en mayo: “No es un secreto que a residentes y visitantes en Yalta [no les] gusta lo que está ocurriendo en la playa Primorsky. Debemos parar el caos, que ha estado pasado durante décadas. Si no hacemos algo, ya no tendremos ciudad sino una aldea con casetas”.

Algunos en Crimea han elogiado la protesta de Strekalin por llamar la atención al exceso del estado en la península. Como escribió el activista Sergei Sardyko, radicado en Yalta, en Facebook luego de la muerte de Strekalin:

Умер Александр Иванович Стрекалин. Своей смертью он обратил внимание всей России на творимые в Ялте беззакония. Мы готовим большой митинг “Ростенко — в отставку!”, просим всех писать письма Путину с просьбой прислать в Ялту правительственную комиссию для проверки земельно-имущественных вопросов и отстранить от работы главу администрации Ростенко. Надеемся, что правоохранители заведут уголовное дело по статье 110 УК РФ “Доведение лица до самоубийства.”

Alexander Ivanovich Strekalin ha muerto. Su deceso llama la atención de toda Rusia a la ilegalidad perpetrada en Yalta. Estamos organizando una protesta “Rostenko—renuncia”, y pidiendo a todos que escriban una carta a Putin solicitando que envíen una comisión del gobierno a Yalta para abordar problemas de tierra y propiedad, y para despedir a Rostenko. Esperamos que los funcionarios encargados de aplicar la ley inicien una investigación penal sobre la base del artículo 110 del Código Penal de la Federación Rusa: “incitación al suicidio”.

Los intentos de limpiar las playas de Yalta se parecen a una campaña actual en Moscú para librar a la ciudad de “negocios ilegales”. Cerca de 100 tiendas y quioscos fueron derribados la noche del 8 al 9 de febrero del 2016, en una ola de destrucción que ha sido llamada la “Noche de las palas largas”. El alcalde de Moscú, Sergei Sobyanin, escribió en el medio social Vkontakte que las tiendas habían sido “erigidas en la década de 1990 con la abierta connivencia o asistencia de funcionarios del gobierno” y eran “peligrosos para los moscovitas”. La ciudad inició una nueva ola de demoliciones (la tercera en general) a fines de agosto.

En Yalta y Moscú, los funcionarios de la ciudad apelaron a códigos de edificaciones y requisitos de salud, así como el beneficio general de la población local, para justificar su abuso de los derechos individuales. Los derechos de propiedad en Yalta, Moscú y en otros lugares de Rusia parecen importar poco frente a la ciudad, estado y hasta imperativos personales. Seliamieva ha dicho que planea demandar a la ciudad, pero ante un “dominio extraordinario, al estilo de Moscú“, estará peleando una batalla cuesta arriba.

Pero no hay que preocuparse: los funcionarios de Yalta han prometido tener en consideración el “factor humano” la próxima vez que deban demoler “estructuras no autorizadas”. El subjefe de la administración de la ciudad declaró a la cadena de televisión Crimea 24: “Por supuesto, hemos aprendido de esto, y tendremos un enfoque más balanceado para resolver esos problemas en el futuro, considerando las cualidades emocionales de una persona”.

La causa número uno de suicidio es la depresión no tratada. La depresión es tratable y el suicidio se puede prevenir. Se puede encontrar ayuda en líneas de apoyo confidenciales para los suicidas y personas en crisis emocional. Visita Befrienders.org para encontrar una línea de ayuda de prevención de suicidio en tu país.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.